El árbol del mes

El pimentero chicharrero

El turbito florece estos días en las calles de la capital y muestra sus pequeños frutos rojos - Su tronco es uno de los elementos más característicos de estos ejemplares

11.10.2015 | 12:04
Árboles turbitos ubicados en la chicharrera calle Santo Domingo.

"Santa Cruz es un jardín". El catedrático de Botánica de la Universidad de La Laguna, Wolfredo Wildpret, podrá estar obsesionado con las plantas que crecen en la capital pero lo cierto es que caminar por sus calles es hacerlo por un auténtico parque botánico. Para algunos hacen de hamacas o son el sitio en el que los pequeños juegan al escondite. Para otros es una simple excusa para hacer un alto en el día a día, admirarlos embelesados y seguir camino. Cada uno de estos seres vegetales que embellecen Santa Cruz merece ser conocido. Como el pimentero de Brasil, que en la capital recibe el nombre de turbito.

Las flores y los frutos son casi siempre los elementos más característicos de un árbol. Sin embargo, el turbito no cumple con esta premisa. Las calles de Santa Cruz se llenan estos días con las fragancias y el colores de las flores y frutos de este árbol. Sin embargo, por lo que es conocido el vegetal es, sin duda, por su característico tronco.

Durante la mayor parte de los meses de primavera y verano, la floración del Schinus terebinthifolius llena la capital de Santa Cruz de Tenerife de flores blancas. Sin embargo es estos días, que el otoño comienza a hacerse con las calles de la ciudad, cuando este árbol muestra su cara más bella.

Canarias trata de una forma especial a este vegetal y por esa razón en las Islas recibe el nombre de turbito, mientras que en otros puntos del planeta se le conoce con el nombre de turbinto o pimentero brasileño. En Santa Cruz de Tenerife, este árbol puede encontrarse en calles como la de Santo Domingo, donde estos días pueden contemplarse grandes y frondosos ejemplares.

El Schinus terebinthifolius es un pequeño árbol nativo de las áreas subtropicales de Brasil, Argentina y Paraguay y puede alcanzar entre los siete y los diez metros de altura. Esta especie cuenta con ramas ascendentes y colgantes y con hojas de entre diez y 22 centímetros de largo.

A pesar de que no se tiene constancia de la fecha en la que esta especie fue introducida en el Archipiélago, en la actualidad son muchos los rincones de Santa Cruz, y también de fuera de la ciudad, que cuentan con bulevares repletos de estas plantas tan abundantes en Canarias.

Es una planta perenne, también conocida como siempreverde, con la copa densa de un color verde oscuro y un tronco corto y con la corteza oscura, a veces algo retorcido. El botánico tinerfeño Wolfredo Wildpret explica que, en el caso de los ejemplares que se encuentran en la calle Santo Domingo, se pueden diferenciar fácilmente por su tronco, que es muy característico y con numerosos nudos. A pesar de ello, su corteza es lisa y de color marrón claro en un primer momento y, con el paso del tiempo, se va volviendo agrietada y escamosa.

Las flores del pimentero brasileño son pequeñas y blancas, así como su fruto, parecido a una aceituna, que también es pequeño. Se concentran, además, en racimos con centenares de ellos.

A pesar de que lo único que tiene de pimentero es el nombre, los frutos secos del turbito se venden como pimienta rosada y las semillas se usan como una especia pero con moderación y combinada con la pimienta negra, porque es tóxica. Sin embargo, en Santa Cruz este árbol no cuenta con ningún uso específico.

Por todo ello, se trata de un árbol cuyo mayor atractivo es el puramente ornamentalmente gracias a su follaje decorativo y sus frutos. Sin embargo, solo pueden disfrutar de él en las zonas cálidas, donde se practica su cultivo. Así, se trata de un árbol rústico que solo requiere algo de humedad en sus fases más jóvenes.

El Schinus terebinthifolius tiene un látex aromático que causa reacciones cutáneas y, por esta y otras razones, está incluido en la lista de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. De este modo, el turbito es particularmente dañino en lugares de Estados Unidos como Florida y en Hawai, aunque también puede encontrarse también en el sur de Arizona, sur de California, Texas, Luisiana y Puerto Rico.

Sin embargo, Wildpret advierte de que "el turbito puede asilvestrarse", lo que provoca que pueda crecer sin control por las zonas en las que se cultiva y pueda expulsar de su entorno a otras especies vegetales.

El turbito cuenta con dos variedades: el Schinus terebinthifolius variedad acutifolius, con hojas de 22 centímetros y con un fruto rosado, y el Schinus terebinthifolius variedad terebinthifolius, con hojas de 17 centímetros y un fruto rojizo.

Wolfredo Wildpret explica que el turbito se utiliza como un árbol de alineación y también se planta en muchos jardines. Además, gracias a su escaso porte es adecuado para ubicarlo en aceras no muy anchas.

El Schinus terebinthifolius comparte también floración estos días con el falso pimentero (Schinus molle). Se trata de una planta aromática y, actualmente, puede verse en muchas calles de la capital aunque procede del sur de Brasil, Uruguay y Argentina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine