Quién es quién en el callejero

Un jardín dedicado a Alfonso XII

La Plaza del Príncipe de Asturias recibe su nombre del monarca, que nació pocos días antes de que se inaugurara este espacio, ubicado en pleno centro de la capital

30.10.2015 | 18:25
Un retrato del monarca español.

Lucharon por el municipio, brillaron en sus campos o simplemente fueron vecinos humildes que por su generosidad merecieron el homenaje de Santa Cruz de Tenerife con una calle, plaza o parque con su nombre. Pero, ¿quién es quién en el callejero de la capital? la opinión de tenerife hace un recorrido por el mapa de Santa Cruz para ponerle cara a esos cientos de nombres y apellidos, muchos lamentablemente desconocidos. Hoy le toca el turno a la Plaza del Príncipe de Asturias, cuyo nombre corresponde al monarca español Alfonso XII, quien nació poco antes de que este espacio comenzara a construirse.

Santa Cruz de Tenerife quiso honrar a Alfonso XII incluso antes de que fuera coronado rey de España. Lo hizo dándole su nombre a una de las plazas más emblemáticas de la capital y que, a pesar de haber sido construida en la segunda mitad del siglo XIX, aún sigue haciendo las delicias de chicharreros y turistas.

Alfonso XII de España, conocido como El Pacificador, nació en Madrid el 28 de noviembre de 1857 y murió el 25 de noviembre de 1885. Fue rey de España entre 1874 y 1885 y era hijo de la reina Isabel II y de su marido, Francisco de Asís de Borbón. Su reinado dio inicio al periodo conocido como Restauración borbónica y concluyó con su muerte prematura a los 27 años, víctima de la tuberculosis. Fue sucedido en el trono por su hijo póstumo, Alfonso XIII, cuya minoría de edad estuvo encabezada por la regencia de su madre, la reina viuda, María Cristina de Austria.

El monarca se casó dos veces: con su prima María de las Mercedes de Orleans, con la que contrajo matrimonio en 1878 y que murió de tifus tan solo cinco meses después; y en segundas nupcias, se casó con María Cristina de Habsburgo-Lorena, quien era prima segunda del emperador Francisco José I de Austria. Alfonso XII tuvo tres hijos fruto de su segundo matrimonio: María de las Mercedes, infanta de España y princesa de Asturias; María Teresa, infanta de España; y Alfonso XIII, rey de España desde su nacimiento, puesto que se produjo después de la muerte de su padre.

El militar y escritor tinerfeño Juan Arencibia, en su libro Calles y plazas de Santa Cruz de Tenerife, explica que la Plaza del Príncipe nació "de la imperiosa necesidad de un paseo apropiado para una ciudad que se aproximaba a los 10.000 habitantes". Y así apareció, después de que durante muchos años el Ayuntamiento de Santa Cruz tratara de conseguir la huerta del Convento de San Francisco para su construcción. Las negociaciones comenzaron en el año 1822 pero no fue hasta 1857 cuando el alcalde Bernabé Rodríguez consiguió comprarla por 90.000 reales de vellón.

El 8 de diciembre de 1857, el arquitecto Manuel de Oraá y Arcocha -encargado del diseño de la plaza- y un grupo de bomberos derribaron parte del muro que delimitaba la huerta del convento y colocaron una placa en la que se podía leer "Plaza del Príncipe de Asturias. Diciembre de 1857". Este fue su primer nombre en honor al príncipe que acababa de nacer y que después reinaría con el nombre de Alfonso XII. El 29 de octubre de 1860 se inauguró la plaza del Príncipe Alfonso, que fue su nombre original, aunque en ese momento sólo se había corregido el desnivel existente y no era más que una explanada.

Este espacio tiene en la actualidad una superficie de 6.500 metros cuadrados y está situada entre las calles Villalba Hervás, Valentín Sanz, Ruiz de Padrón y José Murphy. Habitualmente se la conoce con el nombre de Plaza del Príncipe pero su nombre completo es Plaza del Príncipe de Asturias.

Esta céntrica plaza cuenta con una gran variedad vegetal, que la convierte en un auténtico jardín botánico y dota de sombra a esta zona. Los laureles de indias que se reparten por este lugar, por ejemplo, fueron encargados por el alcalde José Luis Miranda en 1866 y llegaron desde Cuba. Cuenta con dos columnas de granito basáltico en la puerta de entrada y en los capiteles descansan dos estatuas de mármol que presentan a la primavera y al verano, y que llegaron a la Isla en 1867 desde Génova. En 1871 fue colocada la fuente de hierro en el centro del espacio, que llegó desde Londres. Más tarde, en 1929, fue sustituida por el quiosco actual, que fue restaurado este mismo año.

En la última década del siglo XX se instaló, en uno de sus laterales, un grupo escultórico denominado Courage, obra de Hanneke Beaumont. Está realizado en bronce y acero y destaca por su representación escénica ya que está compuesto por cuatro figuras humanas distribuidas en dos grupos enfrentados; uno de los grupos lo forman tres figuras y el otro una sola en una imagen que recuerda a la clase de un colegio. Pertenece a la II Exposición Internacional de Esculturas en la Calle.

Además, en el año 2013 fue instalada una estatua de bronce en memoria de Enrique González Bethencourt, fundador de la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá y padre de las murgas canarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine