I Certamen Nacional Canino Ciudad de La Laguna

La belleza del pura raza canario

El Pabellón Municipal de Guamasa acoge a los mejores ejemplares de dogo–presa canario

22.11.2015 | 01:08
La belleza del pura raza canario
Arriba, varios de los perros que participaron ayer en el certamen de dogo-presa canarios. Sobre estas líneas, una participante muestra la agilidad de uno de los perros.

El pueblo lagunero de Guamasa se se llenó ayer de dogos–presa canario con un porte y una belleza extraordinarios. La celebración del I Certamen Nacional Canino Ciudad de La Laguna reunió a un total de 75 perros de todas las edades, que hicieron las delicias de los amantes de esta raza.

El Pabellón Municipal Santa Rosa de Lima acogió este concurso monográfico de la raza dogo–presa canario, organizado por el Club Español del Dogo Canario. La participación del juez esloveno Stefan Sinko fue un gran aliciente para que los dueños llevaran a sus animales ayer hasta Guamasa. Y es que Sinko está considerado uno de los cinco mejores jueces del mundo y es uno de los más prestigiosos de Federación Cinológica Internacional.

Durante toda la tarde, el jurado se encargó de valorar la morfología del animal siguiendo el estándar de la raza. Así, se miró su comportamiento, su musculatura, su dentadura y su pelaje, entre otras cosas. Se entregaron premios a las categorías de mejor cachorro (menos de cinco meses), mejor joven (de nueve a 18 meses), intermedio (de 18 a 24 meses), abierta (más de 24 meses), campeones, con todos aquellos animales que hayan conseguido algún tipo de reconocimiento con anterioridad, y mejor veterano para animales de más de nueve años. Por último, se premió al ejemplar de mejor raza, el ganar la categoría absoluta del concurso.

Al igual que los perros, los dueños que se encargaron de mostrarlos ante el jurado también contaban con edades bien dispares. El pequeño Marcos García solo tiene cuatro años pero ayer paseó a Dora de Urbajona, de cuatro meses, con total desparpajo por el pabellón de Guamasa. Al igual que su padre, García ha comenzado desde bien pequeño a participar en estos certámenes. Su padre, con el que comparte nombre, llegó ayer desde Los Realejos con un total de cinco animales que participaron en diferentes categorías. La participación en este tipo de concursos es una afición que comparte toda la familia García y por eso cuentan con una finca donde viven hasta 30 perros. "Cada miembro de la familia cuenta con su propia ocupación con los perros", explicó ayer Marcos García, quien dedica al cuidado de sus canes entre dos y tres horas diarias, aunque matiza que en todo momento se trata de una afición porque "es una actividad que no nos da nada de dinero".

Luciano Álvarez lleva muchos años dedicado a esta actividad. En la actualidad posee nueve perros en Los Realejos, a los que trata como se fueran personas. "Nada de pienso", sentencia Álvarez, quien siempre alimenta a sus animales con algo de arroz o chuletas y los saca a pasear al menos durante 30 minutos cada día. Así, reconoce que es una afición cara que, además, no cuenta con ningún tipo de subvención, lo que "es una auténtica pena porque se trata de una raza autóctona que no recibe el apoyo que se merece por parte de las instituciones", sentencia.

Cristo Javier Díaz también es un profesional en este tipo de certámenes. Tiene unos 33 perros pero ayer llegó a Guamasa, junto a su mujer, con una pequeña representación de ellos, entre los que se encontraba Derque de Eterna Primavera, cuyo padre, Gala de Tierra de Volcanes, obtuvo el título de campeón del mundo hace años. "Las personas que solo tienen un perro puede que no le dediquen tanto tiempo, pero nosotros nos pasamos el día trabajando para ellos, aunque solo sea una afición", explicó antes de que comenzara la competición.

Ayer fue la primera vez en un concurso de estas características para Moisés López y Jonay Marichal, que acudieron con Tindaya y Cabi, respectivamente. Cabi tiene un año y medio y, a pesar de su imponente complexión, ayer pasó la mayor parte de la tarde acostado en un rincón del Pabellón Municipal. Por su parte, la pequeña Tindaya, de solo tres meses y medio de edad, parecía completamente feliz en este recinto. "Se trata de un perro muy fiel y, además, es la raza que nos caracteriza en Canarias", explicó Moisés López, al que siempre le ha gustado tener mascotas.

Todos los que ayer se dieron cita en el Pabellón Municipal de Guamasa coincidieron en el alto nivel de los canes que concursaron. Aunque para muchos solo se trate de una afición, los cuidados son exquisitos para estos animales que, aunque sean autóctonos de Canarias, también se crían en otros puntos del planeta.

Y es que un 20% de los ejemplares de dogo–presa canario se encuentran fuera de Canarias. Así, los certámenes como el que ayer se celebró en La Laguna se suceden por toda la geografía mundial, y los canarios no dudan en viajar por medio mundo para mostrar las bondades de esta raza que, aunque parezca peligrosa, se gana rápidamente el corazón de sus dueños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine