La Laguna

Cuando el sol daba el tiempo

El Cicop y la Económica ofrecen una exposición de relojes que usan la estrella como guía con réplicas de piezas de las Islas

22.11.2015 | 02:00
La muestra puede visitarse hasta el 11 de diciembre en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife.

Hubo una época en la que el ser humano, sin los avances tecnológicos actuales, tenía que ingeniárselas y aprovechar los recursos que les daba la propia naturaleza para saber en qué momento del día se encontraban. Así surgieron los relojes de sol. En Canarias, era habitual que edificios públicos y privados contaran con uno de estos mecanismos que miraban al sol para dar la hora. Sin embargo, hoy apenas quedan unos pocos y no siempre conservados de la mejor manera.

Luis Balbuena, miembro del Cicop, explicó que ha surgido un proyecto para rescatar, conservar y dar a conocer estos relojes tan especiales de Canarias. Para ello, ahora, y hasta el 11 de diciembre, en horario de 09:00 a 13:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas, los amantes de estas piezas históricas y quienes deseen conocer un poco más sobre su historia pueden visitar la exposición Relojes de sol de Canarias, en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife (Rseapt), que ha organizado la institución junto con la Unidad de Relojes Históricos de la Fundación Cicop (Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio). Además, en las visitas escolares, los alumnos recibirán unas pequeñas nociones teóricas y aprenderán a hacer sus propios relojes de sol. La muestra está patrocinada por el Colegio de Ingenieros Industriales de Tenerife.

A pesar de lo importante que llegó a ser este mecanismo en algunas épocas, hoy apenas se conservan unos pocos en las Islas. De hecho, el experto informó de que en todo el Archipiélago apenas existen dos relojes históricos, de más de un siglo de antigüedad, que se encuentran en la iglesia de la Virgen de las Nieves, en La Palma, y en la parroquia de San Roque de Tinajo, en Lanzarote.

En el caso de la iglesia palmera, el reloj de sol data de 1740. Sin embargo, este inmueble contaba con otro que desapareció a mediados del siglo XX. En la actualidad, pueden verse de nuevo los dos, ya que el Cicop ha realizado una réplica y ha restaurado el histórico.
El reloj de sol de Tinajo, que data de 1851, tiene a su favor el buen estado de conservación con el que cuenta después de más de 150 años de existencia. Además, en este caso, el Ayuntamiento del municipio ha decidido mantenerlo como un símbolo más de Tinajo.

Además de estas piezas históricas, el Archipiélago también cuenta con algunas posteriores que se han realizado, principalmente, como un elemento decorativo. Así, en La Laguna, alumnos del IES Viera y Clavijo realizaron en 1996 un reloj de sol que encuentra en la plazoleta del centro. Este es de tipo analemático, por lo que es la sombra de la propia persona la que marca la hora. Por este motivo, los creadores también incluyeron las instrucciones para leer la hora solar y hacer la conversión a la hora civil. El experto aclara que "es una pieza única en Canarias".
Gran Canaria, por su parte, cuenta con una de las piezas en mejor estado. El reloj de San Agustín, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, es obra del escultor sueco Rune Hannäs y fue creado en 1973. Al igual que en este caso, en Fuerteventura también fue un escultor, en este caso Javier Camarasa Soriano, quien eligió el reloj de sol para elaborar un conjunto escultórico.

Más responsabilidad

En el lado opuesto, se encuentran las piezas que, aún pudiendo ser de una gran utilidad para su estudio, se conservan en mal estado. Por ello, Balbuena demanda que haya "más responsabilidad" por parte de las administraciones para que se mantengan mejor relojes como el de San Sebastián de La Gomera, que se encuentra en la playa de La Cueva. Esta pieza fue diseñada por Juan Soler, uno de los mayores especialistas en relojes de sol.

Además de las réplicas de estas piezas, la exposición también cuenta con otras que representan piezas de bolsillo, como por ejemplo, una reproducción en pizarra de un reloj de sol encontrado en el año 1500 a. C. en la tumba del faraón Tutmosis III. El original se encuentra en el museo egipcio de Berlín. Asimismo, pueden verse libros temáticos y cartelería sobre relojes que se encuentran en edificios públicos y viviendas de todas las Islas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine