Santa Cruz
Quién es quién en el callejero  

El lago que no termina de convencer

La Plaza de España tiene este nombre desde 1946

18.10.2015 | 02:00

El lago de la Plaza de España despierta sentimientos encontrados desde que fue inaugurado en el año 2008. No son pocos los turistas que aprovechan para refrescar sus cansados pies –lo que está prohibido– después de un día recorriendo la capital y son ellos precisamente los protagonistas de las curiosas estampas que se han venido repitiendo en las inmediaciones de esta construcción a lo largo de los últimos años. Sin embargo, también existen numerosas voces críticas con el actual aspecto de este espacio que se extiende hoy sobre los restos de uno de los espacios más importantes y antiguos de la historia de Santa Cruz: el Castillo de San Cristóbal.

La de España es la plaza más amplia con la que cuenta la capital chicharrera y fue construida en 1929, un año después de que el Castillo de San Cristóbal fuera derruido. Cuenta con una dimensión total de 5.026 metros cuadrados y en ella también se encuentra el Monumento a los Caídos, que fue inaugurado por el entonces subsecretario de la Presidencia, el franquista Carrero Blanco, en 1947, un año después de que la Plaza de España fuera bautizada con ese nombre por la dictadura. Antes de que el Castillo de San Cristóbal fuera derruido, la plaza era diferente a como la vemos hoy. Los jardines y los bancos se alternaban en este espacio que quedó completamente desprotegido cuando desapareció la fortificación. El cronista oficial de Santa Cruz de Tenerife, Luis Cola, explica que antes de que se decidiera ubicar en este espacio el Monumento a los Caídos, se llegó a plantear la instalación de la escultura en honor al alcalde Santiago García Sanabria, que finalmente se ubicó en el parque que también lleva su nombre.

Este espacio tiene la categoría de Plaza de Interés Insular, distinción que le dio el Cabildo de Tenerife a finales de la década de los noventa. La plaza se alza sobre el Castillo de San Cristóbal, uno de los encargados de defender la Isla de la piratería durante los siglos posteriores a la conquista de Canarias por parte de la Corona castellana.

De aquel castillo solo quedan, en la actualidad, algunas líneas que indican dónde se encontraban ubicadas las murallas del edificio original, y que se mezclan con el lago artificial construido en el año 2008, cuando se llevó a cabo la primera fase de la gran remodelación de este espacio capitalino. Este lago cuenta con un gran géiser en el centro y se puede llenar o vaciar dependiendo de las necesidades de uso.

Así, desde el año 2006, la Plaza de España se encuentra inmersa en un proceso de remodelación. Fue en 2008 cuando se culminó la primera fase de las obras, que contó con un presupuesto de unos 19 millones de euros. Los encargados del diseño de este espacio son los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron. El último y principal objetivo de esta intervención es el de abrir la ciudad al mar, con una mayor visión de este desde la Plaza de España para que, así, se convierta en una suerte de pasarela.

La remodelación de este enclave chicharrero hizo posible que desde entonces se puedan visitar las ruinas de la base del antiguo Castillo de San Cristóbal, que se encontraron durante el transcurso de estos trabajos, a través de una galería subterránea. Esta intervención dio lugar, además, a diferentes espacios dedicados a la restauración y a albergar puestos de información turística. En estos puntos destaca la presencia de característicos jardines verticales que protagoniza también muchas de las fotografías de los turistas.

Además del lago, en la Plaza de España destaca el Monumento a los Caídos, que está formado por una cruz de 25 metros de altura que se alza sobre una base circular de 25 metros de diámetro. En él se incluye la estatua de La Victoria, en alusión a la victoria franquista, que tiene una altura de cuatro metros. Todo este conjunto fue diseñado por el arquitecto tinerfeño Tomás Machado Méndez.

La Plaza de España se encuentra unida a la también conocida Alameda del Duque de Santa Elena, construida a finales del año 1787 y que es casi una parte integrante de la plaza, a la que da continuidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine