La Laguna

El Obispado gestiona 20 millones al año, 4,6 para ayudar a los más desfavorecidos

Los gastos en los templos suman 4,4 millones y en los salarios de los religiosos, 1,6

15.11.2015 | 02:00

El Obispado de Tenerife ha presentado el balance definitivo de su presupuesto de 2014, año en el que sus gastos ascendieron a 20,4 millones de euros. La acción social de Cáritas Diocesana requirió una inversión de 4,6 millones de euros para atender a los más necesitados y desarrollar diversos programas sociales. El gasto consolidado de la Diócesis Nivariense, excluyendo los de la ONG, había rondado los 10 millones de euros en los ejercicios anteriores, según detalló el ecónomo, Víctor Oliva. Sin embargo, durante el último año subió en un 50%, hasta llegar a los 15,8 millones de euros, debido principalmente a la rehabilitación de la Catedral –a la que destinaron 1,4 millones– y de otros edificios (1.159.556 euros), y a la construcción de nuevos templos y complejos parroquiales (958.944 euros), además de otros asuntos no previstos inicialmente, que sumaron 337.796 euros. Este aumento de los gastos generó un déficit de 376.478 euros que fue cubierto con créditos bancarios.

El Obispado es uno de los motores económicos del municipio. Su influencia en la economía local a través del presupuesto que gestiona es equiparable a la de las grandes empresas de La Laguna. Sus arcas se nutren en gran medida de las aportaciones de los fieles. Durante 2014, las colectas de las parroquias de la provincia de Santa Cruz de Tenerife recaudaron 1.262.765 euros; las que se hicieron para instituciones de la Iglesia, 1.280.781 euros; otros donativos reportaron 1.293.136 euros; y en suscripciones el Obispado ingresó 244.298 euros.

En tanto, los contribuyentes que marcaron la cruz de la Iglesia en su declaración de la renta (IRPF) hicieron que llegaran otros 2.935.976 euros a través de la Conferencia Episcopal. Según apunta el ecónomo del Obispado, un 34% de los contribuyentes canarios opta a dar una asignación a la Iglesia en el IRPF, cifra que se sitúa por debajo de la media nacional, que está en el 37%. "Esto tiene muchos matices porque dentro de este 34% puede haber gente con rentas más elevadas que en otras regiones, donde el porcentaje es más alto", puntualiza Víctor Oliva, satisfecho de que en los últimos años haya cada vez "más gente sensible" con la labor de la Iglesia.

El patrimonio inmobiliario de la Diócesis Nivariense, que solo en La Laguna está compuesto por 92 propiedades –entre las que hay 43 inmuebles de uso religioso y social y el resto son viviendas, solares, garajes, un parking y varios locales comerciales en el casco– es otra fuente de ingresos. En alquileres recaudaron 766.262 euros, en otras actividades económicas otros 629.899 euros y en rendimientos financieros, 10.648.

Por los servicios que presta a la sociedad, la institución católica tuvo ingresos por 3.084.861 euros. Casi 600.000 euros llegaron a través de subvenciones públicas y 124.962 por los ingresos de las instituciones diocesanas. Otros 3,2 millones se computaron como ingresos extraordinarios. El presupuesto que ha hecho público el Obispado detalla solo una parte de este apartado al revelar que las subvenciones para la rehabilitación de la Catedral fueron de 1.466.533 euros y que las enajenaciones de patrimonio se saldaron con otros 187.009 euros.
Los gastos previstos inicialmente para 2014 eran de 11.905.218 euros. El capítulo al que se dedicó más dinero fue el de conservación y gastos de funcionamiento de edificios, que sumó 4.461.795 euros. De esta cantidad, los costes fijos de los inmuebles de la Iglesia en la provincia, sumaron 3,4 millones.

Otra parte importante del presupuesto se destina a los salarios del personal religioso y seglar que tiene en plantilla la Diócesis. Las retribuciones del clero representan un desembolso anual de 1.655.957 euros. En este capítulo están los salarios de los 150 sacerdotes que predican en las 312 parroquias que tiene la provincia. Su sueldo base es de 768 euros, aunque con los extras que cobran por las misas que ofician y otros complementos llegan a ser mileuristas. El personal no religioso, compuesto por administrativos, profesores y profesionales liberales, cuesta en conjunto, entre salarios y cargas sociales, 3. 227.450 euros.

A la actividad pastoral y asistencial dentro de la Diócesis se destinan 2,3 millones de euros. Unos 850.000 financian acciones religiosas en Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro. Otros 840.000 son donados para las iglesias del Tercer Mundo. La actividad asistencial de la Iglesia contó con 603.831 euros, mientras que el Seminario recibió 49.000 euros; el Centro de Estudios Teológicos, 112.399 euros; y otros centros de formación se repartieron 33.392 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine