Una usuaria de Sonrisas Canarias da a luz mientras esperaba por su comida

Sanitarios que acudieron en una ambulancia a la sede de la entidad en Valleseco asistieron a la mujer, con la ayuda de voluntarios de la ONG

09.11.2015 | 14:33
Una usuaria de Sonrisas Canarias da a luz mientras esperaba por su comida

Una usuaria de la ONG Sonrisas Canarias dio a luz mientras esperaba su turno para recibir sus alimentos a primera hora de la mañana. La mujer, de origen senegalés y con residencia en Santa Cruz de Tenerife, llegó al barrio de Valleseco, donde tiene su sede esta entidad solidaria, en torno a las 06:30 horas de la semana pasada para ser atendida de las primeras.

Esta vecina, a las 08:00 horas, nada más comenzar con el reparto, explicó al presidente de la organización, Luis Febles, que "ya había salido de cuentas". "Fue una sorpresa para todos", explicó el responsable de esta entidad. Se le ofreció una silla, pera la joven indicó que se quedaría de pie porque, según le indicó a los voluntarios, "le dolía todo y prefería caminar para no estar parada". "Yo mismo le dije, bromeando, que no se pusiera de parto, que no queríamos sustos", apuntó Febles. Cuando todavía se estaban dando los números para comenzar la jornada, la usuaria pidió entrar al cuarto de baño, momento en el que rompió aguas. En muy pocos minutos todo se precipitó. Rápidamente desde la ONG llamaron a los servicios de emergencia. En tan solo minutos llegó una ambulancia a la que le dio tiempo de llegar antes de la que el bebé naciera.

En la misma puerta de Sonrisas Canarias los sanitarios asistieron a la madre y a su hijo, que se llama Jonathan. "Es una buena noticia, dentro de todo lo mal que lo están pasando estas familias que llegan a nosotros pidiendo comida", explicó Febles. "Ojalá haya esperanza para todos", subrayó.

El reparto se paralizó en el periodo de tiempo que duró el alumbramiento. "No podíamos hacer otra cosa, porque nos quedamos asustados, sobrepasados por lo que estábamos viendo", valoró el presidente. "Aunque no llegaron al Hospital, al menos la ambulancia sí que pudo atenderla; si no hubiera llegado tendríamos que haberlo hecho nosotros y ninguno está preparado para eso", bromeó Febles, quien señaló que la madre, que habla un perfecto español, le indicó que el menor podría llamarse Luis, como él. "Está todo el mundo contento con lo que ha pasado, porque es algo muy bonito, aunque esperamos que no se repita porque vivimos un momento de mucha tensión", aclaró.

Las reacciones no se hicieron esperar. Esa misma noche, al cerrar las puertas de la ONG, el perfil de Facebook de Sonrisas Canarias anunció lo sucedido. Las muestras de cariño no se hicieron esperar y ya el mismo Febles tiene preparada una remesa de artículos de primera necesidad y leche para que a Jonathan no le falte lo básico para salir adelante. "Se merece ser feliz, como cualquier niño; haremos todo lo que esté en nuestra mano para conseguirlo", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine