Granadilla de Abona

El PSOE no exigirá de forma inmediata la dimisión del alcalde y los dos ediles

El presidente de la gestora en Tenerife afirma que el Código Ético marca la línea roja en la apertura de juicio oral y que la próxima semana habrá diversas reuniones

05.12.2015 | 02:00
El alcalde de Granadilla, el socialista Jaime González Cejas.

El Partido Socialista (PSOE) no exigirá de forma inmediata la dimisión del alcalde de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, y los concejales Nicolás Jorge Hernández y Ana Esther Flores a pesar de estar investigados por la Justicia y de que el siguiente paso de importancia en el proceso sea la presentación de los escritos de acusación. Eso significa que los tres cargos municipales ya están en la antesala del juicio oral por la supuesta concesión ilegal de diversas licencias en el mandato 2003-2007.

Tras conocerse el auto de la Audiencia Provincial, que ve en esos hechos indicios de prevaricación, malversación de caudales públicos y tráfico de influencias, además de posibles delitos respecto a la ordenación del territorio y urbanismo, el presidente de la gestora del PSOE en Tenerife, Héctor Gómez, defendió ayer que la parte afectada "aún" no ha recibido el escrito y que el Código Ético de la formación de izquierdas establece una "línea roja, la apertura" de la vista, así que los implicados no tendrían la obligación de dejar sus puestos hasta entonces.

Si en un principio miembros de la propia fuerza a nivel municipal dijeron que los tres renunciarían a sus actas "en los próximos días", la realidad es que González Cejas no dudó ayer a la hora de afirmar que continuarán en la Corporación local hasta que se lo permita el partido.

Héctor Gómez apoya esta misma línea y ayer valoró de forma positiva que el alcalde y los dos ediles se hayan puesto "a disposición" del PSOE "para cumplir con el Código Ético". Si bien es cierto que el reglamento establece como línea la apertura de juicio, lo que es una realidad es que se trata de un paso inminente. El presidente de la gestora, sin embargo, considera que hablar de eso es estar "precipitando los acontecimientos", ya que volvió a insistir en que el alcalde y los ediles no han recibido el auto de la Audiencia, un documento que deberá ser "analizado".

Informó de que están previstas para la próxima semana diversas reuniones de ámbito orgánico (a nivel municipal, regional y federal) para determinar el "calendario en la toma de decisiones, pero desde luego que el Código Ético determina que el límite, la línea roja, la determina la apertura juicio oral", además de que el partido "tiene que reorganizarse".

Respecto a quién sustituiría a González Cejas como alcalde, afirmó que será la Ejecutiva local la que tome esa decisión y que tendrá "absoluta autonomía para decidir". Pero hablar de este tema, a pesar de que es cuestión de tiempo que se abra el juicio oral contra el actual regidor local y los otros dos ediles, cuando el Código Ético establece que es ahí donde hay que dejar el cargo, es "precipitarse".

Sí se puede, por el contrario, tiene claro que los tres políticos investigados deberían dar un paso a un lado. Este partido en el municipio ha sido uno de los denunciantes y el único que está personado en la causa contra González Cejas, Nicolás Jorge Hernández y Ana Esther Flores, a la que se suman otros exconcejales del Gobierno local entre 2003 y 2007 y ahora una funcionaria. La acusación particular ofreció ayer una rueda de prensa en la que afirmó que al menos hay un total de nueve investigados. Aparte de los tres miembros del Ejecutivo actual, a ellos se suman Jorge Fidel Rodríguez, José Alfonso Delgado, José Antonio González Cejas, Rufino Acosta, Ana María Casimiro y Nayra Guzmán, esta última arquitecta del Ayuntamiento.

El abogado de Sí se puede, Pedro Fernández Arcila, manifestó ayer que el auto de la Audiencia "abre un abanico de presuntas infracciones penales" que, quitando el caso Arona (presunta trama de corrupción en ese municipio), es la de "mayor corrupción". Para el letrado, es una "enorme satisfacción" haber dado ese primer paso para "tumbar al gran cacique que ha supuesto González Cejas" y advirtió de la posibilidad que deja abierta la Audiencia respecto a Ana María Casimiro y la parte que tiene que ver con la instalación de placas solares en el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), lo que podría tener "impacto insular", avisó.

Fernández Arcila no pasó por alto la tardanza que ha sufrido este caso así como la actuación del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Granadilla porque la Audiencia, "con las mismas pruebas, hace dudar del proceso" llevado a cabo por el primero, ya que incluso esta causa llegó a estar prácticamente muerta.

Según sus cálculos, lo que falta ahora, aparte del trámite administrativo, es presentar los escritos de acusación para posteriormente tener lugar el juicio oral, para lo que se estaría hablando de unos siete meses según sus cálculos. Para Sí se puede, es un "enorme placer llevar al banquillo a González Cejas, el gran cacique de la Isla que ha decidido lo que le ha venido en gana", sentenció.

Por su parte, Antonio Cabrera, miembro de esta formación y concejal en el Ayuntamiento en 2007-2011, exigió ayer al regidor que deje de forma inmediata la Alcaldía porque le parece "improbable" que pueda defender su inocencia, ya que "los hechos están ahí". "Si a una persona le preocupa la imagen del pueblo, que se marche inmediatamente", subrayó, porque hay material "punible" en este caso, subrayó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine