El Cabildo creará 300 de las 600 plazas sociosanitarias que hacen falta en la Isla

Sustituirá el hospital Febles Campos por un nuevo geriátrico, construirá un centro en La Orotava, ampliará el CAMP La Cuesta y mejorará la residencia de mayores de Ofra

01.12.2015 | 02:00
Residencia para mayores en Puerto de la Cruz.

El Cabildo de Tenerife ya tiene estructurado su presupuesto para el próximo ejercicio. En las cuentas, que aún deben aprobarse por el Pleno, la Corporación recoge una inversión de nueve millones de euros destinados a inversiones para mejorar el ámbito de la dependencia y discapacidad. Según informó ayer el presidente insular, Carlos Alonso, de esta partida cuatro irán para ejecutar construcciones que permitirán poner en servicio unas 300 plazas sociosanitarias nuevas. Ese aumento de camas supondrá reducir el déficit que presenta la Isla en esta materia, el cual se sitúa entre las 500 y 600 de acuerdo a sus cálculos, aunque todas ellas no estarán disponibles en 2016.

Ante las necesidades que registra Tenerife, la Institución también pide al Gobierno canario la puesta en marcha de un plan conjunto que permita el desarrollo de este tipo de infraestructuras. Por lo pronto, el Cabildo contempla con fondos propios la edificación y reforma de varios centros. Entre ellos destaca la construcción de un nuevo Febles Campos, una instalación que se encuentra en Santa Cruz y que dispone de 197 plazas hospitalarias y 70 de psicogeriatría. Para Carlos Alonso, esta es la apuesta "más relevante" y está previsto que las obras empiecen el año que viene. La partida fijada para redactar el proyecto e iniciar los trabajos alcanza para ese ejercicio los 400.000 euros y la estimación es que entre en funcionamiento entre 2018 y 2019.

Su puesta en marcha implicará crear 83 plazas nuevas, al pasar de las 267 de estos momentos a las 350, y una inversión total de más de 20 millones. El mandatario insular destacó que se tratará de un hospital geriátrico destinado a la atención especializada de mayores, enfermos crónicos y convalecientes de corta estancia (menos de tres meses).

La directora del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Juana María Reyes, apuntó al respecto que estos servicios ayudarán a descongestionar las urgencias de los dos hospitales de tercer nivel porque no solo funcionará como sociosanitario residencial, sino que además permitirá hacer un seguimiento y tratamiento de ese tipo de pacientes.

Otra de las intervenciones de mayor relevancia que mencionó el presidente de la Corporación es el futuro centro de La Orotava que sustituirá al Hospital Santísima Trinidad, desalojado en 2013 debido al mal estado en el que se encontraba esa instalación y cuyos usuarios tuvieron que ser trasladados al sociosanitario del Hospital del Norte, con 99 camas. Carlos Alonso indicó que el presupuesto para 2016 es de 540.000 euros y que en estos momentos la Institución está "cerrando conversaciones" con el Ayuntamiento para disponer de suelo donde poder levantar la edificación, si bien cabe recordar que el Consistorio ya ofreció terreno para este fin.

El Cabildo también tiene la intención de ampliar la infraestructura de La Cuesta, en La Laguna, que atiende a gente con discapacidad. El Centro de Atención A Minusválidos Psíquicos (CAMP) cuenta con 65 plazas diurnas y la previsión es poner 10 más, aparte de las otras 50 residenciales. Este proyecto tiene un coste estimado de tres millones a desarrollar en el próximo año.

A estas actuaciones se suman los trabajos que se llevarán a cabo en la residencia de mayores de Ofra, en Santa Cruz. Esta construcción, que ha sido delegada por el Gobierno canario a la Corporación tinerfeña, dispone de 172 plazas en estos momentos y, según detalló ayer la directora insular del IASS, este organismo de la Institución plantea revisar su uso residencial para convertirlo en un centro de medio-alto requerimiento. Hay 80.000 euros fijados para el proyecto, pero su ejecución sería en 2017.

Por último, el presidente anunció que se darán 300.000 euros para la edificación de una pequeña residencia para personas con autismo que necesiten atención diaria. La consejera de Acción Social, Cristina Valido, mencionó que la Asociación de Padres de Personas con Autismo de Tenerife elegirá el lugar donde ubicar la instalación, previsiblemente en Santa Cruz, mientras que el palacete de Vistabella será utilizado para tratar trastornos de alimentación, apuntó Carlos Alonso.

Por otro lado, el Cabildo, a través del IASS, contempla una partida de casi dos millones para realizar obras mantenimiento y adaptación en el resto de los centros.

Presupuesto del IASS

La financiación de la Institución insular para realizar planes funcionales, proyectos y construcciones alcanzará el próximo año los nueve millones de euros, casi seis más que en 2015. En cuanto al presupuesto global del IASS, el mandatario tinerfeño señaló que las cuentas del Instituto subirán hasta los 125 millones, lo que supone un crecimiento del 11% respecto al presente ejercicio y lo que refleja, según subrayó, "la prioridad absoluta" que da la Corporación a la atención social y sociosanitaria de la Isla.

La necesidad de un segundo plan

El Cabildo de Tenerife solicita al Gobierno de Canarias la puesta en marcha de un nuevo plan de mejora de infraestructuras sociosanitarias para sumarlo al presentado ayer por la Corporación insular. El presidente de la Institución, Carlos Alonso, mostró su predisposición a ayudar económicamente al Ejecutivo para costear la construcción o renovación de las instalaciones y aseguró que implicará "un esfuerzo importante" para fomentar las plazas en aquellos centros con capacidad de crecimiento.

El mandatario especificó que estas actuaciones se llevarían a cabo vía convenio entre las dos administraciones y recordó que la Comunidad Autónoma tiene pendiente una deuda de 27 millones de euros con el Cabildo, ya que esta última le cedió su edificio para poder abrir servicios del Hospital del Sur, y ante las necesidades en atención a la dependencia y discapacidad que existe en la Isla "habrá que ponerla encima de la mesa", puntualizó, para añadir que existe un desequilibrio "importante en plazas de alto requerimiento", por ejemplo. Carlos Alonso especificó, además, que la demanda se concentra en el Norte y el Área Metropolitana, aunque también dijo que el Sur necesita infraestructuras. Según sus cálculos, solo para atender el desequilibrio que hay en Tenerife tendrían que crearse 500 o 600 plazas más. "Por eso hacemos el esfuerzo de poner 250 o 300 más", afirmó.

La consejera insular de Acción Social, Cristina Valido, recordó que el primer plan que firmaron ambas administraciones con este fin supuso la puesta en servicio de más de 10 centros y 1.000 plazas en la Isla y aseguró que "es el momento de enfrentar un segundo plan, pendiente de ver con los municipios, el Gobierno y resto de los cabildos". La responsable del área manifestó que ha encontrado una actitud "receptiva" por parte del Gobierno canario y destacó que el Cabildo está "en disposición de poner lo que toque".

Entre otras acciones, quedan pendientes la finalización de la segunda fase de las residencias de Arico, Guía de Isora y la Matanza y las ubicadas en Granadilla y Arona, además de otros centros todavía por determinar el lugar donde situarlos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine