La Orotava

El Gobierno municipal reducirá el IBI un 13% para compensar el 'catastrazo'

Llevará al próximo pleno un plan de reducción de impuestos y tasas para activar la economía orotavense

18.10.2015 | 02:20

El Ayuntamiento de La Orotava prevé eliminar diversas tasas con vistas al próximo año y además bajar impuestos como el de Bienes Inmuebles (IBI), anunció ayer en un comunicado. Las diversas propuestas para tasas e impuestos, que se recogerán en las ordenanzas fiscales para 2016, se debatirán en el próximo pleno ordinario a celebrar el día 27.

Sobre el IBI, que pagan anualmente más de 42.000 vecinos de La Orotava, el Gobierno local se propone reducirlo en un 13%, aunque en el bolsillo del contribuyente se apreciará en un 3% menos que lo que pagaron en 2015, ya que se hace para compensar el incremento del 10% que el Estado obliga con la revisión de los valores catastrales para el próximo año. La intención del grupo de gobierno es que los vecinos, al final de este mandato, vuelvan a recuperar lo que pagaban en 2011. La Orotava ha sido uno de los ayuntamientos que se ha visto obligado al catastrazo pues no revisaba el valor catastral de las fincas urbanas y rústicas, así como de los inmuebles, desde 1999. Es decir, debía haberlo hecho desde hace seis años para cumplir con la obligatoriedad de actualizarlocada diez años, tal como exige la ley. El Ministerio de Hacienda calculó al alza esta revisión en un 10%, por lo que el Consistorio ha tenido que reducir un 13% el IBI, que se calcula en base al catastro. Pero sí subirán otros impuestos no municipales que dependen del valor catastral, como el IRPF.

Juan Dóniz, teniente de alcalde y edil delegado de Hacienda, aseguró que "no hay catastrazo porque con la bajada del tipo para 2016, el Ayuntamiento ha bajado en tres años un 33% el tipo de gravamen: del 0.820 al 0.589%. Y no se puede hablar ahora de este popular catastrazo si la institución local baja el tipo que aplican y que en el caso del Consistorio orotavense es del 0,4 al 1,2%".

Sin embargo, sí lo hay porque el catastrazo es un término que se refiere a una actualización al alza de los valores catastrales de un municipio, debido muchas veces al hecho de que los ayuntamientos incumplen su deber de revisarlos cada cinco o diez años, como es el caso de La Orotava.

Sobre las tasas, el equipo de gobierno, además de mantener bonificaciones –que hoy suponen una merma a los ingresos de más de 600.000 euros–, propone eliminar completamente el pago de algunas: por solicitar licencias de apertura para cualquier negocio o establecimiento, por las licencia de autotaxis, por apertura de zanjas en terreno de uso público y por la utilización de instalaciones deportivas, culturales y de ocio de titularidad municipal.

Sobre la expedición de documentos administrativos, se mantienen las bonificaciones en casos como los que tienen informe social o muestran que carecen de recursos económicos. Se derogan algunas como las que son para la prestación del servicio del transporte de mercancías, por certificaciones de inscripción en el registro de parejas de hecho, por solicitar planos del callejero y por expedición de la Tarjeta Identifcativa de Mascotas (TIM).

Se continúa ofreciendo la posibilidad de fraccionar el pago de los tributos: el IBI y tasas como la recogida de residuos, los vados, la entrada y salida de vehículos a través de aceras y el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica. Todos podrán ser abonados en 2, 4, 7 y 10 plazos, sin recargos ni intereses.

También se mantienen diversas bonificaciones fiscales. Se continuará favoreciendo a discapacitados, personas con problemas sociales, pensionistas, familias numerosas, vecinos con viviendas de VPO, los que construyen su hogar y a aquellos que efectúan reformas en inmuebles históricos, así como a los que abren un negocio o generan empleo fijo. A las familias numerosas se les descuenta un 30% en el IBI y en los recibos de agua y alcantarillado, mientras que se benefician de un 50% en las matrículas de enseñanzas especiales como las que se imparten en las escuelas municipales. Los minusválidos continúan exentos de los pagos del impuesto del vehículo, del de la reserva de espacio para aparcamiento, y de las tasas de pruebas selectivas. Tampoco pagan la tasa por recogida de basura los casos denominados de emergencia social, mientras que se bonifica el 50% a los pensionistas, a las personas en situación de dependencia y a las empresas que tiran sus residuos directamente en el PIRS. Y para los pequeños comercios se ha establecido una tasa, adaptada más a la superficie del local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine