Güímar

La alcaldesa más popular

Carmen Luisa Castro se ha convertido en la política más mediática de la Isla por episodios como la expedición a ´Sálvame´ o la raya azul

09.12.2015 | 02:20

"Ya nos conocen en todos lados. Hasta en la Península saben pronunciar bien el nombre del pueblo". Esto comenta con orgullo María del Carmen a su amiga Milagros Castro, con quien comparte una animada charla en el patio del Ayuntamiento de Güímar durante la tradicional degustación de mistelas celebrada ayer. "¿Sabes que el programa de Sálvame en el que estuvimos tuvo una audiencia de más del 80% en Güímar? ¡Ni un mundial de fútbol!", añade la señora mientras le echa mano a unos pastelitos navideños. "Mira que lo pasamos bien. Más que del diez ¡fue del veinte! Hasta el resto del público estaba celoso por el recibimiento que nos dieron", le responde entre risas su vecina Castro.
María del Carmen y Milagros Castro son dos de las güimareras que estuvieron en el viaje organizado por la alcaldesa del municipio, la popular Carmen Luisa Castro, a la capital española y que incluía una visita, el pasado 27 de noviembre, al programa rosa de Telecinco Sálvame. Para ellas, la aventura, que se hizo famosa gracias al espectacular recibimiento de los responsables y tertulianos del show, fue "increíble". "Lo pasamos estupendamente", asegura Castro.

La güímarera reconoce que también les han llovido las criticas. Algo que a ella no le importa. "La gente de Güímar no tiene sentido del humor", espeta Castro. Y para su alcaldesa, no tiene más que buenas palabras. "Me encanta. Es muy cercana y en el viaje fue una más con todos los vecinos", opina Castro, quien añade que "tan mal no habremos quedado cuando por ahí se rumorea que en otros pueblos ya nos están copiando la idea".

El paso de la primera mandataria y los vecinos por Sálvame ha terminado de relanzar la popularidad de una alcaldesa que está de moda. Ella misma reconoce que allá por donde va la paran para saludarla y que a sus compañeros del PP les preguntan más por Güímar que por los problemas de sus municipios. "El otro día, Manuel Domínguez [presidente del PP de Tenerife y alcalde de Los Realejos] me dijo que le hicieron más de tres preguntas relacionadas conmigo. ¿Y yo qué le hago?", se pregunta con humor.

Pero no solo el paso por Sálvame le ha valido para alcanzar el podio de la fama. Son muchas las polémicas que la del PP ha protagonizado en el último año y que la han convertido en una de las políticas más mediáticas de la Isla, con diferencia. Luisi, como la llaman, fue la primera en aplicar la llamada ley mordaza a un joven de su municipio que llamó "escaqueados" a los policías locales en Facebook y también fue la más rápida en retirar los carteles colocados por el Gobierno canario que prohibían el baño y la pesca en algunos de los muellitos isleños, como el del Puertito de Güímar. Pero también llegó un día y quitó las cerraduras de la piscina, para que pasara a manos municipales –de hecho, lo ha conseguido–, o apoyó el parque temático Mimiland en los barrancos destruidos por la extracción ilegal de áridos, un proyecto megalómano que ha provocado un amplio rechazo porque aparentemente parece irrealizable.

Además, la popular acaparó portadas y minutos de gloria en televisión al pintar una raya azul en el Polígono Industrial Valle de Güímar para separar y diferenciar a su municipio de la localidad colindante, Arafo. En las redes sociales se bromeó con que con esta decisión obligó a "movilizar a la tropas araferas". Asimismo, parece que con la pintura que le sobró, Castro ha aprovechado para hacer un lavado de cara y cambiar la fachada de algunos de los edificios municipales, como el cementerio de la localidad, algo que también ha levantado las críticas entre vecinos y tinerfeños. ¿Por qué? Porque usó el color azul, el de su partido, el PP.

En las calles de Güímar no todos acogen por igual eso de tener a la alcaldesa más popular. Una buena parte del pueblo, como María del Carmen y Milagros Castro, defienden a su mandataria y la definen como "una persona encantadora", pero otros reprueban sus actuaciones y defiende que "hay mejores cosas que hacer". De las primeras son también María Mercedes, Nieves Román y José Manuel García. Estos tres vecinos no participaron en el viaje a Madrid pero no sería por ganas. "Yo me fui a apuntar pero llegué tarde y ya no quedaban plazas", revela Mercedes.
Estos güimareros no entienden que la visita a Sálvame haya suscitado tantas críticas. "Cada uno que haga con su dinero lo que quiera. Ni que hubiera sido financiado con dinero público"..., opina García. Este residente asegura que Castro es una de esas políticas "responsables y eficaces", pero también es "muy cercana". "Se mete a comer papas con gofio en tu casa si puede", añade.

Los vecinos destacan que Castro ha hecho "cosas muy buenas" por Güímar. Así, Román apunta que "tiene el pueblo muy limpio, ha abierto la piscina municipal con dos meses de prueba gratuitos y le ha dado vida al comercio con iniciativas como la Noche en Blanco o la Ruta de la tapa". Para ella, hasta la guerra de la raya azul "estuvo bien". "Así se puede ver que la parte de Güímar está muy limpia y la de Arafo, no", manifiesta esta vecina.

En el otro lado, vecinos como María Pérez tachan las actuaciones de la alcaldesa de "chiquilladas". "Hay cosas más importantes que hacer que salir por la tele", señala Pérez. En este mismo sentido, el joven Jorge Luis Delgado añade que "el dinero se lo hubiera gastado en ayudar a los jóvenes". Este güimarero asegura que el municipio "cada vez va a peor". Delgado también critica la pintada del Polígono "porque no sirve sino para dividir y enfrentar a dos municipio". "Si hasta ha pintando el cementerio de azul", revela indignado el vecino.

Algunos, como la empresaria local Nena Pérez, no toman partido ni de uno ni de otro bando. "La alcaldesa es una gran trabajadora pero lo cierto es que los negocios del municipio se mueren día a día", resalta la güimarera. Pérez puntualiza que "al pueblo le falta vida durante el día". "Los vecinos se están yendo a comprar a otros municipios", señala. Para ella, la popular "puede gustar o no, pero está claro que ha movido más cosas que otros alcaldes". "Por lo menos, lo intenta", concluye tajante Pérez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine