El estado de las cubiertas de la parroquia de Taganana retrasa el final de las obras

La restauración, impulsada por el Cabildo y el Obispado, tenía una duración inicial de diez meses

06.11.2015 | 17:20
El estado de las cubiertas de la parroquia de Taganana retrasa el final de las obras

Las obras de restauración de la Parroquia de Las Nieves de Taganana, en el Distrito Anaga, se prolongarán durante algunos meses del próximo año después de que los trabajos hayan tenido que ser modificados por el mal estado de las cubiertas. El Cabildo de Tenerife, en colaboración con el Obispado de la Diócesis Nivariense, inició en abril esta intervención integral en el templo, que es uno de los más antiguos de la Isla, con 500 años de historia, y que estos meses celebra su aniversario.

En un primer momento, la restauración se iba a prolongar durante unos cinco meses, pero el plazo fue ampliado en verano hasta el próximo mes de diciembre. Ahora, sin embargo, los trabajos seguirán durante algunos meses más del próximo año pero aún no se han determinado cuántos. El presupuesto inicial era de 595.000 euros, de los que el 80% fue aportado por la Corporación insular y el resto corría a cargo del Obispado tinerfeño. El Cabildo tuvo que invertir otros 130.000 euros para poder afrontar los imprevistos a los que deben hacer frente. En las próximas semanas habrá, además, que ampliar esta cantidad.

Las obras se encuentran paralizadas en la actualidad hasta que la Comisión de Patrimonio del Cabildo tinerfeño apruebe el nuevo plan de viabilidad necesario para la continuidad de los trabajos. De este nuevo documento dependerá, precisamente, que se amplíe aún más el presupuesto para realizar todas las obras que estaban planeadas en un primer momento.

El mayor problema se concentra en el deficiente estado de las cubiertas del templo. El Obispado estudia sacrificar las mejoras en otros puntos del edificio para poder acometer el trabajo completo en el techo del templo. El presbiterio es otro de los puntos que también acumula muchos problemas puesto que la madera con la que se construyó ha desaparecido y ha sido reemplazada por elementos metálicos que se encuentran en mal estado.

La empresa encargada de realizar estos trabajos en la Parroquia de Las Nieves es Construcciones Felipe Méndez SL. El arquitecto Sebastián Matías Delgado ha sido el responsable de realizar el plan director, que ya se encontraba bastante avanzado desde hace años, aunque no había encontrado financiación para ponerlo en marcha.

Esta restauración incluía trabajos en el techo y las cubiertas del templo, así como en el pavimento y la carpintería de todo el edificio. En el caso del suelo, se pretendía proceder a sustituir el granito por loza chasnera y se centraba también en aislar la zona para evitar posibles filtraciones de agua de lluvia, que ha sido uno de los grandes problemas de esta parroquia a lo largo de sus 500 años de historia. Asimismo, la intervención incluía el arreglo del púlpito y el campanario.

El plan director inicial también tuvo en cuenta el acceso a la parroquia, en el que se iban a levantar varios escalones en uno de los laterales y se construiría una rampa para facilitar la entrada a las personas con discapacidad. Por último, también se mejoraría el sistema de electricidad y contraincendios.

La Parroquia de Las Nieves fue restaurada por última vez durante los años 50 del pasado siglo. En ese momento se realizó el cambio de la madera de las cubiertas por elementos metálicos que ahora dificultan la ejecución de los trabajos y han provocado un mayor deterioro de los techos. Diversas fuentes del Obispado coinciden en que aquella intervención no fue acertada puesto que, entre otras cosas, se retiró la loza que cubría el suelo y, en su lugar, se instalaron mosaicos de mármol triturado.

Durante aquella precaria intervención, se instalaron, además, elementos de hormigón que ahora se encuentran en malas condiciones debido a la acción del óxido del hierro con el que conviven. Por último, también existen problemas con la sujeción de las vigas de madera del techo que provoca, entre otras cosas, que el edificio se inunde cada que llueve con fuerza.

Problemas en Almáciga

Una vez más, la ermita en honor a la Virgen de Begoña, en el pueblo de Almáciga, ve también cómo se retrasa su apertura después de varias décadas de trabajo. Son unos 200.000 euros los que aún quedan por invertir para terminar con estas obras que incluyen trabajos en la nueva instalación eléctrica y el embellecimiento del interior del templo. A pesar de que los vecinos y la Diócesis Nivariense ya se han encargado de reunir unos 30.000 euros, falta que el Ayuntamiento de Santa Cruz, el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias lleguen a un acuerdo para financiar y ejecutar la última fase de la intervención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine