Elecciones al Parlamento de Venezuela

"Nos han quitado todo, hasta el miedo"

Un joven recién llegado a Tenerife de la Octava Isla desea que los comicios traigan un gran cambio

07.12.2015 | 00:45
Varias mujeres en el local que Unión Canario Venezolana habilitó ayer en La Laguna para seguir los comicios.

"Nos han quitado todo, hasta el miedo". Con estas palabras se refería Henry Olavarria, un venezolano de 18 años que llegó a la Isla hace 15 días, a la lucha que la oposición llevó a cabo ayer en las elecciones para conseguir mayoría en la Asamblea Nacional. Este joven manifestó que la situación en el país es "grave", sobre todo "la inseguridad". "Diez días antes de venir vi como robaban el coche que estaba aparcado a mi lado a plena luz del día", aseguró.

Olavarria expuso que hasta un acto cotidiano para los jóvenes como ir a la universidad puede convertirse en una trampa mortal. "Dos semanas antes de matricularme en la facultad un muchacho fue asesinado en la universidad", contó.

Estas son solo algunas de las vivencias que ha experimentado este chico de 18 años en su país de origen y que han hecho que se posicione en contra del Gobierno chavista de Nicolás Maduro, algo que le hace ver estas elecciones como una posibilidad real de "tomar una salida directa hacia la democracia". Olavarria explicó que si finalmente la oposición llega a controlar el Parlamento venezolano, "tendrá los instrumentos para recuperar el país y dar la libertad a los presos políticos".

Este joven inmigrante fue uno de los venezolanos que se reunieron ayer en el local habilitado por la Unión Canario Venezolana en Finca España, La Laguna, para seguir el resultado de las elecciones. A través de televisores y ordenadores, quienes se acercaron al lugar pudieron seguir minuto a minuto lo que estaba sucediendo en su país de origen, en una jornada que calificaron de decisiva para la historia del país.

Pero a pesar de la expectación que despertaron estos comicios al Parlamento entre los venezolanos residentes en la Isla, ellos no pudieron ejercer su derecho al voto, ya que las leyes del país las consideran unas elecciones locales.

El coordinador de Voluntad Popular en Canarias, Máximo Díaz-Estévanez, aseguró en el local de Finca España que "el régimen nos ha cortado de un plumazo nuestra derecho a votar". Para él, la victoria en estas elecciones significa "el comienzo del rescate de las instituciones democráticas, ya que cuando pierda la mayoría en el Parlamento, al presidente le costará más hacer y deshacer sin rendir cuentas".

Todas las encuestas daban mayoría a la oposición y por eso quienes apuestan por el cambio político en Venezuela, como el presidente de la Unión Canario Venezolana, Agustín Rodríguez, "vivimos estas elecciones con optimismo, pero también con preocupación". Por un lado, son positivos porque los sondeos les auguraban que iban a ser los ganadores, pero por otro "queremos que el Gobierno reconozca los resultados".

Aseguran que durante la jornada se han producido en el país venezolano varias irregularidades. "Algunos colegios electorales han abierto tarde para desalentar a los votantes, pero por obligación legal no podrán cerrar hasta que hayan votado todos los que están en cola", mantuvo Díaz-Estévanez.

Además, según aseguró Rodríguez se están registrando una gran cantidad de votos nulos a causa del sistema utilizado para emitir la votación.

Denuncias de irregularidades

Jorge Zanarde, que ayer se encargó del seguimiento de los comicios a través de las redes sociales, señaló que uno de los problemas que se estaba registrando eran daños en las máquinas utilizadas para registrar los votos "que no están siendo repuestas ni se ha cambiado a un sistema de voto manual".

Los opositores que se congregaron ayer en Finca España aseguraron que ratificar una manipulación de los resultados electorales será difícil, ya que el Gobierno comandado por Maduro no ha permitido que haya observadores internacionales que verifiquen la legalidad de los resultados.

Rodríguez quiso señalar a quienes se escudan en que el Gobierno de Maduro ha sido elegido democráticamente que "los procesos electorales hasta ahora no han sido trasparentes, si no ¿por qué no quieren que vayan observadores internacionales?", se preguntó.
Sin embargo, Máximo Díaz-Estévanez argumentó que habiendo una gran participación "será más difícil para el Gobierno manipular los resultados".

Ante la preocupación de que el régimen chavista tome las armas si se ve derrotado en estas elecciones, Díaz-Estévanez lo ve como una posibilidad real "ya que ha sido una praxis del Gobierno que ha intentado siempre amedrentar a la gente". Sin embargo, tal y como relató el joven Henry Olavarria "hemos perdido el miedo y estamos al 100% con Venezuela", en una jornada que ellos esperan sea el principio del fin de 16 años de gobierno bolivariano.

Mientras que los opositores al Gobierno de Nicolás Maduro se congregaron en Finca España, el Consulado venezolano en la Isla no organizó ningún acto para seguir la jornada electoral en Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine