El Consistorio ordena a Sacyr encargarse a partir de ahora de las aguas pluviales

El Ayuntamiento rechaza las alegaciones presentadas por Emmasa con las que se oponía a responsabilizarse de las infraestructuras para evitar inundaciones

28.10.2015 | 10:11

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la capital acordó ayer rechazar las alegaciones que ha presentado Sacyr Vallehermoso, socio mayoritario de Emmasa (Empresa Mixta de Aguas), con las que la multinacional se opone a encargarse de las obras de recogida y canalización de las aguas pluviales en la ciudad, así como del mantenimiento de las infraestructuras existentes y de las futuras. Entre estas últimas se encuentra, por ejemplo, la actuación que se está acometiendo en la Avenida Venezuela para evitar inundaciones. El Gobierno local (CC-PP), teniendo en cuenta el dictamen del Consejo Consultivo de Canarias, cuyo contenido, favorable al Consistorio, fue adelantado por la opinión de tenerife el 18 de octubre, decidió ayer ordenar a Sacyr y a Emmasa que asuman a partir de ahora tales responsabilidades.

El Ayuntamiento de Santa Cruz, en la Junta de Gobierno Local celebrada ayer, dio por concluido el expediente que se inició en julio a raíz de las diferencias existentes entre Emmasa y el Consistorio con respecto a este asunto. Durante el procedimiento, y tal y como publicó la opinión de tenerife el 18 de octubre, los informes municipales han establecido que la competencia de las obras para mejorar y resolver la recogida y canalización de las aguas pluviales en la calle son de Emmasa. El Consistorio recurrió al Consejo Consultivo de Canarias, en cuyo dictamen se da la razón al Ayuntamiento chicharrera. Sin embargo, y a pesar de que la Corporación local, a través de los informes municipales, y el Consejo Consultivo, a través de su dictamen, obligaban a la empresa de aguas a encargarse de la red de pluviales, esta y Sacyr Vallehermoso presentaron una serie de alegaciones para oponerse.

Finalmente, ayer, la Junta de Gobierno Local acordó mantener el criterio municipal y rechazar dichas alegaciones, y aprobó ordenar a Emmasa y a Sacyr Vallehermoso que se encarguen de dicho servicio. Lo único que le queda a estas entidades es recurrir dicha resolución, según indica el concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, aunque este confía en que se pueda llegar a un acuerdo. Si agotadas todas las vías, la empresa del agua se sigue oponiendo a asumir el mantenimiento de las infraestructuras de la red de pluviales, "entonces tendremos que tomar otro tipo de medidas e iniciar otro expediente".

Inversión

"La decisión tomada hoy –ayer– por parte de la Junta de Gobierno Local no implica que el Cabildo y el Ayuntamiento no sigan invirtiendo en obras para mejorar las infraestructuras para la recogida y canalización de las aguas pluviales, pero, a partir de ahora, Emmasa y Sacyr deben ocuparse del mantenimiento de todas las actuaciones, incluidas las que se están ejecutando a raíz de las intensas lluvias que causaron destrozos e inundaciones en la capital hace ya un año, como las de la Avenida Venezuela y de La Gallega. Asimismo, deberán invertir en un futuro en trabajos que mejoren la red existente", manifiesta a este periódico Arteaga.

El concejal de Servicios Públicos de la Corporación local espera que Emmasa y la multinacional Sacyr Vallehermoso no se nieguen a acatar la decisión del Ayuntamiento. "Sí puede ser que la recurran, porque en la red de pluviales también están incluidos los barrancos y barranquillos. De momento, lo que pide este Consistorio es que se encargue de la red de pluviales de la zona urbana", aclaró el edil nacionalista.

Las discrepancias entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y Emmasa surgieron a partir de que el Consejo Insular de Aguas, que pertenece al Cabildo de Tenerife, advirtiese al Consistorio en marzo de 2014 de que el mantenimiento y conservación de las obras de pluviales era competencia "exclusivamente suya". El 24 de abril, el Servicio de Gestión y Servicios Públicos de la Corporación local emitió un informe en el que se establecía que, en virtud del contrato existente adjudicado en 2006 a Emmasa, le corresponde a esta empresa, y a Sacyr, en su condición de socio mayoritario por la adquisición de acciones de dicho grupo, el mantenimiento y conservación de las rejas receptoras de aguas pluviales.

El 31 de agosto de este mismo año, el alcalde de la capital tinerfeña, el nacionalista José Manuel Bermúdez, solicitó un dictamen al Consejo Consultivo de Canarias, en el que se dice que, efectivamente, corresponde a Sacyr Vallehermoso y a la Empresa Mixta de Aguas la prestación de dicho servicio.

Sin embargo, estas entidades han mantenido que no existe tal obligación en el contrato firmado con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en el año 2006. Para Emmasa y para Sacyr Vallehermoso, las actuaciones a las que se refiere el Consistorio chicharrero son propias de infraestructura urbana, "las cuales corresponden a la Corporación local".

El 20 de julio, la Junta de Gobierno Local acordó iniciar un expediente relativo a la interpretación del contrato adjudicado a Sacyr Vallehermoso en lo referente al mantenimiento e inversión en la infraestructura de pluviales de la ciudad. Ayer, La Junta de Gobierno concluyó dicho expediente, rechazando las alegaciones presentadas por Emmasa y por Sacyr y ordenando a estas entidades a asumir tales responsabilidades.

Para el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, le corresponde a Emmasa, "como gestora del ciclo integral del agua, el mantenimiento de la infraestructura de pluviales existentes en la ciudad, tanto se encuentre individualizada como asociada a la red de canalización de aguas residuales, por estar incluidas ambas dentro del servicio de alcantarillado y sin derecho de compensación económica alguna".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine