Santa Cruz

La Refinería se acerca a la calle

Más de un centenar de ciudadanos, incluidos niños, visitan las instalaciones de la industria para conocer de cerca su funcionamiento y sus actividades

11.10.2015 | 12:04
La Refinería se acerca a la calle
Más de un centenar de personas recorrieron ayer las instalaciones de la Refinería de Santa Cruz de Tenerife

Hasta ahora esa extraña urbanización con calles pero sin edificios, cuyos grandes muros la separan de la ciudad, era toda una desconocida. Pero ayer, para las más de 100 personas que aprovecharon las jornadas de puertas abiertas organizadas por la compañía Cepsa, la Refinería de Santa Cruz se abrió a la calle.

Niños y mayores observaban con curiosidad las numerosas tuberías, torres y tanques de almacenamiento que los rodeaban, de todos los tamaños y colores. Asombrados, escuchaban que esta instalación tiene una superficie igual a la de unos 50 campos de fútbol y que el petróleo y sus derivados están presentes en nuestra vida mucho más de lo que pensamos, no solo en nuestros coches, sino hasta en cepillos de dientes y en las sábanas que nos abrigan.

La compañía Cepsa quiere que los chicharreros y visitantes conozcan la Refinería, sus instalaciones, sus funciones y sus actividades, con el objetivo de acercarla a la sociedad. Y lo hace a través de jornadas de puertas abiertas en las que pueden participar todos aquellos que quieran adentrarse en esta fábrica, incluidos los más pequeños de la casa, para lo que tan solo tienen que inscribirse a través de internet en www.cepsa.com. Ayer tuvo lugar una de estas excursiones por las entrañas de la Refinería, de la que formaron parte numerosas familias. Y no será la última, pues la empresa informó ayer de que esta iniciativa, debido al elevado número de peticiones, se ha convertido ya en una actividad más de la compañía. En breve, se darán a conocer las fechas de las próximas visitas.

A las once de la mañana, dos guaguas recogieron a los participantes en el Intercambiador de Santa Cruz para dirigirlos a la fábrica. Una vez allí, los más pequeños disfrutaron de divertidos juegos en el aula de formación de la instalación, mientras que los mayores asistían a una charla informativa en el salón de actos, impartida por el director de Fábrica, Valeriano Weyler, y la responsable de Comunicación de Cepsa en Canarias, Belén Machado. Estos ofrecieron una visión global de la acción de Cepsa en el mundo y, en particular, en el Archipiélago, indicándoles en detalle las actividades desarrolladas por la compañía en las Islas, desde el refino a la distribución y comercialización de los diversos productos, incluidas las medidas de vigilancia y control medioambiental que se adoptan y el impacto económico y social de la empresa en Canarias.

Recordaron que la elección de Tenerife como sede de la primera refinería española y de Cepsa en 1930 "ha tenido una repercusión notable para la industria y el desarrollo económico y social tanto de la ciudad de Santa Cruz como de toda Canarias". "Esta situación estratégica le ha permitido abastecer de derivados petrolíferos a diversos mercados (canario, peninsular, africano y americano). Y en todas sus operaciones pone especial hincapié en la protección ambiental, la seguridad y calidad, avaladas por certificaciones internacionales como Normas ISO y Auditorías EMAS", destacaron los responsables de la compañía.

Tras la charla, los asistentes recorrieron en guagua las instalaciones de la Refinería, a través de su avenida principal. Durante este trayecto pudieron apreciar las principales unidades de procesos y accedieron a la planta de distribución, para ser testigos de cómo se realiza la carga de combustibles a las cisternas y para conocer los pormenores de esta instalación logística. Diariamente son atendidos unos 230 camiones cisternas y se suministran cinco millones de litros de combustible. "La planta de distribución es como una gran gasolinera en la que hay todo tipo de productos, también fueles y asfalto", se explicó durante el recorrido.

Parada en el mirador

A continuación, se realizó una parada en un mirador de la fábrica desde el que se podía apreciar todo el Puerto de La Hondura. Y por último, y tras tres horas de visita, los asistentes fueron dirigidos al comedor en el que se les ofreció comida y bebidas, así como golosinas para los más pequeños. Cada uno de los participantes mostraba su satisfacción al finalizar la jornada, asegurando que "la Refinería ahora está más cerca de nosotros". Indicaron que la visita había sido muy instructiva, tanto para los niños como para los mayores. Algunos también mostraron su sorpresa porque no conocían la parte solidaria de la compañía, a través de la convocatoria del Premio al Valor Social, con el que Cepsa repartirá este año en Canarias 50.000 euros.

Durante esta jornada, los responsables de Cepsa también quisieron destacar que, en la actualidad, en la Refinería de Santa Cruz de Tenerife se da empleo a más de 675 personas, a pesar de que la producción está parada desde hace dos años por la situación de los mercados. Asimismo, recordaron que en los últimos años la Refinería de la capital ha puesto en marcha un programa para mejorar su rentabilidad y competitividad. "Se han iniciado proyectos para aumentar la capacidad y mejora de la eficiencia energética en las unidades de destilación, hidrodesulfuración y visbreaker", indicaron.

Por último, manifestaron que estas jornadas "responden a la vocación de transparencia de la compañía Cepsa con el exterior, motivo por el que abrimos nuestras puertas a todo el que quiera conocernos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine