La Laguna

Abreu incumple su ultimátum y la Mesa del Pacto dirimirá la crisis

Los concejales socialistas no presentaron su dimisión, como dijeron que harían si el alcalde no rectificaba

14.12.2015 | 02:17
Abreu incumple su ultimátum y la Mesa del Pacto dirimirá la crisis
El socialista Javier Abreu comparece ante los medios al finalizar la reunión de su partido, el pasado viernes. | josé luis gonzález

Las oficinas municipales de La Laguna cerraron ayer a las 13:00 horas sin recibir ningún escrito de dimisión de los cinco concejales socialistas, según confirmaron fuentes oficiales del Ayuntamiento. Su líder local, Javier Abreu, había lanzado un ultimátum el viernes por la tarde, al salir de la reunión extraordinaria del PSOE lagunero, pidiendo al alcalde nacionalista, José Alberto Díaz, que rectificara el decreto que firmó el viernes a primera hora para retirarle las competencias en materia de Aguas y anunció que si no lo hacía, todo su grupo renunciaría en bloque ayer al mediodía, algo que finalmente no sucedió.

La Ejecutiva Local de Coalición Canaria (CC) y el PSOE de Canarias pidieron ayer que se convoque la Mesa de Seguimiento del Pacto CC-PSOE, después de que Díaz anunciara que gestionará Teidagua, de la que ya es presidente del consejo de administración por razón de su cargo como alcalde, y que hasta ahora había coordinado Abreu. Ambos partidos han acordado que la mesa se reúna la próxima semana. Casi con seguridad, el primer encuentro informal será mañana mismo.

La dirección regional socialista, en un comunicado, hizo un llamamiento a la responsabilidad para normalizar la situación institucional en el Ayuntamiento de La Laguna y destacó la necesidad de "estabilidad" que tiene la institución. Por su parte, el comunicado de los nacionalistas da la razón a los socialistas al admitir que "cualquier variación de la estructura competencial cambia las condiciones del pacto de gobernabilidad", aunque también recuerda que Abreu rechazó este pacto públicamente "en decenas de ocasiones".

El portavoz de la Ejecutiva Local de CC en La Laguna, Juan Manuel Castañeda, detalló ayer que el alcalde compareció en este órgano para explicar que la decisión de ponerse al frente de Teidagua fue "por cuestiones organizativas", dejando en manos de Abreu "otra serie de áreas muy importantes para el municipio como la recogida de basura, el alumbrado público y participación ciudadana, entre otras".

La Ejecutiva nacionalista también valoró el comunicado que recibieron el viernes, firmado por los cinco concejales socialistas, en el que decían que dimitirían si no se reponía el área de Aguas a Abreu y que romperían el pacto. Castañeda recalcó que Coalición "ha cumplido el pacto suscrito" y apuntó que "ha sido Abreu quien ha estado lanzando permanentemente elementos de distorsión, hablando de desgobierno y de falta de coordinación". También reprochó al Grupo Socialista de La Laguna que en el pleno de noviembre votara a favor de una moción de la oposición contraria a la construcción de la regasificadora en la Isla, al ser este un proyecto recogido en el pacto de Gobierno regional, que fue firmado por Pedro Sánchez, secretario general de la Ejecutiva federal PSOE, y que en el pleno del pasado jueves también dejaran al equipo de Gobierno lagunero en minoría, al ausentarse del salón de plenos para ir al baño los concejales, Zebenzuí González y Yeray Rodríguez, para que se aprobara una moción crítica con el Ejecutivo local.

"No podemos estar de acuerdo con la escalada de deslealtades que se han venido protagonizando los socialistas en el equipo de Gobierno de La Laguna", recalca la Ejecutiva de Coalición. "Entendemos que no se puede estar en el Gobierno y en la oposición al mismo tiempo porque esto va en contra de los vecinos del municipio", subrayó José Manuel Castañeda.

Durante la tarde de ayer, Abreu rehusó hacer declaraciones y tampoco quiso hablar con los medios el presidente del Comité local de los socialistas, Pedro Ramos. Según fuentes del partido, Ramos ha manifestado internamente su malestar con la decisión unilateral de Coalición Canaria de reducir las competencias del Grupo Socialista, al considerar que la medida contraviene el reparto de áreas establecido en el pacto de Gobierno del municipio. Ramos reconoce ante los suyos que el decreto de Alcaldía de destitución de Abreu en Aguas se ajusta a la normativa municipal pero no cree que sea el cauce correcto.

Ramos también está sorprendido, según señalan estas fuentes, de que el portavoz de su partido se haya aventurado a anunciar la dimisión de todos los concejales de La Laguna al salir de la reunión del viernes, ya que apuntan que el presidente del partido cree que una decisión de este tipo debe adoptarse en la Mesa del Pacto. Además, entre las filas socialistas también cuestionan que Abreu, que es el secretario general del Comité lagunero, hablara el viernes en nombre del partido para dar un ultimátum a José Alberto Díaz y asegurara que se había decidido en una ejecutiva, cuando la reunión no se puede considerar como tal. Una ejecutiva no se puede convocar en campaña electoral, si no se solicita en tiempo y forma y sin contar con la asistencia de la mitad más uno de sus miembros. De hecho, entre los ausentes estaba el propio presidente del partido en La Laguna, Pedro Ramos. Por todo esto, en el PSOE consideran que lo del viernes en la sede de la calle San Antonio fue una reunión informal y no una ejecutiva de carácter oficial.

Desde que el pacto del municipio comenzó a tambalearse, no ha habido pronunciamientos por parte de la Ejecutiva Federal del PSOE, de la que Abreu dimitió para no firmar un pacto de gobierno en minoría con Coalición Canaria (CC) que le imponía su partido. Tampoco ha salido ahora a la palestra nadie de la Ejecutiva regional. Ni su secretario general, José Miguel Pérez, quiso hablar ayer ni ningún otro de los altos cargos del partido. También prefirió mantenerse en silencio la vicepresidenta del Gobierno de Canarias, Patricia Hernández.

La ruptura de la alianza entre CC y PSOE en La Laguna pondría en peligro la continuidad del pacto regional. Por eso, desde ambas formaciones apuestan por reconducir la situación. La única vía posible, admiten, sería que Javier Abreu firmara el pacto comprometiéndose a respetar con lealtad el acuerdo.

Una de las pocas manifestaciones públicas de apoyo a Javier Abreu desde que se inició el cisma en Aguere fue protagonizada por el socialista Florentino Guzmán, actual director insular de Seguridad, que el viernes publicó en Twitter un mensaje calificando la medida de Coalición de "puñalada" y aseverando: "Estoy contigo Javier".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine