La Laguna

El Obispado inscribe la Catedral a su nombre al detectar que no tenía dueño

La Diócesis actualiza su inventario de bienes y da de alta por primera vez en el Registro de la Propiedad a otros ocho templos y una casona protegida del casco

10.11.2015 | 02:00

Este año la Catedral cumple cinco siglos. Se levantó antes de que se creara el Registro de la Propiedad y durante 499 años no tuvo dueño oficial. El templo matriz de la Diócesis Nivariense careció de escritura hasta el año pasado. El Obispado de Tenerife contrató a una persona exclusivamente para poner al día su inventario de bienes. Así afloró que la Catedral, otros ocho templos del municipio y una casona protegida de la calle Nava y Grimón, en el casco histórico, no estaban registrados.

En la misma situación de la Catedral estaban las iglesias de San Juan Bautista y Nuestra Señora de Las Mercedes, el complejo de San Benito Abad, las ermitas de San Cristóbal y San Isidro, las capillas de Cruz de Moure, Cruz de Herreros y Cruz de los Plateros y la casona de la calle Nava y Grimón, número 8, que funciona como sede de la Pastoral Penitenciaria y del comedor social de La Milagrosa.
Todos los inmuebles fueron inmatriculados el año pasado, antes de que entrara en vigor la reforma de la Ley Hipotecaria, que quitó a los obispos el privilegio que les había dado Franco, en 1946, de poner a su nombre cualquier casa, garaje, finca o cementerio que quisieran presentando solamente un certificado de la diócesis en el que dijera que eran suyos.

En 1998, el Gobierno de José María Aznar amplió el poder de los prelados al permitirles que también inscribieran los templos de culto. A partir de entonces, las diócesis de todo el país, incluida la nivariense, pusieron a su nombre catedrales, capillas y ermitas. La reforma, que entra en vigor este año, busca equiparar a la jerarquía eclesiástica con el resto de los ciudadanos, aunque en realidad la Iglesia parte con ventaja, puesto que el requisito que impone la reforma es que los inmuebles estén certificados en el Catastro, algo que los religiosos han venido haciendo con la misma facilidad con la que inmatriculaban aquello que nunca tuvo propietario.

Regularización

El ecónomo del Obispado de Tenerife, Víctor Oliva, explica que inmuebles que se registraron por primera vez fueron detectados como consecuencia de la actualización de su inventario de bienes. "Nos dimos cuenta de que había muchas iglesias que no estaban inscritas porque son anteriores a la creación del propio registro", afirma.

Ese es el caso de la Catedral. El primer antecedente data de 1515, ese año se construyó una pequeña ermita que más tarde pasaría a ser la parroquia de Los Remedios. En 1819, se creó de Diócesis de Tenerife, con su correspondiente Catedral y en 1819 se terminó de construir el templo tal y como lo conocemos en la actualidad. Entre 2002 y 2014, el edificio de la calle La Carrera estuvo cerrado y se acometió una faraónica obra de rehabilitación de las cubiertas.

La reforma de la Ley Hipotecaria delegó en los notarios y registradores de la propiedad el trámite de la inmatriculación, que antes realizaban los jueces de primera instancia. La Catedral fue registrada por el Obispado el 14 de julio de 2014. El trámite costó 693 euros. Para poner a su nombre los otros ocho templos, la Diócesis Nivariense invirtió 1.602 euros.

No existen datos oficiales que permitan saber cuantos inmuebles fueron inmatriculados por la Iglesia en su conjunto al amparo del controvertido artículo 206 de la Ley Hipotecaria. Los casos más sonados a nivel nacional durante la última década fueron los de la Mezquita de Córdoba y la Catedral de Navarra, registrados por apenas un puñado de euros a nombre del clero.

Navarra es, además, la única comunidad donde la dimensión de este procedimiento ha podido ser cuantificado gracias a una petición formal de su Parlamento a las diócesis y la constitución de una plataforma ciudadana. De ese modo se supo que 1.087 propiedades de todo tipo habían pasado a formar parte del patrimonio eclesiástico desde el año 1998.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine