Santa Cruz

Adiós al alma de la Peña Salamanca

El fallecimiento de Francisco Díaz Alpañez deja huérfana a la agrupación que fundó en 1960

12.12.2015 | 19:16
La entrega de la Medalla de Oro de la Peña de Salamanca a la opinión de tenerife, que tuvo lugar en 2013.

El Carnaval chicharrero, el Club Deportivo Tenerife y la ciudad entera de Santa Cruz de Tenerife perdió ayer a uno de sus vecinos más ilustres: Francisco Díaz Alpañez, presidente fundador de la Peña Deportiva Benéfica Salamanca e Hijo Ilustre de Tenerife. Ahora, el fallecimiento de este chicharrero, que el pasado día 8 cumplió 80 años, deja huérfana a una de las agrupaciones con más historia de la capital, que destaca por su labor social.

Francisco Díaz Alpañez o Paco Alpañez, como lo conocían, recibió el título de Hijo Ilustre de Tenerife el 27 de junio del 2008 en un acto en el que se reconoció su carácter altruista y su dedicación hacia los demás. Además, desde 1965 también poseía la Insignia de Oro y Brillantes del CD Tenerife.

La Peña Salamanca nació de la mano del propio Alpañez en 1960. Todo comenzó hace décadas en unos salones que existían en este barrio chicharrero, donde se reunían los vecinos durante las Fiestas de Invierno. Cuando el Carnaval volvió como tal a la capital, las actividades de este grupo salieron de aquellos salones y Alpañez llevó el sentido benéfico y festivo de la Peña a todos los rincones de la Isla.

Ismael del Rosario, hijo de Alpañez, sentenció ayer que "mi padre era la Peña Salamanca" y reconoció que no sabe lo que pasará ahora con esta agrupación. "Yo soy el secretario de la Peña, pero mi padre vivía su puesto de una manera muy especial y no sé si alguien sabrá ponerle tanto cariño como él le ponía a esta labor", destacó el hijo.

La Peña Benéfica Salamanca, que ha resistido el paso del tiempo de una manera excepcional, se encuentra ubicada en uno de los barrios más tradicionales de la capital tinerfeña. Entre sus actuaciones, además de los actos benéficos y el apoyo al CD Tenerife, destaca la presentación de candidatas a las galas de elección de la Reina Infantil y Adulta en el Carnaval santacrucero. Su fidelidad al CD Tenerife es inigualable y durante más de 40 años han hecho suyos los colores azul y blanco.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, aseguró ayer, tras conocer el fallecimiento de Alpañez, que "este día no solo es triste para Santa Cruz, sino que también lo es para la Isla, pues hemos perdido a un chicharrero ilustre". "Era un entusiasta y muy carnavalero", recordó el primer edil de la capital tinerfeña, quien también hizo referencia a la faceta más solidaria de Alpañez. "Siempre le recordaré como un gran aficionado al Tenerife de Primera División", agregó.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, también lamentó ayer por la tarde el fallecimiento de Alpañez. El nacionalista resaltó que el fundador de la Peña Salamanca "llevaba a Tenerife en su corazón" y destacó la entrega y el amor a la Isla y hacia la sociedad de Paco Alpañez, ya que a lo largo de los años "hizo gala de un tinerfeñismo indiscutible y de una dedicación inagotable por su tierra", afirmó.

El expresidente del Cabildo Ricardo Melchior quien le entregó a Alpañez el título de Hijo Ilustre, lamentó también su fallecimiento. "Era una persona con muchas virtudes, pero la principal era la pasión que sentía por su ciudad y su Isla", sentenció Melchior quien añadió que "Paco era el alma de la Peña Salamanca y es muy difícil que la agrupación sobreviva ahora a su muerte". Ambos se conocieron durante los primeros años de vida de la Peña y el nacionalista pudo ser testigo de la generosidad que lo caracterizaba. "Siempre que ocurrió una desgracia en Tenerife, ahí estaba Paco para ayudar", recordó.

La Peña Benéfica Salamanca se ha relacionado, desde su creación en 1960, con los sectores más diversos de la sociedad chicharrera. Durante años llevó a cabo la entrega de sus medallas de oro y de plata y, en 2013, su mayor distinción fue a parar a la opinión de tenerife. En aquel acto de entrega, el director del periódico, Joaquín Catalán, destacó la contribución social que realizan los socios de la agrupación y sus simpatizantes.

Alpañez trabajó durante muchos años en el Servicio Mortuorio del Hospital Universitario de Canarias y más tarde formó parte del equipo de trasplantes. Hace cinco años le diagnosticaron un cáncer contra el que peleó hasta la mañana de ayer. El velatorio tiene lugar en el Tanatorio de Ikea y el entierro se celebrará hoy, en el cementerio de Santa Lastenia, a partir de las 15:30 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine