Una empresa recibe el visto bueno para sacar combustible del plástico reciclado

De las 8.000 toneladas que tratará al año, 2.700 se usarán para generar carburante

16.11.2015 | 12:12

El Cabildo ha dado luz verde a la instalación de la empresa Plastic Energy Tenerife SL en el Polígono para Industrias Gestoras de Residuos (Complejo Ambiental de Arico). La adjudicataria de la concesión demanial desarrollará en este espacio una actividad hasta ahora inexistente en Canarias, consistente en obtener combustible mediante el reciclado de plástico film. Según informa la Corporación insular, el material que tratará procederá de la planta de clasificación del complejo que no son recogidos de forma selectiva.

La Institución tinerfeña destaca que esta nueva vida que se le da a estos objetos permite ahorrar espacio ya que implica que no se depositen en las celdas de vertido del complejo, tal y como ocurre en la actualidad, que ocupan el doble de volumen por tonelada que el resto de residuos como consecuencia de su baja densidad y posibilidad de compactación.

Una vez que cuenta con el visto bueno del Cabildo, Plastic Energy desarrollará en la Isla esta planta de reciclaje en la que tratará las 2.725,08 toneladas por año, según la previsión inicial, aunque la empresa, con menos de un año de vida y vinculada a DISA en la fase de investigación, propone aumentar la cifra hasta las 8.000 toneladas anuales. Para que sea factible ese incremento, la entidad plantea la instalación de un equipo de recuperación de plástico film en la instalación de selección del Complejo Ambiental.

Según informa la Institución tinerfeña, el tratamiento de este material es prioritario para la Administración insular ya que implica poder reciclarlo, colaborando así a incrementar los ratios marcados por la legislación y, por otro lado, para evitar su depósito en las celdas que deriva directamente en la ocupación de un volumen que incide directamente en una disminución de la vida útil de las mismas.

Deshacerse de ese tipo de productos implica una nueva vida. Y es que la intención de Plastic Energy es generar hidrocarburos. De acuerdo a los datos aportados por la Institución tinerfeña, de las 8.000 toneladas a tratar al año se obtendrá un rendimiento del 70,32% en el reciclado, lo que se traduce en 5.626,28 toneladas anuales de producto final reciclado. Las 2.373,72 restantes, por el contrario, serán utilizadas para generar combustible.

Aparte de trabajar con el plástico film, el Cabildo destaca que la empresa también destinará unos 150.000 euros anuales para el funcionamiento de un departamento de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), a través del que se mantendrán colaboraciones con centros de formación como universidades e institutos tecnológicos. El plazo solicitado por la entidad privada para desarrollar la actividad es de 20 años, prorrogables por un periodo de cinco años hasta un máximo de 45.

La planta de biocombustible ocupará una superficie de 8.065 metros cuadrados y la Institución calcula que creará un máximo de 45 puestos de trabajo, entre 20 y 30 empleos durante la fase de construcción y entre 20 y 25 para el funcionamiento de la instalación.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo concedió en el pasado mes de febrero un préstamo de nueve millones de euros, en la convocatoria de 2014, para la construcción y puesta en marcha de esta planta, para lo que se le dio un plazo de 18 meses para ejecutarla.

De acuerdo a la información aportada por el Estado, el desarrollo de esta infraestructura supone una inversión de 12,9 millones de euros y su explotación permitirá la transformación de residuos plásticos en combustibles sintéticos de transporte. En ese momento contaba con el respaldo del Grupo DISA, el principal socio accionista de la empresa con más del 99% de participación en su capital, aunque la compañía asegura que ha vendido su parte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine