El Cabildo exige al Gobierno que devuelva los cuatro millones que dio para el Anillo

La Institución aprueba la solicitud porque el Ejecutivo no abrió el tramo Sur en la fecha acordada

28.11.2015 | 02:00
Estado de las obras del viaducto de Erques, que unirá Guía con Adeje.

El Cabildo de Tenerife ya ha iniciado los trámites necesarios para exigir al Gobierno de Canarias los cuatro millones que aportó para ayudar a abrir el tramo sur del Anillo insular. Ambas administraciones firmaron un acuerdo hace un año para finalizar el tronco de la vía entre Adeje y Santiago del Teide y, a través de este acuerdo, la Corporación insular encomendó al Ejecutivo regional la realización de obras de competencia insular por este importe para reducir tiempo. La Comunidad Autónoma asumió como obligación abrir esta carretera en el primer semestre de este año, pero la realidad es que el trazado no está en servicio en su totalidad y la Institución tinerfeña ha decidido convertir sus amenazas en hechos.
Tanto el presidente insular, el nacionalista Carlos Alonso, como otros responsables del área de Fomento han denunciado en diversas ocasiones el incumplimiento de dicho convenio y habían advertido que iban a estudiar la posibilidad de solicitar a la Consejería de Obras Públicas la devolución del dinero, en manos del Partido Socialista (PSC). El acuerdo establece literalmente que la Comunidad Autónoma procederá al reintegro de esa cantidad solo en dos supuestos: "no poder llevar a cabo la ejecución de la totalidad o parte de las obras encomendadas en el presente convenio", sin especificar nada sobre el incumplimiento del plazo de finalización, y "en el caso de que las mismas se ejecuten por un importe inferior" al estimado inicialmente y aportado.

Este asunto se complica aún más si se tiene en cuenta que, por su parte, el Gobierno canario ha solicitado al Cabildo el abono de casi dos millones de euros por estas actuaciones, ya que el Ejecutivo asegura que el coste de la culminación de los trabajos encomendados no es de cuatro millones, sino de seis. Así, se vuelve a tensar la cuerda entre ambas administraciones sin saberse aún cuánto está dispuesta a poner la Corporación insular para acabar las obras que están paralizadas en Tenerife, si quiere que el área regional utilice los 15 millones presupuestados para el Anillo en el inicio del tramo entre El Tanque y Santiago del Teide.

De lo que no cabe duda es de que la Institución tinerfeña aprobó en el pleno de ayer iniciar todos los trámites para que la Comunidad Autónoma le reintegre los cuatro millones. A través de una moción, que salió adelante con el voto favorable del Gobierno insular (compuesto por Coalición Canaria y PSC), del Partido Popular y del consejero no adscrito, Nicolás Hernández, el Cabildo insta a la Administración a finalizar el trazado entre Adeje y Santiago del Teide con un compromiso "claro de plazos y finalización". Entre las obras que la Corporación insular considera que quedan pendientes cita la capa de rodadura, el tratamiento paisajístico y de taludes, las instalaciones de los túneles, el ramal de Fonsalía, las conexiones con la red insular y el deslizamiento del terraplén.

En el documento recuerda que, en la actualidad, está parcialmente en uso la vía entre Santiago del Teide y Adeje, ya que en estos momentos se ejecuta el viaducto de Erques que unirá este último municipio con Guía de Isora, mientras que todo debería estar listo desde 2013.
Si el compromiso de la Consejería era que el tronco estuviera operativo en el primer semestre, el Cabildo también recoge en su propuesta que la intención es poner en servicio esta carretera en diciembre o principios de 2016 y asegura que el hecho de que esté abierta la parte entre Santiago del Teide y Erques, no significa que esté finalizada.

Para la Corporación, "los tramos habilitados adolecen de los acabados necesarios para completar una infraestructura de vital importancia y, en la actualidad, aún siguen poniendo a punto las instalaciones interiores de los túneles de El Bicho". A estas quejas, se suman otras como que la conexión con Guía, una de las obras de ámbito insular, tampoco está terminada y que todavía se trabaja en la reparación de las grietas aparecidas cerca de esos túneles "sin que se tenga constancia del plazo estimado para la finalización".
La Institución dice que, "en aras de colaboración con el Gobierno", se hico cargo del mantenimiento de esos túneles y de la vía puesta en servicio, pero ahora avisa de que, ante la "falta de concreción para la total finalización de la obra", esta situación puede "hacer reconsiderar el papel del Cabildo en el tramo".

La directora insular de Carreteras, Ofelia Manjón, insistió en que ese convenio entre ambas administraciones "no se ha cumplido" y que la actuación debe acabar "como debe ser". La portavoz del PSC, Josefa Mesa, se mostró a favor de solicitar los cuatro millones al Gobierno sin importar que la Consejería esté en manos de su propio partido, si bien justificó que el retraso de la obra es "heredado" del Ejecutivo anterior, y subrayó que la Institución exige "el fiel cumplimiento" de ese acuerdo.

Ana Zurita también dijo, en nombre del PP, que su formación apoya la moción, ya que considera que la apertura de este tramo ayudará a "descargar" la autopista del Norte y los desplazamientos hacia el Sur. Sin embargo, Julio Concepción, por Podemos, fue tajante a la hora de justificar por qué su grupo se abstuvo en la votación. Sostuvo que se trata de un tema "político" que puede debatirse en otro foro y que su formación no puede apoyar "un modelo depredador del terreno", ya que considera que no puede seguirse "con el piche y el asfalto" mientras se deja a un lado que "el paisaje es fuente de ingresos", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine