Santa Cruz

El Ayuntamiento compra camiones y contenedores de basura silenciosos

El Consistorio adquiere por 445.000 euros dos vehículos híbridos de recogida de residuos

03.12.2015 | 13:33

El Ayuntamiento de Santa Cruz ha incorporado a la flota de vehículos para la recogida de basura en el municipio, formada por 120 unidades, dos camiones híbridos y bastante menos ruidosos que los demás. Estos han supuesto una inversión de 445.000 euros, por lo que son unos 65.000 euros más caros que los actuales. El concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, destacó ayer, durante la presentación de estos vehículos, que con esta adquisición se da respuesta a la demanda de numerosos ciudadanos, que se han quejado de los ruidos nocturnos que provocan los camiones de la basura.

Asimismo, y como respuesta a dichas quejas, se han comprado 250 nuevos contenedores de residuos "silenciosos", por lo que los vecinos no sufrirán ruidos cada vez que se abren y se cierran ni cuando los contenedores sean depositados en la calzada por los camiones de recogida de basura. Además, y según explicó el edil, estos nuevos bidones también son "accesibles", pues "el borde de carga está situado a una altura inferior para permitir una mejora accesibilidad a personas con limitaciones físicas". El pedal de apertura también admite dos posiciones en altura, lo que permite salvar un desnivel máximo de bordillo de 150 milímetros a la hora de colocarlos en aceras o calzadas. Y 25 de ellos están equipados "con una maneta de apertura adaptada para su uso por las personas que van en silla de ruedas". "Disponen del sello acreditativo de producto accesible otorgado por la Fundación Once", destacó Dámaso Arteaga.

Estos contenedores se colocarán en el centro de la ciudad, fundamentalmente en El Toscal, y en algunos barrios, como La Salud y Ofra, informó el concejal. Este recordó que durante este año se han repuesto más de 500 bidones de los más de 5.000 que tiene el municipio. "Y continuaremos en este camino", dijo. Los 250 nuevos contenedores presentados ayer tienen una capacidad de 3.000 litros. Un centenar son para residuos orgánicos, de los que 25 están adaptados para personas con movilidad reducida, y los otros 150 son para la recogida de papel cartón (75 unidades) y de envases ligeros (75 unidades). Todos han sido realizados con material ecológico reciclable al 100%.

Con respecto a los dos nuevos camiones adquiridos, el edil de Servicios Públicos comentó que con estos vehículos "se reducen las emisiones de ruido y dióxido de carbono y también se ahorra en combustible". Uno de ellos, el más grande y que ha supuesto una inversión de 280.000 euros, realizará la recogida de contenedores de residuos de 2.400 y 3.200 litros de capacidad. Este camión, capaz de transportar hasta 26 toneladas de basura en su interior, cumple con la normativa comunitaria Euro6, la más restrictiva puesta en marcha hasta la fecha en cuanto a la emisión de gases contaminantes. El funcionamiento de todo el equipo es electro-hidráulico, por lo que la energía necesaria proviene de un alternador de corriente que va conectado a la toma de fuerza del vehículo. Las maniobras de recogida o descarga se realizan con el motor del camión al ralentí, lo que reduce tanto las emisiones contaminantes como el nivel sonoro de las mismas.

El segundo vehículo, más pequeño y que ha supuesto un gasto de 165.000 euros, está diseñado para circular por zonas estrechas. Su capacidad de carga es de tres toneladas y su cometido será la recogida de cubos de residuos con una capacidad de 80 a 1.100 kilos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine