Santa Cruz

Sanidad se ve obligada a aumentar el dinero para acabar con las ratas

Correa reconoce que en la ciudad hay una plaga de roedores, por lo que en 2016 la partida para la desratización aumentará en un 25%

07.11.2015 | 11:04
Un operario coloca productos para acabar con las ratas.

El concejal responsable del área de Sanidad en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Carlos Correa, del Partido Popular, admite que en la ciudad, fundamentalmente en el centro, hay una plaga de ratas. Por este motivo, y ante las numerosas quejas vecinales que se están produciendo sobre todo a través de las redes sociales, en 2016 el Consistorio chicharrero incrementará la partida destinada a la desratización en un 25%, pasando de los 80.000 euros gastados este año a los 100.000 que se invertirán en el próximo.

"Sí, es cierto que tenemos un problema, sobre todo con la denominada rata negra, que es la que vive en los árboles y cuyo tamaño es enorme. Por ello, durante este año hemos intensificado las campañas de desratización y para el próximo ejercicio hemos decidido incrementar el presupuesto destinado a esta actuación", manifiesta a la opinión de tenerife el concejal de Sanidad. De todas formas, el edil Carlos Correa aprovecha para animar a todos los vecinos que se encuentren con un roedor a que denuncien tal situación a través del número de teléfono 922 013 671, "porque los técnicos municipales no pueden estar en todos sitios controlando si hay o no ratas".

Correa explica que en el municipio hay tantas ratas debido fundamentalmente al elevado número de casas y solares abandonados que "tenemos" y de los que nadie se hace cargo. "En este sentido, tenemos las manos atadas, porque el Ayuntamiento no puede acceder al interior de un inmueble o de un solar sin una autorización judicial y, hay que reconocer, que el procedimiento es muy lento", manifiesta el concejal.

Lo más eficaz, indica el edil del Partido Popular, sería que los técnicos del Consistorio pudiesen entrar en las casas abandonadas para proceder a la desratización, "pero eso no lo podemos hacer sin que nos dé permiso un juez". La solución, añade Correa, es que se cambien las leyes para facilitar la intervención municipal.

A pesar de esto, cuenta el concejal responsable del área de Sanidad en el Ayuntamiento de Santa Cruz, en algunos casos, y debido a que "pueden suponer un grave problema de salud pública", los técnicos están introduciendo en los inmuebles abandonados, aunque sea por las ventanas, productos para poder acabar con las ratas.

Suárez Guerra

"Es lo que hemos hecho por ejemplo en el restaurante turco que se quemó en la calle Suárez Guerra, donde los vecinos y visitantes estaban muy preocupados por la gran cantidad de ratas que había en la zona. Y es que al quemarse el local, allí se quedó una gran cantidad de comida que nadie ha sacado", comenta Carlos Corea.

El edil también aprovecha para recordar el trabajo que se está haciendo en una casa abandonada de la calle de El Perdón, en la que el Ayuntamiento de la capital ha activado el protocolo de Diógenes, porque la persona que habitaba en el inmueble está afectada por dicho síndrome. En esta casa hay una gran cantidad de basura que ha propiciado la presencia de ratas y cucarachas.

Fue el propio ciudadano que se encontraba en el inmueble, y que se ha trasladado al piso de una familiar en Cueva Bermeja, quien ha dado permiso al Consistorio chicharrero para que limpie dicho lugar y para que procesa a al desratización y a la desinsectación.

El concejal responsable del área de Sanidad del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife comenta que también está en coordinación con el edil responsable de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, para que se repongan lo más rápido posible los contenedores que se rompen en la ciudad, porque "también se convierten en focos para las ratas".

Entre las quejas vecinales se encuentra la de Silvia Barrera, quien asegura que hace unos días en la calle Castillo una rata intentó subir por sus piernas. "Afortunadamente, había una patrulla de la Policía Local por allí que me ayudó. Hay por todos lados", indica esta ciudadana. Cristina Padilla, otra vecina de la capital, le pide al alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, que tome medidas drásticas ante esta situación, porque es "muy preocupante, y es que hay ratas por todas partes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine