Vilaflor

Homenaje a los presos franquistas forzados a trabajar en las vías locales en Vilaflor

La Plaza Doctor Pérez Cáceres acogió este sábado un acto de homenaje a los miembros del Batallón de Soldados Trabajadores Penados 91

16.11.2015 | 12:48
Homenaje a los presos franquistas forzados a trabajar en las vías locales en Vilaflor

La Plaza Doctor Pérez Cáceres, junto al Ayuntamiento de Vilaflor, acogió este sábado un acto de homenaje a los miembros del Batallón de Soldados Trabajadores Penados 91. Durante la ceremonia, se colocó una placa de recuerdo y homenaje a los integrantes de dicho grupo, cuyos integrantes fueron forzados a trabajar en las carreteras de las cumbres de la Isla por la dictadura de Francisco Franco.

El monumento se colocó, precisamente, en una zona habilitada de la vía que conecta este núcleo con las Cañadas del Teide. En la placa conmemorativa puede leerse: "en memoria de los presos que integraron el Batallón de Solados Trabajadores Penados 91, enviados a Tenerife entre septiembre de 1941 y febrero de 1943 para realizar trabajos forzados. En memoria a las víctimas del franquismo en Canarias".

Para la ocasión viajaron hasta la Isla dos de aquellos presos políticos, Manuel de Cos y Segundo Ángel Fernández Tijera. Ambos rondan los 96 años y son, casi con seguridad, los últimos supervivientes de aquél grupo de presos. El acto de homenaje también incluyó, el pasado viernes en el Espacio Cultural Aguere, la proyección de dos documentales sobre la vida de Manuel de Cos: Retrato y Trashumantes.

Asimismo, y como parte del proceso de recuperación de esta parte de la historia tinerfeña, el pasado mayo se publicó el libro La represión franquista en Canarias: contribuciones para su estudio coordinado por Aarón León Álvarez y editado por LeCanarien Ediciones. Uno de los trabajos que se incluye en esta obra lleva por título Esclavos de Franco en Canarias. El Batallón disciplinario de soldados trabajadores penados 91, escrito por Luana Studer, Aarón León, Guacimara Ramos y Victorio Heredero, licenciados en Historia por la Universidad de La Laguna (ULL) y que en los últimos años han centrado sus investigaciones en la represión y la memoria histórica en Canarias.

El acto de este fin de semana supuso la vuelta a la Isla, después de varios años, de Manuel de Cos. Ángel Fernández regresó a Arafo después de ser liberado y lleva viviendo en la Isla desde entonces. El encuentro entre ambos estuvo cargado de emociones y sirvió para que los investigadores de la ULL pudieran entrevistarlos juntos recordando los mismos sucesos. El momento de la colocación de la placa fue también muy intenso. Ángel Fernández llevó una bandera republicana y juntos se sentaron junto al árbol donde en su día se depositaron las cenizas de otro de los miembros del batallón, al que se homenajeó también con un ramo de flores.

Este batallón estaba compuesto por tres compañías que al llegar al Archipiélago fueron establecidos en Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura. En la primera de las Islas su actividad se centró en la construcción de carreteras. Durante aquellos meses, fueron sometidos a extenuantes jornadas de trabajo y se sucedieron situaciones traumáticas para ellos. Trabajaron en las carreteras de Arafo y en la zona del parador del Parque Nacional del Teide. También trabajaron en Ucanca, en Las Lajas, en Boca Tauce y en Chasna. Los dos supervivientes que este fin de semana se reunieron en Vilaflor también pasaron por los campos de concentración de la Península.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine