ÚLTIMA HORA
Derrota del Iberostar Tenerife (65-71)
La Laguna

Los socialistas romperán el pacto si el alcalde no revoca la destitución de Abreu

José Alberto Díaz anuncia que gestionará Teidagua, al ser un ámbito "estratégico" en el Gobierno

13.12.2015 | 09:51
Javier Abreu a su llegada a la Ejecutiva Local, ayer, acompañado por miembros de su partido

El líder de los socialistas laguneros, Javier Abreu, aseguró ayer que su partido pasará a formar parte de la oposición si el alcalde del municipio, José Alberto Díaz, no revoca su destitución como concejal de Aguas y consejero delegado de Teidagua. El concejal recalcó que la Ejecutiva Local de su partido acordó ayer por unanimidad de los asistentes "instar a Coalición Canaria (CC), y en particular a José Alberto, a considerar su posición de aquí a mañana [hoy para el lector] a las 12:00 horas". De no ser así, en ese mismo momento, los cinco concejales socialistas presentarán su dimisión y dejarán el grupo de gobierno, ampliando la minoría en la que gobiernan los nacionalistas –que solo tienen 7 de los 27 concejales del pleno–, quedando a la espera de acuerdos puntuales con los partidos de la oposición para sacar adelante sus propuestas.

José Alberto Díaz informó ayer de que gestionará de forma directa la empresa del suministro de agua en el municipio, ya que considera que se trata "de un ámbito estratégico dentro de la acción de política de Gobierno". De esta manera, apunta, "se unificarían las responsabilidades y se simplificaría la dualidad en la gestión del área", dado que el alcalde ostenta la presidencia de Teidagua por razón de su cargo. En un comunicado, Díaz señaló que "el objetivo final es lograr una mayor coordinación en las acciones que tengan que ver con esta materia".

En este sentido, Javier Abreu manifestó que "es un área igual de estratégica que el día en el que hablamos del reparto e igual de estratégica que en el mandato anterior". Para el hasta ahora consejero delegado de Teidagua, lo único que ha variado es que el pasado jueves los técnicos encontraron agua en el segundo pozo de Las Gavias, lo que supondría, según fuentes socialistas, un ahorro de 6 millones de euros anuales en la compra de agua a galerías privadas.

El agua encontrada en el pozo de Las Gavias es la única explicación que el concejal socialista encuentra a este asunto, ya que matizó que hasta ayer por la tarde "nadie de CC ha hablado con nosotros" para informarlos sobre la situación actual.

Abreu insistió en que "es CC quien está creando la inestabilidad en La Laguna, por lo que son ellos quienes deben asumirla. El partido socialista en La Laguna se siente libre de cualquier compromiso, porque quien lo ha roto ha sido CC". Por su parte, la Ejecutiva Local indicó, a través de un comunicado, que "el cese de Abreu es un incumplimiento grave del pacto de Gobierno en el Ayuntamiento lagunero y genera un clima de inestabilidad que perjudica a la gestión municipal en un momento en el que se están debatiendo los Presupuestos municipales y otros temas de gran relevancia para el municipio".

En caso de que el alcalde no dé marcha atrás en su decisión, Javier Abreu perdería su sueldo de la compañía municipal de aguas, el único que percibía tras haber rechazado cobrar como concejal, al igual que en el anterior mandato. Aún así, Abreu podría solicitar al alcalde que lo libere y cobrar, al igual que el resto de compañeros del grupo de Gobierno, por su labor como edil.

El decreto firmado ayer por la mañana por José Alberto Díaz solo quitó a Abreu las competencias en materia de Aguas. El líder de los socialistas mantiene las áreas que le delegó el alcalde con el decreto del 10 de julio pasado, que son las de Servicios Municipales, Medio Ambiente, Participación Ciudadana, Sanidad, Mercado, Cementerios, Alumbrado Público, Parques y Jardines, y otros Servicios Públicos Municipales.

Además, a cambio de la gestión de Teidagua, Díaz decidió traspasarle ayer a Abreu las competencias relacionadas con el Parque Rural de Anaga, recientemente declarado por la Unesco como Reserva de la Biosfera, un título que el alcalde asegura que hará que llegue una ingente cantidad de recursos de la Unión Europa y de otras administraciones que habrá que gestionar para su protección y mejora.

CC y PSOE han sido un tándem mal avenido desde el principio del mandato. El primer gesto quedó patente en que ninguno de los líderes locales firmaran el pacto de Gobierno, sino que quedara en manos de las cúpulas de sus respectivos partidos. Abreu nunca reconoció ese documento y declaró en repetidas ocasiones que si hubiera sido una decisión suya no hubiera llegado a una alianza con los nacionalistas.

Tras el reparto de áreas, se pusieron en marcha lo que la oposición comenzó a denunciar que eran "dos ayuntamientos bien identificados sin ninguna cohesión". "Los socios de Gobierno no se enteran de lo que hace el otro", critican desde hace meses los distintos grupos políticos. Esa división también dañó la relación personal entre José Alberto Díaz y Javier Abreu, lo que se evidenció en infinidad de juntas de gobierno y comisiones internas del Ayuntamiento en las que sus compañeros de Corporación aseguran que ni se dirigían la palabra.
Los plenos tampoco han estado libres de polémica. Como nuestra, lo que sucedió el pasado jueves a cuenta de la moción presentada por Teresa Berástegui, de Ciudadanos, para impulsar la creación de una Comisión de Control del gasto municipal. En el debate de la moción el líder de Unid@s, Rubens Ascanio, y la portavoz de CC, Flora Marrero, se enzarzaron a cuenta de la gestión de la ex alcaldesa nacionalista Ana Oramas. Justo en el momento de la votación, después de un receso para que los portavoces pudieran ponerse de acuerdo, dos ediles socialistas salieron del salón de plenos dejando al Gobierno en minoría con 10 votos, lo que permitió que se aprobara solo con los 11 que sumaban Unid@s, XTF-NC y Ciudadanos, ya que el Partido Popular se abstuvo.

Sin duda, la foto del encendido del alumbrado navideño también escenificó las malas relaciones entre PSOE y CC, ya que el grupo nacionalista fue el único que no fue convocado a la ceremonia. Incluso, durante la Noche en Blanco Abreu compareció ante los medios por separado, mientras que Díaz lo hizo junto a la concejal socialista de Cultura, María José Castañeda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine