ÚLTIMA HORA

La Isla necesita 35 bomberos más para alcanzar los 220 que exige la normativa

La plantilla del Consorcio pasará de 180 a 185 al cubrirse cinco plazas vinculadas a la tasa de reposición

29.11.2015 | 02:20
Florentino Guzmán Plasencia.

Tenerife necesita 35 bomberos operativos más para cumplir la ratio por habitante establecida, que fija un efectivo por cada 1.000 ciudadanos. El director de Seguridad del Cabildo, Florentino Guzmán Plasencia, que asumió este cargo con la entrada del nuevo Gobierno en julio, indica que en la actualidad el Consorcio cuenta con 180 profesionales, mientras que la cifra debería estar en 220.

El incremento de la plantilla es una demanda histórica del personal pero Guzmán recuerda que uno de los puntos de la actual Ley de Racionalización impuesta por el Estado es precisamente restringir las contrataciones en administraciones y entidades públicas, lo que supone un escollo para mejorar los medios. La norma establece una excepción para aquellas plazas que ya están creadas y que han quedado libres, por ejemplo, por jubilación. Bajo esta distinción, el ente tiene previsto incorporar a cinco más el próximo año.

El responsable de este departamento y además presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife culpa a esta normativa de no poder aumentar el personal, ya que matiza que para poder hacerlo primero hay que habilitar la ley. Pese a ese obstáculo, mostró su satisfacción al informar de que el organismo público goza en estos momentos de "estabilidad presupuestaria". De hecho, informa de que las cuentas para el ejercicio que viene registran un crecimiento de casi un 5% hasta alcanzar los 16,9 millones.

Dado que hay "algo más de liquidez", Guzmán Plasencia señala que en 2016 se llevarán a cabo diversas acciones para adecuar los cinco parques y dotarlos de más material y recursos. "Si bien es cierto que existe un déficit histórico de personal", anuncia que, "a parte de sacar cinco plazas –que ya están presupuestadas–, también se consolidarán 17 de interinos y habrá nuevas en la parte de administración derivadas del auge que desde el Consorcio se quiere dar a áreas como la prevención y la formación específica del operativo".

El director insular de Seguridad manifiesta que dentro de las cuentas para 2016 se mantiene, además, el capital para formación, con el desarrollo de un plan específico que pretende cubrir las necesidades y ampliar los conocimientos en aquellas especialidades que demanden los propios bomberos o en las que se han registrado incremento de servicios. En cuanto a las inversiones nuevas, puntualiza que se prevé la compra de dos vehículos y material de rescate.

A pesar del equilibrio económico de la institución, Guzmán Plasencia reconoce que queda pendiente cubrir determinadas necesidades técnicas y de infraestructuras. Informa de que ya se ha elaborado un plan a ejecutar a lo largo de este mandato para mejorar y dotar los cinco parques de bomberos profesionales, ya que algunos incluso están "un poco avejentados". También hacen falta dotaciones de materiales y de equipo y ya para 2016 se hará un esfuerzo "importante" en esta materia.

Según sus cálculos, en cuatro años se necesitan 1,8 millones de euros para hacer frente a esas acciones y especifica que el próximo año se responderá a esas carencias con la aportación de un tercio del presupuesto total que hace falta.

El presidente del Consorcio mostró también la necesidad de aumentar la financiación externa para que así la entidad cuente con más fondos. Recuerda las partidas provenientes de Europa para subvencionar algunas partidas e indica que, en la actualidad, el organismo participa en tres proyectos de este tipo. El primero que destaca es el Bomber 2.0, que permite contar con un ingreso extra y en el que el Consorcio está siendo "el jefe de filas" al liderar esta iniciativa que mejora las comunicaciones de los cuerpos de emergencia, por ejemplo, con Cabo Verde, al que se le presta asesoramiento en prevención de incendios.

De igual forma, menciona que la institución también cuenta con líneas de financiación a través de las tasas y de convenios de colaboración que firma con entidades públicas y privadas para dar formación en prevención y extinción de incendios. "Todo lo que sume a nivel presupuestario para las arcas del Consorcio redunda en el beneficio común, tanto de las administraciones que forman parte como en el servicio que prestamos", resalta Guzmán Plasencia.

De los tres proyectos europeos en marcha, puntualiza que uno de ellos es nuevo, el que tiene que ver con la aplicación de la administración electrónica, y la mejora del portal del ciudadano y funcionario para dar cercanía al registro y comunicación, una mejoría que beneficiará a los tinerfeños, ya que permitirá consultar determinados aspectos. Respecto a la posibilidad de cobrar por la prestación de determinados servicios, el director insular de Seguridad recuerda que hace dos años se impulsó la ordenanza del pago de tasas, que quedan sujetas a diferentes criterios: primero, está exenta la vivienda habitual; y en segundo lugar, cuando no es este el caso, se reclama en primer lugar a las aseguradoras para, en el caso de que el afectado no tenga seguro, procede a cobrarle.

Aparte de estos puntos, añade que hay diferentes bonificaciones para llevar a cabo estos pagos. A las personas que no superen el salario mínimo interprofesional, no se les cobra, mientras que a las que tienen un sueldo por encima del mínimo en un 150%, se les bonifica la mitad, entre unos 600 y 900 euros. En tercer lugar, a la gente que gane entre un 150 y un 200% más que el salario mínimo se les descontará un 25%.
En este punto, Guzmán Plasencia especifica que en la actualidad se estudia la puesta en marcha de ordenanzas para el próximo curso, como fases de colaboración con el Consorcio de Tributos para unificar el cobro tanto a entidades públicas como privadas, aunque aún están en periodo de análisis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine