Santa Cruz

Un pulmón verde oculto en La Salud

P El vivero municipal produce 42.000 plantas al año P Desde hace tres años fabrica su propio abono

06.12.2015 | 02:00
En las instalaciones del vivero trabajan nueve empleados municipales.

No muchos vecinos saben que Santa Cruz tiene un vivero municipal en el que tan solo el año pasado se produjeron casi 42.000 especies vegetales. Está en el barrio de La Salud, junto al antiguo mercado donde hoy ensayan muchos grupos del Carnaval. Colinda con una de las laderas del Barranco de Santos e incluso parte de su producción nace en un lateral del cauce. El vivero de Santa Cruz existe desde hace más de 50 años. Antes se ubicaba en el parque de La Granja. A mediados de los años 70 fue trasladado a su actual ubicación.

Todas las zonas verdes del municipio se nutren de los ejemplares que crecen en estas instalaciones, a excepción de las flores de temporada, como las de Pascua. Producir este tipo de ejemplares requeriría disponer de una superficie mayor a la actual, dada la cantidad que se necesitan para cumplir con la demanda que existe, así como de instalaciones específicas que en estos momentos no existen en el vivero donde trabajan nueve personas, personal fijo del Ayuntamiento, desde hace años, algunos incluso décadas.

Tampoco se cultivan en el vivero árboles frutales. Su presencia en las calles solo acarrearía problemas de insectos. Esta decisión no es exclusiva del municipio de Santa Cruz, si no que muchas ciudades obvian este tipo de ejemplares por el mismo motivo.

Desde hace unos tres años se ha incorporado una nueva actividad al vivero. Se trata de la elaboración de Compost vegetal a partir de los restos de podas y de las siegas de los céspedes que se producen en las labores de mantenimiento de todas las zonas verdes. "Santa Cruz es el único municipio de Canarias que, con titularidad municipal, produce abono de este tipo", explicó Dámaso Arteaga, concejal de Parques y Jardines. La planta de compostaje tiene una superficie de 560 metros cuadrados.

Formación

Todo el proceso de elaboración, transformando la materia orgánica en humus de nutrición, se realiza bajo un control estricto. Su finalidad es utilizar el producto en mejorar la calidad de los suelos de las zonas verdes del municipio. El personal del vivero se ha formado de manera específica para poder llevar a cabo todo este proceso. En 2014 se produjeron 390 metros cúbicos de compost que fueron utilizados en el propio vivero para los cultivos así como en otras zonas de la ciudad.

Dentro del vivero se cultivan, sobre todo, plantas ornamentales en macetas. Los métodos de producción son variados y abarcan desde la siembra de semillas al aire libre pero también en uno de los dos invernaderos que hay en la instalación. La duración de los cultivos es variable. En algunos casos su vida se prolonga durante solo tres meses y hasta más de dos años si la atención se centra en arbusto, palmeras o árboles. Las semillas que se emplean en el vivero se obtienen de los parques y jardines de la ciudad, en plena calle.

El vivero alberga un gran número de especies y variedades de plantas ornamentales y autóctonas. Desde el Ayuntamiento presumen de que Santa Cruz tiene una flora urbana de las más ricas del mundo. Así, solo entre el García Sanabria y el Palmétum se superan las 2.000 especies. Además, repartidas entre calles y avenidas en la ciudad existen alineaciones a pie de vía con más de 100 especies entre árboles y palmeras.
Respeto

Desde el área de Parques y Jardines, tanto su concejal como los trabajadores municipales, tienen muy claro que la colaboración ciudadana es vital para garantizar el correcto cuidado de todas las especies vegetales que se plantan en la calle o en cualquier parque de todos los barrios de Santa Cruz. Es habitual encontrarse con actos vandálicos que estropean la vegetación que durante meses ha crecido dentro de este vivero. "Los ciudadanos tienen que comprender que estas plantas, que esos árboles, forman parte de su ciudad, de su casa, y es necesario que las cuiden", explicó Dámaso Arteaga.

De la misma forma, el edil nacionalista aprovechó para pedir paciencia a los vecinos de zonas como la Avenida San Sebastián, donde los árboles y la resina que sueltan provocan molestias tanto entre los residentes de la zona como en los que cada día pasan por esta calle. La prioridad del Ayuntamiento en cualquier caso, una vez garantizada la seguridad de los ciudadanos, es velar por las plantas y árboles. "Se intenta siempre cuidar y tratar a los ejemplares que dan problemas, por la contaminación, por el escaso espacio que tienen sus raíces; la intención siempre es sanarlos, nunca destruirlos, por eso siempre se intenta intervenir en ellos antes de destruirlos", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine