Las posibilidades futuras de mejora

Un informe encargado por el Cabildo contempla el tren del Norte más un carril adicional y el bus-VAO como las actuaciones más acertadas para terminar a largo plazo con las colas

02.12.2015 | 02:00
Una guagua del Norte pasando ayer por la TF-235 y decenas de usuarios de Titsa en la estación de La Laguna.

El Cabildo de Tenerife busca desde finales del pasado mandato las mejores soluciones para descongestionar la autopista del Norte (TF-5). Si este mismo año acometió una primera fase de actuaciones con el objetivo de ayudar a reorganizar el tráfico con la mejora de enlaces en sentido Santa Cruz, desde ayer ha habilitado la carretera TF-235 para uso exclusivo de guaguas, taxis y vecinos de la zona, aparte de rebajar el precio del transporte público para los ciudadanos que se desplacen desde el Norte hasta el Área Metropolitana. Pero estas iniciativas no terminarán con el embotellamiento que se produce durante las primeras horas del día, así que la Institución estudia diversas posibilidades para ver cuál de ellas sería más efectiva contra los atascos a largo plazo.

Lo que prevé hacer el Cabildo sí o sí es el tercer carril, de unos tres kilómetros entre el aeropuerto de Los Rodeos y Guamasa. La intención de la Administración es que las obras comiencen el próximo ejercicio y que esté operativo en este mandato. Aparte de esta medida, la Administración estudia seis opciones con un alto coste financiero para intentar aligerar o eliminar tráfico de la TF-5, aunque hay tres de ellas que tienen mayor posibilidad de desarrollo según contempla la Institución insular.

Las mejores soluciones, según el informe encargado por el Cabildo, son la construcción del tren del Norte más un carril reversible y el bus-VAO. Este último sería la primera opción, mientras que la línea ferroviaria podría sumarse a él (segunda) o ir acompañada de un nuevo carril adicional (tercera). Como cuarta alternativa está ampliar la calzada por sentido en su parte central, que supondría poner a servicio 37,8 kilómetros para el transporte público.

La quinta medida es la incorporación de un carril en cada dirección solo para el uso de guaguas, mientras que la sexta es igual pero con la diferencia de que esas vías podrían ser utilizadas por cualquier tipo de automóvil.

A estas acciones que aún hay que analizar con más detenimiento para desarrollar alguna o algunas de ellas a largo plazo hay que sumar las que el Cabildo está intentando impulsar en la actualidad para reducir los vehículos privados que circulan cada día por la autopista. Según informó la directora insular de Carreteras en el último pleno, la Corporación está "inmersa" en el estudio de actuaciones a corto plazo que permitan minimizar las colas en hora punta entre prácticamente La Orotava y el Área Metropolitana. El primer objetivo de la Institución tinerfeña es incidir en la mejora de la competitividad del transporte público y, de hecho, ayer entró en vigor la rebaja de precios para las personas que vivan en el Norte y que quieran desplazarse a La Laguna o Santa Cruz entre las seis y las ocho de la mañana. Para agilizar el servicio público, la Administración habilitó la carretera TF-235 en sentido Santa Cruz, entre los punto kilométrico 2+250 y el 0+000, en horario de 06:00 a 09.00 horas, para las guaguas, los taxis y las personas que viven por la zona.

Aparte de esta iniciativa, el Cabildo también apuesta por implantar nuevos horarios en empresas, administraciones públicas y la Universidad de La Laguna (ULL), ya que el principal motivo de que se generen colas en la TF-5 es que confluyen en esa vía todas las personas que entran a trabajar durante las primeras horas más la entrada de los estudiantes a clase.

Ofelia Manjón detalló además que se trabajará en la mejora de la infraestructura viaria y recordó la obra ya acometida para reordenar varios enlaces de la autopista. Los trabajos ejecutados consistieron en la creación de un nuevo carril de acceso a la Vía de Ronda y a la autopista de conexión con Santa María del Mar (TF-2) para evitar que el tráfico se incorpore a la TF-5, la modificación de los enlaces de la avenida Lora y Tamayo, eliminando el acceso directo a la autopista sentido sur, y la puesta en marcha de un nuevo carril de servicio en esa misma carretera desde esa zona de La Laguna.

Ofelia Manjón puntualizó que otros de los puntos donde el Cabildo debe actuar es en la rotonda de Padre Anchieta, también en el municipio de Aguere y junto a la TF-5. Se trata de uno de los nudos "más conflictivos" y la Corporación insular tiene estipuladas una serie de intervenciones para priorizar en esa zona el transporte público. Entre otras medidas en este entorno, la Institución tinerfeña pretende impulsar un carril exclusivo para guaguas, otro desde Santa Cruz en sentido norte y, además, quiere establecer pasos de peatones en distintos niveles para ayudar a descongestionar la entrada y salida de vehículos entre el centro de La Laguna y la autopista del Norte. De igual forma, contempla trabajos en el enlace de Las chumberas y Lora y Tamayo.

Según recordó Ofelia Manjón, los principales problemas de tráfico se centran en los accesos a las áreas urbanas y calculó que aproximadamente 200 días al año una media de 15.000 vehículos soportan retenciones de 25 kilómetros en la TF-5. La directora insular agregó que una vez se defina la solución a ejecutar para acabar con las colas, la Institución buscará la fórmula de financiación mediante convenio con el Gobierno de Canarias, para su ejecución ya que se trata de una carretera de interés regional ya que es una vía de interés regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine