La Laguna

El Obispado busca 300.000 euros para terminar la iglesia de Las Chumberas

La Diócesis espera conseguir el patrocinio de empresas privadas con la nueva Ley de Mecenazgo que permite desgravar hasta un 40% en impuestos por el donativo

05.11.2015 | 12:15
Vista general del templo diseñado por Fernando Menis, cuya maqueta se expone en el Moma de Nueva York.

El Obispado de Tenerife espera conseguir un patrocinador que esté dispuesto a aportar los 300.000 euros que hacen falta para terminar la construcción del complejo parroquial del Santísimo Redentor, en Las Chumberas. La crisis paralizó en 2008 la obra vanguardista del arquitecto tinerfeño Fernando Menis. Su innovador uso del hormigón le dio fama mundial al edificio a través de revistas especializadas, premios internacionales y un lugar, desde 2013, en las vitrinas del Museo de Arte Moderno (Moma) de Nueva York. Hoy, turistas de todas las latitudes lo visitan.

Víctor Oliva, ecónomo del Obispado, espera que la nueva Ley de Mecenazgo, que entró en vigor este año, impulse los donativos por parte de empresas, ya que las desgravaciones fiscales han aumentado de forma considerable respecto al año pasado. Por ejemplo, si una persona donara 300 euros en enero de 2016 desgravará de su Declaración de la Renta del año siguiente 157 euros. Los particulares podrán descontar del IRPF entre un 75% y un 35%, dependiendo de la cantidad donada. Las empresas, en cambio se ahorran en impuestos entre un 35% y un 40%.
La obra de la iglesia de Las Chumberas se inició en 2005 y desde entonces se ejecutó un 70%. Hasta ahora, el edificio de Menis ha costado 1,6 millones de euros. La construcción de este moderno templo fue impulsada por el obispo Felipe Fernández, que defendía que la Iglesia fuera fiel a la arquitectura de su tiempo y cuando vio el Magma de Menis no lo dudó.

Cointe aportó 600.000 euros

La construcción del templo de Las Chumberas ha seguido avanzando durante la última etapa gracias a un donativo de 600.000 realizado por Construcciones Industriales de Tenerife (Cointe), propiedad del empresario Ambrosio Jiménez. Se da la paradoja de que las obras estaban a cargo de otra constructora y fue Cointe la que financió su trabajo con una significativa donación al Obispado tinerfeño.

El Ayuntamiento de La Laguna donó el solar sobre el que se levanta el edificio y dio una ayuda de 90.000 euros para nivelar el terreno y hacer los cimientos. El Gobierno de Canarias aportó otros 444.6000 euros y el Obispado 304.500, reunidos a partir de colectas realizadas entre los fieles. El resto del dinero se consiguió con la venta de un piso donado a la Diócesis y un préstamo de 210.000 euros.

El Obispado espera que un grupo de empresas a las que han invitado a colaborar se animen a hacerlo con la nueva Ley de Mecenazgo, que les permite obtener importantes descuentos fiscales con sus donaciones.

El Santísimo Redentor es la parroquia matriz para los más de 5.000 residentes en Las Chumberas, La Hornera, Los Ruymanes, Los Majuelos y San Juan. Su construcción y mantenimiento son muy costosos debido al uso de hormigón. No obstante, este material garantiza una vida útil del edificio de varios siglos. Como solo está habilitado uno de los dos módulos que componen el inmueble, ya que la capilla principal está sin terminar, la vida parroquial se desarrolla en salones pequeños y austeros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine