Arico

El TSJC anula la subida de agua de 2013 y le da la razón al Gobierno de Canarias

La sentencia dictamina que el Consistorio debía elevar la modificación de la tarifa al Ejecutivo

11.12.2015 | 13:48
Imagen general del municipio de Arico.

La subida de agua llevada acabo por el Ayuntamiento de Arico en 2013 ha quedado anulada. El Tribunal Superior de Justicia del Gobierno de Canarias (TSJC) le acaba de dar la razón al Gobierno de Canarias, quien había recurrido esta medida al considerar que las modificaciones de la correspondiente ordenanza deben ser sometidas al dictamen de la Comisión Territorial de Precios de la Consejería de Industria y Comercio. Por su parte, el equipo de gobierno local aclara que esta resolución "solo se trata de una advertencia, no tiene consecuencias económicas ni políticas".

Tal y como avanzó el periódico digital Tenerife Ahora, la sentencia del TSJC dictamina que "al ser la subida de agua una tarifa y no una tasa", el Ayuntamiento de Arico debía haber instruido un expediente con la propuesta del concesionario, elaborar los informes precisos, así como su redacción, y finalmente, elevarla al órgano competente de la Comunidad Autónoma para su autorización, que en este caso es la Comisión Territorial de Precios de la Consejería de Industria y Comercio.

En concreto, para su resolución, el TSJC hace referencia a una nueva jurisprudencia del Tribunal Constitucional de 2007, según la cual, se estableció un criterio diferenciador entre tasa y tarifa, en base a que la gestión del servicio sea directa o indirecta. Así, la sentencia detalla que se entiende como tarifa cuando el objeto de la prestación en que consiste el servicio permite una relación individualizada y evaluable, entre el gestor y el usuario como es el caso del suministro domiciliario de agua o el transporte de viajeros.

Mientras que, por el contrario, cuando las características del servicio hacen muy difícil o imposible establecer esa relación y esa evaluación singular de la prestación, como por ejemplo en el caso del servicio de recogida de residuos urbanos, se impone el régimen de tasa.

El concejal de Hacienda del Consistorio de Arico, Andrés Martínez, detalla que el TSJC "viene a decir que el servicio de agua se regula como precio público y, por tanto, debe ser sometido a la Comisión Territorial e Precios". "La sentencia no tiene repercusiones económicas, sino que aclara cuál debe ser el procedimiento para llevar a cabo una medida de este tipo", puntualiza el edil.

El responsable de Hacienda señala que, a raíz de la sentencia, el Ayuntamiento deberá aprobar o modificar la subida del agua en 2016, dirigiéndose a la Comisión de Precios "que tendrá en cuenta el incremento solicitado por la empresa que lleva a cabo el servicio a raíz de sus estudios". "Ya no es el Consistorio el que tiene la competencia, como se venía haciendo hace unos años", , concluye Martínez.

Caso

En el caso de la subida de agua del Ayuntamiento de Arico de 2013, cuando era alcalde Juan José Armas Marrero (CCN) en su defensa, el Consistorio sostenía que las entidades locales no tienen la obligación de solicitar la intervención de la Comunidad Autónoma para la aprobación o modificación de las tasas por suministro del agua, en cuanto ella supondría una vulneración de la autonomía tributaria municipal.

Por el contrario, el Gobierno de Canarias se apoyaba en la tesis de que el reconocimiento de la autonomía tributaria local no puede entenderse en el sentido de los bienes y servicios prestados por los ayuntamientos ni que estos queden al margen de la ordenación general de la economía que incumbe al Estado y de las medidas ejecutivas que asuman las comunidades en virtud de la transferencia de competencias del Estado a las mismas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine