XIX Carrera Popular El Corte Inglés

Santa Cruz, una ciudad en forma

4.000 personas, con varios récords de participación, llenan de deporte los alrededores de la Plaza de España

30.11.2015 | 00:28
Salida de la prueba de adultos.

Para correr no existe límite de edad y tampoco es necesario ser un atleta. Solo hace falta "actitud", ganas de pasarlo bien y ser amante del deporte. Fueron las palabras de Ana Lomo, de 71 años, una de las 3.918 personas que participaron ayer en la XIX Carrera Popular El Corte Inglés, celebrada en Santa Cruz de Tenerife. Y como ella, niñas y niños de todas las edades, adolescentes, jóvenes, madres y padres, y abuelos y abuelas decidieron ayer disfrutar de esta cita, a la que también acudieron numerosos deportistas federados.

Los organizadores de la carrera popular han asegurado que este año se han batido récords de participación, superándose todas las previsiones. Tanto es así, que al inicio de la prueba atlética, y en concreto cuando le tocó el turno a la categoría infantil, la organización se vio algo desbordada. Incluso, algún que otro pequeño se perdió, aunque, afortunadamente, todo quedó solo en un susto.

En esta edición, la Carrera Popular El Corte Inglés, con la que colabora el Ayuntamiento de Santa Cruz, regresó al entorno de la Plaza de España y a parte de la Avenida de Anaga, tras varios años llevándose a cabo en la zona del Auditorio. La prueba, para la que se habilitó un circuito de 1.500 metros de longitud, se inició a las diez de la mañana y finalizó a las dos del mediodía. Los prebenjamines fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida. Poco a poco se fueron sucediendo el resto de competiciones (benjamín, alevín, infantil, cadete y juvenil). Finalmente, tuvieron lugar las dos carreras reinas, "la de los más rápidos", según indicaron los organizadores.

Carla

La novedad este año de esta Carrera Popular la protagonizaron cinco niños con movilidad reducida. "Carla, que ha participado en silla de ruedas, nos pidió que ella y sus amigos pudieran formar parte de esta prueba atlética y, por supuesto, que le dijimos que sí. Para nosotros ha sido un auténtico placer contar con ellos. Además, lo han hecho genial", comentaron los organizadores.

En cuanto a los ganadores de las distintas pruebas, la victoria en la carrera reina fue para Samuel Chávez y Aroa Merino. De esta forma, el atleta del Puerto Cruz Realejos y la corredora lanzaroteña repitieron el triunfo conquistado en esta misma prueba el año pasado. Chávez logró aventajar en la meta a Ayoze Pérez y Agoney Díaz, mientras que Merino batió a Ana Toral y a Paula Martín. En las pruebas de marcha, David Reyes se impuso a Yeray González y Valentín Cabrera, en categoría masculina, y Tere Linares acabó por delante de Paula González y Marisa Pérez, en la femenina.

En el resto de carreras celebradas, los triunfos fueron para José Manuel Vega y Ana Lomo, en la prueba reservada para mayores de 70 años; Isidro Aguiar y José María Domingo en más de 65 y más de 60 años, respectivamente; José Manuel Mesa y Elena Aranguren, en más de 55 años; Jorge Fernández y Maribel Dávila, en más de 50 años; Alejandro Torres y Raquel Lora, en más de 45 años; Antonio Ojeda y María Fernanda Domínguez, en más de 40 años; y Roberto Vera y Chus Valiño, en más de 35 años.
En las categorías de base, los triunfos correspondieron a Dailos García y Carmen Ángeles Daneyra, en senior; Bruno Martín y Paula Acosta, en promesas; Pablo Rodríguez y Raquel González, en juniors; Daniel Herrera y Susana Prieto, en juveniles; Raúl González y Lucía Esparza, en cadetes; Ritik Rodríguez e Ylenia Expósito, en infantiles; Andrey Rosario y Ainara Herrera, en alevines; y Daniel Umpiérrez y Yeri Pérez, en benjamines.

Una de las ganadoras, Ana Lomo, de 71 años, agradeció que se lleven a cabo este tipo de iniciativas. "Yo comencé a correr hace 11 años. Antes nunca lo había hecho. Empecé por casualidad y ahora me encanta. En la Carrera de El Corte Inglés hemos recorrido dos kilómetros y medio, pero yo hubiese aguantado mucho más, lo que pasa es que no me han dejado. Para correr no hay edad, solo hace falta actitud. Se lo recomiendo a todo el mundo", indicó esta vecina de Valle Guerra, que ayer se trasladó hasta la capital chicharrera para poder participar en esta iniciativa.

Tanto Lomo como otros participantes aprovecharon para solicitar que en próximas ediciones se habilite un lugar donde guardar la ropa y las mochilas. "Y es que en todos los sitios donde se organizan este tipo de pruebas, contamos con un sitio donde poder dejar nuestras cosas. Venimos con frío y con chaquetas y corremos con muy poca ropa, por lo que nos supone una dificultad tener que dejar por ahí nuestras prendas tiradas", manifiesta Pedro García, uno de los participantes. Asimismo, muchos se quejaron de la falta de aparcamiento existente en la capital chicharrera, "a pesar de ser un domingo".

Compras

Y mientras el entorno de la Plaza de España se vestía de deporte, con la participación de casi 4.000 personas, en el resto del centro de la capital se disfrutaba de un ambiente casi navideño. Numerosos ciudadanos, entre ellos bastantes turistas, invadieron ayer las calles comerciales para pasear y para echar un vistazo en las tiendas que estaban abiertas, que no eran muchas. Asimismo, el entorno del Mercado Nuestra Señora de África, y en concreto El Rastro, registró una gran afluencia de visitantes durante la jornada de ayer. Parece que ya en Santa Cruz, un domingo, se puede hacer prácticamente de todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine