Santa Cruz

Los negocios de la Avenida Venezuela pierden un 50% de ventas por las obras

Los trabajos en la red de pluviales finalizarán en diciembre, en plena campaña navideña

17.11.2015 | 12:17
Los negocios de la Avenida Venezuela pierden un 50% de ventas por las obras

Las ventas de los comercios de la Avenida Venezuela han disminuido un 50% desde que comenzaron, el pasado mes de junio, las obras de mejora en la red de pluviales de la zona. Todo apunta, según las últimas valoraciones de los técnicos, que estarán terminadas como muy tarde a principios de diciembre, lo que supone un alivio para los empresarios que esperan salvar el año con los beneficios que obtengan de la campaña de Navidad.

"Los trabajos van avanzando muy bien", valoró Iván González, presidente de la Zona Comercial La Salud que tiene su negocio en la misma avenida. En la mayor parte de la obra ya se han eliminado las vallas que aseguraban la zona, lo que indica que los trabajos están próximos a concluir. "Creemos que solo quedan cosas muy puntuales y según nos dicen los trabajadores, a final de este mes ya estará acabada. Esperemos que sea así", remarcó.

El principal problema con el que se han enfrentado durante todos estos meses es la falta de aparcamiento. La mayor parte se han suprimido para poder ejecutar los trabajos, de ahí que los clientes, incluidos los habituales, prefieren acudir a otras zonas para realizar sus compras. "Si se pasa con el coche, por mucho que los escaparates sean atractivos, no hay donde aparcar y los clientes no se paran", detalló González. "Los clientes tienen siempre una ruta alternativa", matizó. Lo más habitual es que se dirijan hasta otras zonas, sobre todo a los grandes centros comerciales, donde el aparcamiento es mucho más fácil y cómodo. "El engorro al que se tiene que enfrentar el que quiere venir a comprar es demasiado grande así que es normal que prefieran otros sitios", analizó el presidente de la Zona Comercial de La Salud.

Lo peor, sin embargo, no es solo que las ventas bajen. Los comercios tienen que seguir pagando la misma cantidad de impuestos, así como también a sus proveedores, lo que implica un descenso de los beneficios incluso por debajo de ese 50%. "Seguimos pagando lo mismo y si a eso se une la crisis que venimos padeciendo, parece que nos cuesta cada día más salir", aclaró. El tiempo, con el calor, tampoco invita a comprar en las tiendas de ropa, ya que los escaparates muestran la ropa de otoño e invierno con prendas de temporada.

Ahora todas las expectativas están puestas en la terminación de los trabajos. "Nos coge en medio de la campaña de Navidad pero al menos nos dará tiempo de vender algo", dijo Iván González. En este sentido, cobra especial importancia la promoción que se haga de la zona cuando se habiliten los aparcamiento de nuevo. "Necesitamos que la gente conozca que se ha abierto, para que se animen a comprar; que con los aparcamientos ya sientan como algo cómodo pararse en nuestros establecimientos", concretó.

Lo que todos los empresarios de la zona sí tienen claro es que la realización de las obras era una asignatura pendiente. Garantizar la seguridad de los comercios y vecinos ante posibles inundaciones por la presencia de lluvia es vital para ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine