El Tríptico de Nava-Grimón estará en el Museo de Bellas Artes hasta 2017

Cepsa y el Ayuntamiento, copropietarios de esta obra de 1546 de Pieter Coecke, firman un acuerdo para que permanezca en la capital

06.11.2015 | 10:45
El director de la Refinería y el concejal de Cultura junto al Tríptico de Nava-Grimón.

El Tríptico de Nava-Grimón, obra de la que Cepsa cuenta con la propiedad mayoritaria, permanecerá depositado en el Museo Municipal de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife hasta el año 2017. Así lo acordó la entidad y el Ayuntamiento chicharrero, copropietario del retablo.

El concejal de Cultura, José Carlos Acha, y el director de la Refinería Tenerife, José Manuel Fernández-Sabugo, visitaron este espacio de arte donde se encuentra el Tríptico de Nava-Grimón. Para Fernández-Sabugo, "se trata de una de las piezas fundamentales de este centro de arte dependiente del Ayuntamiento de Santa Cruz, y hemos querido mantenerla ahí, para el disfrute de ciudadanos y visitantes". "Nos gustaría que todos los chicharreros tengan la oportunidad de acercarse a este museo a disfrutar de una obra de tanta relevancia", añadió el responsable, quien sentenció, además, que "a quienes aún no la conozcan, les invitamos a hacerlo, porque se trata de una pieza fantástica y sorprendente; y a quienes ya la hayan visitado, les recordamos que pueden volver a hacerlo en los próximos dos años, pues está en este lugar para el disfrute de todos".

José Carlos Acha expresó su satisfacción por haber alcanzado este acuerdo "por el que se garantiza que el Museo Municipal de Bellas Arte seguirá acogiendo esta pintura tradicional del siglo XVI, que en 1969 fue separada en tres piezas y repartidas entre los herederos, hasta que 22 años después volvieron a unirse las tres tablas, adquiriendo la obra su aspecto original". "Desde entonces, la pinacoteca de Santa Cruz es depositaria, en óptimas condiciones lumínicas, de temperatura y humedad, de esta obra maestra", afirmó.

Esta destacada pieza de arte flamenco del pintor Pieter Coecke, realizada en óleo sobre tabla, data del año 1546, y fue adquirida por Cepsa en 1993. La obra, una de las pinturas flamencas más importantes que hay en el Archipiélago, fue enseguida puesta a disposición del Ayuntamiento de Santa Cruz para enriquecer el contenido del Museo de Bellas Artes, que se ha encargado de acogerla desde entonces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine