El Cabildo prevé pedir un crédito de 215 millones a los bancos para cerrar el Anillo

La Corporación pretende prefinanciar el tramo El Tanque-Santiago del Teide en cuatro años y que el Estado ponga los 305 millones que cuesta en total en 12 P Debe negociar esta fórmula con Hacienda

14.10.2015 | 01:34

El Cabildo de Tenerife prevé solicitar un crédito a los bancos de 215 millones de euros para poder adelantar el cierre del Anillo Insular. Debido al elevado coste que supone este tramo de la red, que unirá Santiago del Teide y El Tanque y que implica una inversión de 305 millones de euros, la Corporación insular se ha ofrecido a poner fondos propios para intentar que esta conexión entre en funcionamiento cuanto antes a pesar de que no es su competencia. A lo largo del tiempo, la Institución ha barajado distintas posibilidades para conseguir ese dinero, como el pago de un peaje o que la obra fuera declarada de interés general del Estado. Ahora, después de que se aprobara su proyecto en 2010, parece que la Administración tiene claro cuál es la fórmula más factible: pedir ese préstamo financiero, sin contar intereses, para tratar de abrir al tráfico este trazado en 2019.

Amortización

Según defiende el presidente insular, Carlos Alonso, ese esfuerzo económico se vería amortizado en dos años, ya que, refugiándose en el estudio que el Cabildo encargó a una consultora, asegura que la finalización de esa carretera supondrá un ahorro para los tinerfeños de 269 millones de euros, de forma que durante ese periodo los isleños no tendrían que gastar tanto en kilometraje (combustible, neumáticos, reparación y conservación), así como se ahorrarían las colas que se producen en la autopista del Norte, con una media de 30 minutos de espera por los atascos que se producen a primera hora de las mañana. En ello pierden 538 millones.

La Institución tinerfeña pelea desde hace días para que los 15 millones que recoge el convenio de carreteras entre el Estado y la Comunidad Autónoma para el próximo año vayan al inicio de los trabajos de este tramo. A finales de la semana pasada, de hecho, el mandatario mantuvo un encuentro con la consejera regional de Obras Públicas, Ornella Chacón, con la intención de convencerla. Al menos, llegaron a un principio de acuerdo que aún debe contar con el visto bueno de Hacienda y ver qué fórmula se utiliza para que no suponga un desequilibrio económico para el resto de las Islas. La idea es que, a cambio de que el Gobierno canario destine esos 15 millones a la parte del trazado que va desde El Tanque hasta Erjos (que se encuentra en el anexo II del convenio, las obras que deberían desarrollarse entre 2009 y 2017), la Corporación le ayude a pagar tres obras que en la actualidad se encuentran paralizadas: la Vía Litoral y Ofra-El Chorrillo, ambas en la capital chicharrera, y el tramo sur del Anillo, incluido el ramal de Fonsalía (en Guía de Isora). Para fijar una cuantía, la Consejería se ha comprometido a enviar a la Institución los datos correspondientes, el dinero que haría falta para poder acabar esas actuaciones. A partir de ahí, la Administración tinerfeña propondrá la cifra que quiere asumir. Carlos Alonso, sin embargo, ya ha afirmado que la cuantía que costeará será inferior a los 15 millones.

Esta es la financiación que iría el próximo año para el tramo entre El Tanque y Santiago del Teide y que sería utilizada, en caso de que se cierre un acuerdo con la Comunidad Autónoma, para hacer frente a las expropiaciones de varias casas y ejecutar 2,3 kilómetros de vía. A esta previsión se une el acuerdo de prefinanciación que aún debe negociar el Cabildo con el Ministerio de Hacienda, para lo que todavía no hay fecha. La fórmula que propone la Institución para llevar a cabo ese convenio ya fue utilizada para desarrollar el tranvía y, para este caso, los detalles ya están avanzados.

Según explica la directora insular de Carreteras, Ofelia Manjón, si el Estado acepta este planteamiento, la idea es que la Administración tinerfeña prefinancie 215 millones de euros en cuatro años, mientras que el resto hasta llegar a los 305 que cuesta en total, 90 millones, lo pondría con los ingresos que Madrid haría anualmente con cargo al convenio de carreteras.

La previsión es que el Gobierno central asuma los "15 millones el próximo año y, hasta 2027, unos 25 millones anuales, para luego en 2028, el ultimo año, volver a poner otros 15". "Eso supone al Cabildo un gasto financiero porque pedirá un préstamo al bancoy, a eso, hay que sumar los intereses, pero el presidente ha dicho que esta dispuesto a asumirlo", destaca Manjón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine