Santa Cruz de Tenerife

El servicio de alcantarillado enfrenta al Consistorio y la concesionaria del agua

El Gobierno municipal y el Consejo Consultivo obligan a Emmasa a encargarse de las obras de recogida y canalización de las aguas pluviales

18.10.2015 | 02:20

La empresa de aguas de Santa Cruz, Emmasa, cuyo socio mayoritario es la multinacional Sacyr Vallehermoso, tendrá que encargarse, a pesar de que se niega a hacerlo, de las obras para mejorar y resolver la recogida y canalización de las aguas pluviales en la calle. Así lo establece el Consejo Consultivo de Canarias en un dictamen, emitido este mismo mes, que le da la razón al Ayuntamiento capitalino en el sentido de que debe ser Emmasa la que se responsabilice del mantenimiento e inversión en infraestructuras de pluviales en el municipio chicharrero.

El dictamen, al que ha tenido acceso la opinión de tenerife, fue solicitado por el propio alcalde de Santa Cruz, el nacionalista José Manuel Bermúdez, el pasado 31 de agosto, para que el Consejo Consultivo de Canarias emitiese una resolución sobre la interpretación del contrato administrativo que rigió la licitación de Emmasa en la parte referente al mantenimiento de las infraestructuras pluviales. Las controversia surgió a partir de que el Consejo Insular de Aguas, que pertenece al Cabildo de Tenerife, advirtiese al Ayuntamiento de la capital en marzo de 2014 de que el mantenimiento y la conservación de las obras de pluviales era competencia "exclusivamente" suya.

El 24 de abril del año pasado, el Servicio de Gestión y Servicios Públicos del Consistorio chicharrero emitió un informe en el que se establecía que, en virtud del contrato existente adjudicado en 2006 a Emmasa, le corresponde a esta empresa, y a Sacyr Vallehermoso en su condición de socio mayoritario por la adquisición de acciones de dicho grupo, el mantenimiento y conservación de las rejas receptoras de aguas pluviales.

Sin embargo, el 30 de abril de este mismo año, y según se explica en el dictamen del Consejo Consultivo de Canarias, Emmasa interpone contra el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife un recurso de reposición, mediante el que "se opone a la repetición del gasto ejecutado por la Corporación local contra dicha entidad en relación con las obras consistentes en mejorar y resolver la recogida y canalización de aguas pluviales en la calle, al entender que no existe tal obligación por parte de dicha empresa según la interpretación que esta realiza del contrato".

Expediente

En consecuencia, el 20 de julio, el órgano instructor del procedimiento propone que se inicie por parte de la Junta de Gobierno Local un expediente relativo a la interpretación del contrato adjudicado a Sacyr Vallehermoso en lo referente al mantenimiento e inversión en la infraestructura de pluviales de la ciudad. En este, el Ayuntamiento mantiene que le corresponde a Emmasa, "como gestora del ciclo integral del agua, el mantenimiento de la infraestructura de pluviales existente en la ciudad, tanto se encuentre individualizada como asociada a la red de canalización de aguas residuales, por estar incluidas ambas dentro del servicio de alcantarillado, y sin derecho a compensación económica alguna".

Asimismo, la Corporación local indica que le corresponde tanto a Emmasa como a la multinacional Sacyr Vallehermoso "invertir en la red de pluviales de la ciudad, en los términos y cantidades contenidas en el plan de inversiones que incluía la oferta del Grupo Sacyr y en virtud de la cual se le adjudicó el contrato en el año 2006 para encargarse de la gestión del agua en el municipio".

En este procedimiento, Emmasa y Sacyr Vallehermoso presentaron una serie de alegaciones manifestando que la "administración pretende la realización de obras que, si bien pueden considerarse que se vinculan al buen funcionamiento de las aguas pluviales y que evidentemente están vinculadas al tratamiento del agua, lo cierto es que no pueden encuadrarse dentro del concepto de mantenimiento de obras de infraestructura propias del ciclo integral del agua". "Se trata de actuaciones que son propias de infraestructura urbana, las cuales corresponden al Ayuntamiento tal y como se deriva de la propia definición de los trabajos a realizar", apunta Emmasa en dichas alegaciones.
El Consistorio chicharrero concluye este expediente sentenciando que debe ser Emmasa la que se encargue de la mejora de las infraestructuras pluviales y pide al Consejo Consultivo de Canarias que se manifieste al respecto. Este organismo establece en su dictamen que, efectivamente, el servicio de alcantarillado, que comprende la recogida y evacuación de aguas residuales y pluviales, "es un servicio que entra dentro del ámbito competencia de Emmasa".

"Las ofertas en su día presentadas por Sacyr y por Emmasa no admiten duda alguna respecto a su inversión en infraestructuras pluviales. Por un lado, a Sacyr le corresponde el cumplimiento de dicha oferta mediante el ejercicio de la obligación adquirida en su plan de inversiones por valor de 45 millones de euros, dentro de las cuales cabría citar las mejoras en la explotación de la red de alcantarillado plan director de saneamiento. Asimismo, Sacyr propuso en su oferta realizar una serie de actuaciones para garantizar el correcto funcionamiento de la red de residuales y de la evacuación de las pluviales. Por otro lado, Emmasa también adquirió como obligación la de invertir en red de pluviales", dice el Consejo Consultivo en su dictamen. Por lo tanto, se añade en dicho documento, "le corresponde tanto a Emmasa como a Sacyr invertir en la red de pluviales de la ciudad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine