Santa Cruz

Una calle de Villa Ascensión lleva cerrada 3 años pese a que las obras se terminaron

La vía Manuel García Calveras espera su apertura desde 2012, cuando se acabó su remodelación

13.10.2015 | 13:34
Una calle de Villa Ascensión lleva cerrada 3 años pese a que las obras se terminaron

Los vecinos de la calle Manuel García Calveras llevan tres años sin poder disfrutar de la vía que transcurre por delante de sus casas a pesar de que el asfaltado y la señalización están tan cuidados y nuevos como en pocos otros espacios de Santa Cruz. Cuando las obras de asfaltado y acondicionamiento comenzaron allá por el año 2012, estos chicharreros se alegraron mucho puesto que este pasaje del chicharrero barrio de Villa Ascensión no tenía salida y esta era la oportunidad para acabar con los largos rodeos y dificultosas maniobras que tenían que realizar con sus coches cuando querían entrar o salir de sus casas.

Sin embargo, los vecinos no han podido pasear todavía ni conducir por el nuevo tramo de la calle Manuel García Calveras puesto que la obra de unos nuevos adosados aún no ha sido entregada y eso ha impedido que el Ayuntamiento de Santa Cruz abra esta vía definitivamente. Así, este espacio se presenta hoy en día inaccesible para los coches, que al llegar al final de la calle se topan con altas vallas y bloques de cemento anclados al suelo.

Y es que, en el año 2012, el Consistorio capitalino decidió facilitar el acceso a las casas a través de la conexión con la cercana y perpendicular calle Juan Rumeu. Esta decisión se tomó ya que en el último tramo de la calle sin salida se construyeron un total de cuatro viviendas en unos solares que llevaban abandonados bastante tiempo y que pretendían reactivar esta zona.

La construcción de estas nuevas casas finalizó pocos meses después, y los propios dueños solicitaron al Ayuntamiento santacrucero licencias de vado para asegurarse una plaza de aparcamiento. Y, así, llevan tres años pagando una tasa por un servicio que en realidad no necesitan puesto que la calle permanece cerrada y no hay ningún coche que pueda estacionar delante de sus garajes.

Es un único coche el que aparca con frecuencia en este nuevo tramo y, para hacerlo, debe entrar en dirección contraria. Y es que la prolongación de la calle Manuel García Calveras está pensada para albergar un solo sentido de circulación y su situación actual no permite que los coches pasen por ella a no ser que pasen por alto las indicaciones que se encuentran pintadas en la calzada o las señales verticales ubicadas en la esquina con la calle Juan Rumeu.

El portavoz del vecindario

Julio Ojeda es uno de los vecinos de la calle y se ha convertido en improvisado portavoz de todos aquellos vecinos que desean que se abra el acceso que se construyó hace años. Entre otros motivos, sostiene que contar con este acceso descongestionaría el tráfico en esta zona de Santa Cruz de Tenerife. "En la actualidad, existe mucho tránsito innecesario de vehículos, puesto que la calle se ha convertido en una vía de doble sentido, a pesar de que es bastante estrecha para permitirlo", comenta Ojeda.

Este vecino recuerda, además, que en esta vía existe incluso una guardería que provoca importantes atascos cuando los padres van a dejar o a recoger a sus hijos al comienzo o el final de la jornada. "Si el tramo que está cerrado se abriera al tráfico, los padres podrían dejar a sus hijos y continuar por la prolongación hasta salir a la calle Juan Rumeu, sin que fuera necesario dar la vuelta", sentencia Julio Ojeda.

Este vecino también destaca que el acondicionamiento de la calle trajo consigo la construcción de unas escalinatas que, según Ojeda, "fueron el elemento más caro de toda la obra", y que en la actualidad prácticamente no se utilizan puesto que son pocas las personas que llegan a esta zona. Y es que las vallas que aún permanecen colocadas ahuyentan a las personas que pasean por esta zona de la capital.

A pesar de la desesperación que comienzan a sentir los vecinos de esta calle de Villa Ascensión, jamás han pensado en retirar las vallas que impiden la circulación de los vehículos, aún cuando estas podrían moverse sin demasiadas complicaciones. La principal reclamación de los propietarios de la zona es que el Ayuntamiento de Santa Cruz les explique por qué la obra de las viviendas aún no ha sido recibida, puesto que eso permitiría que la calle Manuel García Calveras luciera al final abierta y con una circulación más fluida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine