El Cabildo destinará 10 millones de euros a reducir las colas en la TF-5

Se habilitará una vía exclusiva para transporte público en la rotonda de Anchieta

14.11.2015 | 02:00

El Cabildo de Tenerife presentó ayer las acciones que llevará a cabo para reducir los atascos en la autopista Norte y que costarán a las arcas insulares alrededor de 10 millones de euros. El presidente de la institución insular, Carlos Alonso, desglosó las medidas que se van a realizar a corto, medio y largo plazo para intentar solucionar este problema que afecta a miles de tinerfeños cada día.

Algunas de las medidas propuestas ya se han puesto en marcha, como los trabajos que se han realizado en el enlace de Lora y Tamayo, en el que se eliminó la salida directa hacia la autopista. Pero además, el Cabildo pretende realizar actuaciones en el enlace de Las Chumberas, cerrando el acceso directo a esta zona y trasladándolo a la glorieta sobre la TF-2, además de prolongar los carriles de trenzado hasta el enlace de la TF-13. Ambas actuaciones tienen un coste de casi tres millones de euros.

Otro de los puntos más conflictivos es el enlace con Padre Anchieta, que ha sido señalado por los ciudadanos en la plataforma de participación ciudadana que ha puesto en marcha el Cabildo. Sus múltiples salidas y los pasos de peatón frecuentados por universitarios que se trasladan al Campus de Anchieta son dos factores que hacen que esta rotonda se convierta cada día en un punto con muchas retenciones.

Para solucionarlo, el Cabildo quiere habilitar un carril exclusivo para las guaguas que se dirijan al intercambiador en sentido Santa Cruz y otro para el transporte público que circule en sentido Norte. Además, se habilitará una vía para que los vecinos de La Esperanza no tengan que pasar por esta rotonda cuando se dirijan al área Metropolitana. En cuanto a los pasos de peatones, Alonso detalló que se mejorará el tránsito peatonal en esta zona, para que se realicen sin interrumpir el tráfico.

El Cabildo también destinará 1,4 millones de euros a los trabajos que se realizarán en el enlace Coromoto San Benito, en donde se eliminaran las salidas en carriles de aceleración, así como la intersección en el carril de deceleración.

Alonso destacó que a medio plazo se llevarán a cabo trabajos en la TF-5 para prolongar el tercer carril hasta Guamasa y que obligará a demoler el puente antiguo de Los Rodeos. Además, se habilitará la carretera que une Los Rodeos con el Campo de Golf como una vía donde se priorizará al transporte público en horas punta.

El coste de esta última obra, no se encuentra dentro de los 10 millones que destinará el Cabildo para mejorar la circulación en la autopista Norte, pero el presupuesto de estos trabajos todavía está pendiente de cuantificarse. Alonso destacó que a finales de 2016 o principios de 2017 estas obras podrán comenzar a ejecutarse.

"Lo que no podemos decirle al ciudadano que está cada día en cola es que la solución va a venir dentro de diez años", expresó Alonso y aseguró que el problema no se solucionará definitivamente sin que se acometa una gran inversión en infraestructuras viarias por parte del Gobierno de Canarias.

El presidente mantuvo ayer una reunión con representantes de la Universidad de La Laguna, la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE) y la consejería de Sanidad, para proponer soluciones a este problema vial.

Entre las medidas propuestas por el Cabildo se encuentra la descentralización de determinadas pruebas médicas del Hospital Universitario de Canarias (HUC) hacia los centros ambulatorios de especialidades de la zona norte y fomentar el establecimiento de un horario flexible en las empresas de la zona metropolitana, para evitar que coincida con la hora punta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine