Tacoronte

La PAH paraliza el desalojo de diez viviendas y negocia alquileres sociales

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas trabaja en un acuerdo con el ´banco malo´ para que las familias paguen un 30% de sus ingresos

23.10.2015 | 15:19
Vecinos y miembros de la PAH, emocionados tras la paralización de los desalojos, ayer, en Tacoronte.

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) logró paralizar ayer el desalojo de diez viviendas en la calle Ismael Domínguez de Tacoronte. En concreto, a las 10:00 horas de ayer estaba previsto el desalojo de dos de las casas, mientras que las otras ocho aún tenían los procedimientos en curso. Sin embargo, según afirmó la portavoz de la PAH, Inma Évora, media hora antes de que se cumpliera el plazo para proceder al desalojo, se confirmó la paralización en todo el edificio, que es propiedad de la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria), más conocido como banco malo. Además, Évora agregó que están negociando alquileres sociales para todas las familias.

Para ello, los miembros de la Plataforma están en contacto con dos representantes de la Sareb, en Madrid y Tenerife, con fin de entregarles en los próximos días la documentación necesaria y conseguir que las alrededor de 40 personas que habitan en el inmueble puedan continuar ahí pagando un alquiler adecuado a los ingresos de las familias.

En este sentido, la portavoz resaltó que lo que solicitan es que los alquileres no superen el 30% de los ingresos familiares, incluyendo los suministros básicos como agua y luz. "Es lo que pedimos porque es lo lógico, ya que una vivienda debe tener estos suministros", añadió Évora.

En cuanto al perfil de los afectados, se trata de personas desempleadas que, en algunos casos, no tienen ningún ingreso. Algunas de las familias cuentan con menores a su cargo y, en el caso de las familias que iban a ser desalojadas ayer, en una de las casas vivía una anciana de 104 años.

Inma Évora también manifestó que la intención es, una vez paralizado el desalojo, acudir a las administraciones públicas para solicitar ayudas al alquiler. Así, reclama que las familias no hayan podido recibir ayudas sociales ya que tanto el Ayuntamiento de Tacoronte como el Cabildo "se excusan con que son ocupantes o que no están empadronados".

Melissa Méndez, una de las ocupantes cuyo proceso de desalojo se estaba tramitando, afirmó ayer que está dispuesta a pagar un alquiler social por la vivienda que comenzó a ocupar con su familia en septiembre del año pasado. "Antes estaba de alquiler en Los Realejos pero al quedarnos sin ingresos en la familia nos vimos obligados a entrar en esta vivienda porque no nos íbamos a quedar en la calle", sentenció la mujer.

En su caso, su familia sí se encuentra empadronada en el municipio de Tacoronte, aunque este proceso le costó varios meses. "Nos empadronamos en diciembre del año pasado y, como eran fechas próximas a la Navidad, la única ayuda municipal que recibimos fue un vale de alimentos", resalta. Desde hace unos dos meses, ha vuelto a recibir esa ayuda que vencerá el próximo mes de diciembre y será en ese momento cuando puedan solicitar otras ayudas sociales en el Ayuntamiento.

La afectaba reconoce que esperaba que la paralización del desalojo se produjera porque "confío mucho en la labor de la Plataforma". Por su parte, Inma Évora espera que las viviendas del Sareb puedan ser destinadas a personas necesitadas, puesto que "han sido adquiridas con dinero público".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine