Santa Cruz

Cinco ciudadanos se personan en la fase ejecutoria del 'caso mamotreto'

La Plataforma por el Derribo del edificio de Las Teresitas dice que el Ayuntamiento pretende cobrar a los vecinos por aparcar en la playa

26.11.2015 | 13:06
Martín, Santos, Quintana, Schneider, Afonso, Arcila y Trujillo.

Cinco ciudadanos se han personado, como perjudicados, en la fase ejecutoria de la sentencia del denominado caso mamotreto, con el fin de exigir al Ayuntamiento de Santa Cruz que demuela de manera inmediata el edificio de aparcamientos y locales comerciales de la Playa de Las Teresitas. Se trata de cinco componentes de la Plataforma por el Derribo del Mamotreto, que no han podido solicitar la personación como entidad, pues esta no tiene personalidad jurídica, sino que han tenido que hacerlo a título personal. Estos son Lola Schneider, Cándido Quintana, Julián Ayala, Carmen Rosa Santos y Ramón Afonso.

Estos indican que ahora tendrán que esperar a que el Juzgado de lo Penal número 5 admita la personación. Así lo anunciaron ayer durante una rueda de prensa, en la que estos cinco miembros de la Plataforma por el Derribo del Mamotreto estuvieron acompañados por los portavoces de los partidos de la oposición en el Ayuntamiento, a excepción del de Ciudadanos, Roberto Elices. Los acompañaron José Ángel Martín, del PSOE, Pedro Fernández Arcila, de Sí se puede, y Ramón Trujillo, de Izquierda Unida.

Estos denunciaron que el Gobierno local (CC y PP), con el alcalde, José Manuel Bermúdez, al frente, no haya cumplido ya la sentencia firme de noviembre de 2014, a pesar del último oficio enviado por el Juzgado, "en el que se deja muy claro que se debe derribar de manera inmediata la parte del edificio que ocupa la zona de servidumbre y también el resto si no existe normativa que lo legalice, y no la hay, según lo han dicho los propios técnicos municipales". Además, apuntaron, "los servicios jurídicos han advertido ya al alcalde que cometerá un delito de desobediencia si no cumple la sentencia".

La plataforma y la oposición manifestaron que el mamotreto se construyó para evitar que los empresarios Antonio Plasencia e Ignacio González tuvieran que devolver al Ayuntamiento los más de 52 millones que este se gastó en 2001 en la operación de compraventa de las Teresitas, que también se investiga la Justicia. "Pero no solo no lo tiran, sino que ahora quieren legalizarlo para construir un parking por el que los vecinos tendrán que pagar si quieren ir a la playa", indicaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine