El Cabildo debe poner 15 millones para evitar un desfase económico en las obras

Necesita 58 millones para culminar las tres vías atrasadas

28.10.2015 | 10:11
Túnel de El Bicho, que se encuentra en Santiago del Teide y forma parte del Anillo.

El Cabildo de Tenerife debería poner de su bolsillo los 15 millones de euros que hacen falta para iniciar el tramo del Anillo entre El Tanque y Santiago del Teide. Así lo afirma el director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado, quien subraya que la Corporación insular tendría que asumir ese coste para no producir "desfase económico" en las carreteras que la Consejería de Obras Públicas tiene sin concluir.

Para el área regional, la prioridad para el próximo año es acabar aquellas actuaciones que se encuentran paralizadas o retrasadas a pesar de estar recogidas en el convenio que mantiene con el Estado, entre otras cosas, por los sobrecostes que han producido esas demoras. Por este motivo, la petición de la Institución tinerfeña de destinar al proyecto nuevo los 15 millones que vendrán para el Anillo en 2016 no convenció en un primer momento a la Consejería, aunque posteriormente ambas administraciones llegaron a un principio de acuerdo.
El Cabildo se comprometió a ayudar a financiar la culminación de tres actuaciones pendientes en la Isla, para lo que se necesitan unos 58 millones de euros.

Una de ellas es precisamente el tramo sur del Anillo, en el que se trabaja en la actualidad. La intención es poner en servicio el tronco entre Santiago de Teide y Adeje antes de que acabe el año, pero en este trazado queda por terminar el enlace de Fonsalía, que se encuentra paralizado y para el que hacen falta nueve millones. En total, el Gobierno canario aún debe pagar por este trayecto unos 34 millones de euros.

La Vía Litoral, en Santa Cruz, es otra de las obras que no han sido ejecutadas a través del presente convenio de carreteras, que acabará en 2017, para la que quedan por poner 4,4 millones, pero a esta cuantía se suman los 10 millones que implica la finalización de la conexión Ofra-El Chorrillo, también en la capital chicharrera.

Aunque el presidente insular, Carlos Alonso, calculó en su momento que la aportación de la Institución tinerfeña para acabar esas tres actuaciones no alcanzaría los 15 millones, el director general de Infraestructura Viaria manifiesta que la Corporación debería de poner "como mínimo" ese dinero para "no producir desfase económico" en los trabajos que la Consejería tiene a medias. Y es que, tal y como señaló en su momento la responsable regional del área, Ornella Chacón, solo se dará esa cuantía para el tramo nuevo del Anillo si se garantiza que ninguno de los trabajos pendientes que quedan en Canarias se vea ralentizado y siempre y cuando se cumpla con el equilibrio territorial, ya que cabe recordar que del convenio de carreteras reciben fondos todas las Islas.

Ante el dinero que queda por pagar y esas condiciones, José Luis Delgado señala que desde su punto de vista esa es la cuantía que debería de aportar la Institución tinerfeña para facilitar la puesta en marcha de las vías pendientes, pero no obstante quiso dejar claro que es a la Corporación insular a la que le corresponde poner una cifra. "No voy a opinar sobre los recursos que otros tienen que poner, y si ponen a fondo perdido, mejor para el área, porque ayudará a adelantar las obras", destaca. Respecto al reparto de fondos para el próximo ejercicio, informa de que desde su departamento ya se ha hecho una propuesta técnica sobre los recursos que necesitan las vías que ha sido elevada al Gobierno de Canarias, que decidirá en el Consejo de hoy su distribución. El director de Infraestructura Viaria, no obstante, recuerda que el Parlamento canario será el que tenga que dar su última palabra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine