Alonso quiere dejar para después de 2017 la vía que acabará con los atascos

El Cabildo apuesta por incluir la carretera por Guamasa, que descongestionará la autopista del Norte, y el tercer carril de la TF-1 en el próximo convenio de carreteras

17.10.2015 | 01:46
Carlos Alonso (i) y la consejera regional de Obras Públicas.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, afirmó ayer que confía "en la actitud y en la palabra" de su homólogo en el Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, "para resolver el contencioso sobre las carreteras de la Isla" y recordó que el jefe del Ejecutivo ya ha dicho que las prioridades en esta materia "las marcan los cabildos". Bajo esta posición, anunció que quiere incluir la vía por Guamasa que descongestionará la autopista del Norte y el tercer carril de la TF-1 en el próximo convenio entre la Comunidad Autónoma y el Estado, que comenzará a negociarse el próximo año ya que el actual termina en 2017.

Fernando Clavijo "ha pedido a los demás gobiernos insulares que tengan la misma actitud que el Cabildo", agregó el mandatario tinerfeño durante una rueda de prensa, en la que señaló que no cree que vaya a tener ningún problema con los presidentes de las demás corporaciones en la reunión que van a mantener hoy en Gran Canaria.

Para Carlos Alonso, el Ejecutivo regional tiene aún que definir cuánto dinero adicional va a destinar en el próximo año al convenio de carreteras además de los 54 millones del Estado, y en función de eso se determinará la parte que le corresponderá al Cabildo de Tenerife para concluir las obras que aún no se han terminado.

De los recursos disponibles, una parte es para la carretera de la Aldea y otra para el Anillo insular, pero también hay recursos para Tenerife para terminar las actuaciones en ejecución.

"Siempre que las cifras se den de manera transparente y haya equilibrio entre las Islas", la Institución tinerfeña "va a afrontar las necesidades que haya que acometer", dijo Alonso. Señaló que la previsión es que las obras pendientes estén concluidas en 2016, pero eso no significa que el Gobierno de Canarias y el Cabildo tengan que presupuestar la totalidad de las cantidades el próximo año, sino que una parte se puede gastar en 2017.

"Siempre hay liquidaciones y certificaciones que se abonan en el ejercicio siguiente, así que hay un margen de dos años" para incorporar la financiación en los presupuestos autonómicos y de la Institución tinerfeña, dijo. Pero no hay que adelantarse "hasta conocer la cifra real, ver la cifra que queda para el resto de Islas, ver si el reparto es equilibrado" y, a partir de ahí, aportar los fondos del Cabildo, insistió.

Entre las actuaciones pendientes de finalizar citó el tramo sur del Anillo, Ofra-El Chorrillo y la Vía Litoral. En cuanto al nuevo convenio de carreteras que se va a empezar a negociar, señaló que la Corporación quiere incluir la vía que desde Guamasa descongestione la TF-5, el Anillo insular, el tercer carril de la TF-1 en Las Chafiras y la mejora del tramo entre Los Realejos e Icod.

Respecto al tercer carril en la TF-5, dijo que es un plan insular a corto plazo que se hará con recursos propios y adelantó que se ha avanzado en su estudio técnico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine