Discapacidad y Medio Ambiente

Movilidad con barreras

Las actividades por la Semana de la Movilidad en Santa Cruz dejan al descubierto la falta de accesibilidad de El Toscal

13.11.2015 | 12:00
El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y los concejales de Accesibilidad y Distrito Centro, Carlos Correa y José Carlos Acha, respectivamente, visitan la zona.

Las actividades organizadas por el Ayuntamiento de Santa Cruz, a través de la Fundación Santa Cruz Sostenible, dejaron ayer al descubierto las dificultades a las que se enfrentan las personas con dificultades de movilidad en El Toscal. El concejal de Accesibilidad y Medio Ambiente, Carlos Correa, tuvo que recorrer gran parte del barrio por la carretera ya que la mayor parte de las aceras no tienen ningún tipo de rebaje para que una silla de ruedas o el carrito de un bebé puedan transitar sin impedimento.

Rosa Ramallo, presidenta de la Asociación Luz y Vida de El Toscal, aprovechó la celebración de algunas de las actividades en la Casa Pisaca para pedir al concejal de zona, José Carlos Acha, así como al mismo Carlos Correa, que se realicen cuanto antes los rebajes, ya que hay vecinos que tienen que dar un "gran rodeo" para poder llegar a sus casas. La misma Casa Pisaca tiene un escalón para poder acceder hasta el interior del inmueble. La justificación que tanto los concejales como el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, dieron a la portavoz de los vecinos, es que los técnicos municipales no ven viable colocar rebajes en las aceras que no unen calles con pasos de peatones.
Hoy, al igual que ocurrió ayer, varias calle de El Toscal permanecerán cerradas por la celebración de estas actividades. En total, durante las dos jornadas, está previsto que disfruten de los actos 525 escolares de diferentes colegios del municipio. El principal objetivo es sensibilizar a los menores y al resto de la ciudadanía acerca de la importancia de hacer una ciudad más habitable y saludable a través del uso de los medios de transporte públicos y fomentando el encuentro de nuevas formas de vivir de una manera sostenible.

Horario

Todas las actividades se desarrollan entre las 09:00 y las 13:00 horas e incluyen, entre otras acciones, una demostración de vehículos no contaminantes a cargo de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos, la puesta en marcha del Circuito de Seguridad Vial para escolares, la realización de distintos grafitis con motivos medioambientales en el Teatro San Martín o la instalación de un árbol de los deseos en el que colgar mensajes de sostenibilidad y respeto hacia la naturaleza.

Además, se realizan distintos talleres informativos para corregir malos hábitos y fomentar la práctica de iniciativas sostenibles que favorezcan el medio ambiente. Uno de los puntos calientes de estas actividades se desarrolla en el huerto urbano de El Toscal. Los alumnos pudieron llevarse a casa un semillero con hierbas plantadas y algunos, los más afortunados, tuvieron la oportunidad de plantar en la tierra algunos ejemplares algo más grandes. "Es muy fácil pero nos han repetido que ahora es lo difícil, porque hay que conseguir que sobrevivan en casa y no se mueran; hay que echarles agua y poner el vaso al sol", dijo León Delgado.

José Manuel Bermúdez aseguró que estos menores "son el futuro y a ellos les corresponderá la tarea, dentro de algunos años, de implantar sistemas que hagan que Santa Cruz sea una ciudad mucho más sostenible", explicó el alcalde mientras realizaba un recorrido por las distintas actividades programadas junto a varios ediles más.

Carlos Correa resaltó que la iniciativa busca "crear conciencia, especialmente entre los más pequeños, sobre el uso racional de los coches y el incremento del uso de los medios de transporte colectivo".

Aunque el Medio Ambiente centra la mayor parte de las actividades, con nociones básicas de lo que es reciclaje, el peligro de los incendios en el monte o la importancia de utilizar el transporte público para trasladarse, muchos de los menores pueden ponerse también en la piel de las personas con algún tipo de discapacidad y descubrir los problemas de accesibilidad a los que tienen que enfrentarse a diario.
Con los ojos tapados y haciendo uso de un bastón no es fácil moverse para quien no está acostumbrado, de ahí la importancia de no tirar cosas al suelo con las que cualquier invidente puede tropezar o caer. Todos los alumnos hicieron un recorrido por el circuito habilitado. "Es muy fácil caerse porque no se ve nada", dedujo Carla González después de hacer el paseo sin poder mirar. Los perros guía también tuvieron la oportunidad de lucirse, con una exhibición junto a sus usuarios.

Quienes se montaron en las sillas de ruedas tampoco lo pasaron muy bien. Al principio parecía entretenido pero con lo que cuesta moverse la diversión se olvida. "Duelen mucho los brazos, porque tienen que estar todo el día para arriba y para abajo", asumió José de la Rosa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine