El Cabildo estudiará utilizar fondos del IGTE para culminar los tramos de la red

El presidente apoya prefinanciar las vías a fondo perdido porque así se respeta el equilibrio territorial

15.10.2015 | 12:58
Trabajos que se realizan en la actualidad en el tramo sur del Anillo. entre Santiago del Teide y Adeje.

El Cabildo de Tenerife no descarta utilizar fondos procedentes del Impuesto General de Tráfico de Empresas (IGTE) para culminar las obras del Anillo insular. El presidente de la Corporación, Carlos Alonso, manifestó ayer que invertir parte del dinero que obtendrá la Institución del extinto tributo a lo largo de 10 años en esa red viaria podría ser una de las posibilidades, pero recordó que aún se está en una fase previa para disponer de ese marco financiero.

En base al reparto de los recursos económicos que ha programado el jefe del Gobierno autónomo, Fernando Clavijo, después de que el Estado pusiera fin en septiembre a la compensación que debía hacer el Archipiélago, el mandatario tinerfeño calculó que a la Isla le corresponderán 40 millones de los 160 anuales que se distribuirán por la Comunidad Autónoma a partir del próximo ejercicio. Ese dinero será inyectado directamente en las siete instituciones e irá destinado a obras públicas y a planes de empleo, lo que generará actividad económica que ayudará a solucionar el "problema más grave" que existe en la región, que es el "paro", puntualizó Carlos Alonso.

El presidente insular recordó que fue el pasado sábado, en la reunión mantenida por la Federación Canaria de Islas (Fecai), cuando el jefe del Ejecutivo regional planteó "por primera vez" esa fórmula para distribuir el dinero, una propuesta que es apoyada por el Cabildo tinerfeño porque la Institución ha solicitado un marco plurianual de acciones a favor del empleo y va a disponer de financiación para "medidas concretas" en ese ámbito. "Es lo que pedíamos y, a partir de ahí, ya veremos qué proyectos hay que desarrollar", añadió Carlos Alonso.

Aunque todavía hay que confirmar con Madrid, el presidente insular detalló que se habla de unos 160 millones de euros para el ejercicio que viene. Del total, a Tenerife le correspondería una cantidad "importante" que permitirá llevar a cabo distintas iniciativas y, "a medida que vayamos avanzando, ya se irá viendo qué acciones" se ejecutarán con esos recursos "porque aún no está claro". Según manifestó, las carreteras pendientes que forman parte del Anillo podrían ser uno de los proyectos beneficiarios, "sin menoscabo de que es una infraestructura que se encuentra en el convenio de carreteras, parte de ella en el anexo II, y para la que tenemos una financiación que aprueba el Estado", subrayó Carlos Alonso.

Resaltó que el Gobierno central ha decidido "compensar" a la Administración regional al dejar sin efecto el IGTE y, a su vez, esta última ha apostado por canalizar esos fondos que se va a ahorrar a través de cabildos y las entidades locales, que han "sido generosas durante este periodo de crisis a la hora de reducir la participación en los recursos del Régimen Económico y Fiscal", que era del 58% y se bajó al 50 para que, de esa manera, la Comunidad Autónoma "dispusiera de recursos" para costear "servicios esenciales, como la sanidad y la educación".

Para el nuevo panorama, las corporaciones insulares recuperan esas partidas y ahora el Ejecutivo canario "propone que los adicionales" del IGTE vayan también para este tipo de administraciones. "El Gobierno lo pone a disposición de los cabildos y me parece bien. No se discute la titularidad, sino que crea una oportunidad para trabajar conjuntamente", defendió el presidente insular, para explicar que el reparto de esos fondos entre las siete islas se realizará bajo el criterio de la triple paridad, es decir, que el dinero se distribuya de acuerdo a la representación parlamentaria en cada una de las circunscripciones insulares y las dos provinciales en función del número de diputados. De acuerdo a esta fórmula, de los 160 millones anuales que vendrán del IGTE, a Tenerife le corresponderá el 25%, acaparando esta y Gran Canaria la mitad de los recursos.

Carlos Alonso respaldó ayer este planteamiento ya que, en su opinión, "hay que entender el Archipiélago como una región que tiene mayores dificultades en las islas periféricas". Ante esta consideración, al presidente insular le parece "bien" que esas partidas vayan "a favor" de estos territorios y, mientras su posición es de "solidaridad" con las no capitalinas, recordó que el Cabildo de Gran Canaria es la "única" administración de las siete que se opuso a esa fórmula.

Prefinanciación

Por otro lado, y de cara al próximo ejercicio y 2017, el mandatario tinerfeño informó de que aún está a la espera de que la Consejería de Obras Públicas del Gobierno canario le remita los datos sobre la financiación que hace falta para culminar las tres actuaciones que están paralizadas en la actualidad en la Isla (Ofra-El Chorrillo y la Vía Litoral, ambas en la capital chicharrera, y el tramo sur del Anillo), además de que también está pendiente de los compromisos que pueda tener el Ejecutivo regional en otras Islas.

La Institución tinerfeña se comprometió a ayudar a costear esas tres carreteras a cambio de que la Comunidad Autónoma destine los 15 millones presupuestados para esta red en iniciar los trabajos en el trazado entre Santiago del Teide y El Tanque, pero para determinar la cuantía que deberá poner la Corporación insular todavía se tiene que calcular el dinero que hace falta para finalizarla. Su aportación deberá ser a fondo perdido, tal y como avanzó en la reunión del pasado sábado el jefe de la Comunidad Autónoma, porque así, tal y como afirmó el mandatario tinerfeño, "no compromete la territorialización de las inversiones".

Carlos Alonso especificó ayer a modo de ejemplo y con aire crítico que el Cabildo de Gran Canaria aportó el pasado año 10 millones de euros para colaborar en la ejecución de las obras de la Circunvalación y así adelantar los trabajos, pero como dinero "prestado" para el Gobierno canario. Eso significa "que hay que devolverlo y, con lo cual, compromete a la Comunidad Autónoma en gasto futuro en las siguientes anualidades y, si la compromete, quiere decir que se han adelantado obras en Gran Canaria con cargo a la capacidad de gasto en el resto de Islas", defendió.

El mandatario insular aseveró que esto es lo que ha llevado a Fernando Clavijo a decir que la prefinanciación de las carreteras serán a fondo perdido, ya que así no computa como deuda para el Ejecutivo regional y tampoco "compromete la territorialización de las inversiones". Desde su punto de vista, "si doy 10 millones y luego me los tiene que devolver, eso no es solidaridad, equilibrio territorial ni hacer las cosas en un marco razonable con el resto de Islas", advirtió el presidente tinerfeño.

Respecto al nuevo convenio de carreteras entre el Estado y el Gobierno canario que comenzará a negociarse el próximo año con los cabildos, informó de que su intención es incluir en él las vías previstas en el anexo II del acuerdo actual que no están empezadas. "Tenerife es la isla con más obras sin iniciar y que están recogidas en el anexo II", es decir, en el apartado de las actuaciones que deberían desarrollarse entre 2009 y 2017. Entre ellas, según detalló, está el tramo entre Icod de los Vinos y San Juan de la Rambla, Ofra-El Chorrillo y la Vía Litoral. A ellas sumó el tercer carril de Las Chafiras y el de Guamasa hasta La Orotava. Son "muchas obras las que habrá que ver", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine