La Laguna

Aguere aplaude al más fuerte

Juan Carlos Heredia ´el Porrúo´ cumplió ayer con su desafío en el municipio y levantó dos barriles de 310 kilos

06.11.2015 | 02:00
Juan Carlos Heredia en el momento de levantar los bidones llenos de piedras que pesan, en total, 310 kilos.

Juan Carlos Heredia nació hace 42 años con, exactamente, 5,8 kilos de peso. Ya desde entonces parecía que la fuerza y la buena forma física iban a estar siempre de su lado. "La verdad es que casi llegué al mundo con una mancuerna en la mano", bromeó ayer al respecto. Conocido cariñosamente como el Porrúo, se ha hecho famoso no solo por su intensa actividad deportiva, sino también por sus apariciones televisivas en programas como El Hormiguero y su papel de matón en Torrente 4. Asimismo, es campeón de España de Fuerza y nadie ha podido pulverizar su récord de Press Banca, donde ha llegado a levantar 265 kilos.

Ayer, Heredia fue el centro de atención en el Leroy Merlin de La Laguna. Allí demostró su capacidad física al levantar dos barriles que sumaban 310 kilos de peso. Lo hizo como parte de una demostración de un nuevo pegamento fabricado por uno de sus patrocinadores, Soudal Químicos. El superpegamento dio buena cuenta de su poder de fijación gracias a la fuerza del gaditano. Los representantes de T-Rex, que así se llama el producto, eligieron varios tipos de materiales para pegarlos y unirlos a los bidones que luego fueron llenados poco a poco con piedras. Con la ayuda de una barra sobre su cuello, Heredia superó todos los retos.

En el centro comercial, empleados y clientes animaron al deportista con sus aplausos. Heredia agradeció el apoyo de los espontáneos congregados para ver su reto haciéndose fotos con todos y cada uno de ellos. "Hemos recorrido toda España haciendo estas exhibiciones. Estuvimos antes en Canarias pero no en Tenerife", aclaró.

Heredia, que fue jugador de baloncesto antes que forzudo, asegura que empezó a entrenarse con 22 años porque "se me iban los ojitos con las películas de Arnold Schwarzenegger. De hecho, le conocí hace tiempo y he podido estar tres veces con él", recordó.

Poco a poco, Heredia fue aprendiendo por sí solo una modalidad deportiva que en España era desconocida: el Strongman. "Yo solito, haciéndome mis propios elementos de entrenamiento", precisó. En menos de un año pasó de los 115 a los 155 kilos. Actualmente ronda los 170 kilos, mide 1,92 centímetros y el diámetro de sus bíceps llega a los 62 centímetros. "Entreno a diario, una hora por la mañana y dos por la tarde", aclaró.

Asimismo, para mantenerse fuerte lleva una dieta no apta para estómagos sensibles. "La ternera y el arroz es lo mejor para ponerse fuerte", explicó. "Para desayunar, cuando vengo a Canarias tomo gofio, y normalmente también plátano, zumo y un bollo integral con pavo y queso".

Actualmente, tiene su propio gimnasio especializado en esta disciplina deportiva. "Es especial porque normalmente no hay centros con el material necesario. Tenemos, por ejemplo, ruedas de 400 kilos y bolas de granito de 200". Además de preparar a jóvenes promesas, mantiene vivo el deseo de superar nuevos desafíos. Lo más voluminoso que ha arrastrado nunca es una grúa de 35.000 kilos. No obstante, tiene en mente un nuevo reto que podría encontrar en Canarias su espacio más adecuado. "Me gustaría arrastrar un avión, los de Binter serían perfectos", explicó.

Heredia, que ayer repitió el desafío hasta en cuatro ocasiones, se considera un afortunado porque hasta el momento las lesiones graves le han respetado. "Cuando manejas estos pesos, es bastante peligroso". Asimismo, agradeció el apoyo de sus patrocinadores: Soudal y Vitobest Nutrición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine