Gastronomía

Cinco estrellas para los cinco sentidos

Los cocineros de los restaurantes tinerfeños con el reconocimiento de la Guía Michelin se reúnen con los estudiantes de hostelería para compartir secretos y manías de sus cocinas

05.12.2015 | 02:00

Cinco estrellas Michelin son las que convierten a Tenerife en el centro gastronómico de Canarias desde hace años. Cuatro restaurantes de la Isla ostentan una de las máximas distinciones en el mundo de la cocina y sus cocineros compartieron, ayer, vivencias y secretos junto a los estudiantes de hostelería de Santa Cruz de Tenerife. La Cámara de Comercio reunió durante la mañana a los chefs Erlantz Gorostiza, Alexander Tadashi Tagami, Daniel Franco y Juan Carlos Padrón durante un encuentro denominado Tenerife, un destino 5 estrellas, donde los profesionales de los fogones trataron de transmitir con sus palabras tantas emociones como son capaces de hacerlo con sus elaboraciones.

Los cocineros aprovecharon la cita para reclamar apoyo institucional y que, así, los grandes restaurantes puedan estar presentes en las grandes ferias internacionales a las que viaja Tenerife. "Me comprometo a explotarles para que también ellos puedan promocionar la Isla", comentó el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso. El chef del restaurante MB The Ritz Carlton Abama, Erlantz Gorostiza, reconoció que "eso es precisamente lo que queremos, que nuestro trabajo sirva para ayudar a Tenerife".

El presidente Carlos Alonso aseguró que "las estrellas convierten a la Isla es un destino turístico sin igual" y matizó que la existencia de estos restaurantes en Tenerife "potencia el turismo de lujo". De este modo, recordó que en los últimos meses han aumentado las pernoctaciones en los hoteles de cinco estrellas de Tenerife y esto, en parte, se debe a la existencia de locales de la talla de los que rigen los cocineros que ayer se dieron cita en la Cámara de Comercio. "Venir a Tenerife también supone para los turistas poder disfrutar de los sabores canarios con los cinco sentidos sentados a una mesa", concluyó el presidente insular.

Juan Carlos Padrón. Si algo caracteriza al local de que el icodense Juan Carlos Padrón tiene en Los Gigantes (Santiago del Teide), El Rincón de Juan Carlos, es su carácter familiar. Eso fue lo que el tinerfeño señaló ayer mientras respondía a las preguntas que le realizó el periodista José Luis Conde. "Han sido 12 años de mucho trabajo y sacrificio, en los que pensamos abandonarlo todo cuando llegó la crisis, pero la constancia de toda la familia provocó que al final nos hiciéramos con la Estrella Michelin", relató Padrón, quien sentenció que fue su madre la que más se alegró cuando conoció el reconocimiento otorgado al restaurante.

La de Juan Carlos Padrón es una "cocina de sabores" con una base muy importante de las recetas de su propia madre. Su principal objetivo es buscar el mejor producto, ya sea de la Isla o de fuera, y potenciarlo al máximo en sus platos. De hecho, una de las recetas que hizo posible que El Rincón de Juan Carlos se hiciera con una Estrella Michelin es su cebolla con parmesano y trufa.

El propio inspector que visitó el local durante la evaluación reconoció que el cocinero icodense había logrado "poner una simple cebolla por las nubes". Así, Juan Carlos Padrón no se fue ayer de la Cámara de Comercio sin dar a conocer parte de esta receta. "Se trata de una cebolla cocinada en leche y asada, a la que luego se le añade el parmesano y la trufa", simplificó el cocinero.

Daniel Franco. El chef del Abama Kabuki, Daniel Franco, cocina desde que tenía nueve años y, aunque siempre soñó con conseguir una Estrella Michelin, nunca llegó a creer que lo lograría realmente. Ayer, ante las preguntas del periodista Gonzalo Castañeda, explicó que trabaja con la cocina oriental por casualidad. "José Rojano fue el primer chef con el que trabajé y, cuando teníamos días libres, siempre nos llevaba a probar algún nuevo restaurante. Un día nos llevó a un oriental y me impactó mucho todo lo que vi", recordó el cocinero.

En su restaurante del Hotel Abama trata de utilizar la mayor cantidad de pescado canario al que tiene acceso. "Todo lo que nos puede dar Tenerife es un lujo", sentenció Franco, y reconoció que, "para los cocineros, siempre es bueno viajar para poder descubrir nuevos platos y productos y para tener nuevas ideas, pero yo siempre que salgo de Canarias acabo con unas ganas tremendas de volver". Concluyó que "al 2016 le pido más y mejor trabajo".

Alexander Tadashi. El cocinero Alexander Tadashi continúa sorprendiendo por su juventud. A sus 24 años trabaja en el Kazan, uno de los últimos restaurantes tinerfeños que se ha hecho con una Estrella Michelin, y ayer resaltó la importancia del trabajo en equipo. "Nuestra cocina es la combinación de los lugares a los que viajamos y de las imágenes que tratamos de transformar en recetas", comentó el chef, a quien cariñosamente llaman Tada. Reconoció que los que visiten su restaurante tendrán la oportunidad de probar cosas nuevas cada día. "No podemos tener un menú establecido porque dependemos de los productos que nos llegan cada día", comentó el joven profesional.
Son dos los restaurantes de comida oriental tinerfeños que cuentan en la actualidad con un Estrella Michelin. Pero los cocineros de cada uno de ellos reconocieron que no existe competencia entre ambos. "Tenemos que compartir lo que hacemos y lo que sabemos, siempre pensando en llevar el nombre de la Isla allá donde vayamos", sentenció Tadashi.

Erlantz Gorostiza. EL restaurante MB Abama es el único de Canarias que cuenta con dos estrellas Michelin. Quizás se deba a que su chef, Erlantz Gorostiza, bajo las órdenes del gran Martín Berasategui, sabe que un buen plato puede estar escondido en cualquier bocadillo de calamares o en una simple tortilla de papas. Y es que, aunque no lo parezca, esas recetas también se pueden encontrar en su local dentro del Hotel Abama. Para dar forma a todos estos platos, Gorostiza y su equipo se sirven de productos de la Isla, aunque reconoce que el pescado y el marisco, típicos del norte de España, de donde él procede, son sus productos favoritos.

"Hoy en día, los cocineros estamos de moda", sentenció Erlantz Gorostiza, quien destacó, no obstante, que "los cocineros somos tan importantes en el funcionamiento de un restaurante como los que friegan los platos o arreglan las flores de las mesas". El consejo que le dio a las decenas de estudiantes de hostelería que se dieron cita en la Cámara de Comercio fue muy sencillo: "Traten de mejorar cada día algo de lo que hacen".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine