La Laguna

Los vecinos de Bajamar presentan 200 firmas para que se tapie el Hotel Neptuno

Denuncian robos en sus viviendas y acusan a los ´okupas´ que en ocasiones se alojan en las abandonadas instalaciones

17.10.2015 | 02:00

Unos 200 vecinos de la localidad de Bajamar han presentado firmas en la tenencia de alcaldía del cercano pueblo de Tejina para exigir una solución a la inseguridad que genera el abandonado Hotel Neptuno. Ernesto García, uno de los promotores de la iniciativa, aseguró ayer que "pese a que llamamos a la Policía Local cuando pasa algo la respuesta es que no pueden hacer nada".

García recordó los recientes incidentes registrados en el entorno. Según los vecinos, hace apenas unas semanas, varios de los okupas que suelen quedarse en las abandonadas instalaciones accedieron a una vivienda cercana para robar mientras sus propietarios estaban dentro. El portavoz de este grupo de ciudadanos preocupados detalló ayer que no es la primera vez que se viven este tipo de situaciones. "Hubo una ocasión en la que se dedicaron a tirar muebles sobre la terraza de uno de nuestros vecinos a altas horas de la madrugada", apostilló.

El denunciante asegura que "ahora mismo parece que no se está quedando nadie ahí" pero explicó que "la imagen es totalmente lamentable y está lleno de basura, no podemos seguir así".

El Consistorio optó este verano por levantar un muro para dificultar el acceso al mismo por orden expresa del alcalde, José Alberto Díaz. Se trató de una intervención en el espacio de dominio público que consistió en la creación de un bloque de hormigón de dos metros de altura y la colocación de portales en los accesos a la propiedad. Esta medida, al parecer, no ha sido suficiente y los vecinos temen un final trágico ya que no es la primera vez que se desatan incendios dentro de las instalaciones.

Por este motivo han recogido firmas que van dirigidas al alcalde. "Acudimos a usted para expresar nuestra preocupación por la situación en que se encuentran las instalaciones y terrenos de dicho hotel". Aseguran, además, que la situación "se ha gravado extraordinariamente en los últimos meses".

En su carta, describen el estado del hotel. "Paredes horadadas, suelos levantados, muros pintados y sanitarios, muebles y carpinterías arrancados", detallan. "Hay un sinnúmero de daños que afean el lugar y estremecen a quien lo contempla", apostillan.

Afirman que el lugar se "está convirtiendo en un basurero" y que no creen "que reúna las condiciones de salubridad exigibles en un vecindario densamente poblado" como este.

Pero lo que más les preocupa a estos vecinos es que "al amparo de los edificios abandonados se cometen actos de vandalismo. Algunos de ellos ya fueron denunciados a la policía municipal. Estos ponen en peligro los bienes y la salud de los vecinos". Por todas estas razones, instan "al Ayuntamiento a que cumpla con las funciones que le corresponden y garantice la seguridad y la salud y la seguridad de los vecinos. De no ser así, podrían producirse hechos de lamentables consecuencias para algunos de nosotros".

El pasado mes de septiembre, un grupo de empresarios rusos se encontraba negociando la posible compra de estas instalaciones. Para ello, presentaron un proyecto de rehabilitación del mismo que debe contar con el beneplácito del Consistorio.

La empresa que gestionaba este establecimiento alojativo quebró en 2007 y acabó subastado. El empresario que lo adquirió entonces nunca llegó a ponerlo en funcionamiento y desde entonces languidece en estado de completo abandono. Finalmente, fue puesto a la venta en 2010 por un precio de 300.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine