La Laguna

El Ayuntamiento solicita que se reabra la causa del asesinato de Antonio González

El Consistorio homenajeará a este lagunero el día 29, cuando se cumplen 40 años de su asesinato en los sótanos de la Subdelegación por los golpes del inspector Matute

09.10.2015 | 12:28
Concejales del Gobierno y la oposición aprovechan un receso del pleno de ayer para discutir un punto del Plan General.

El Ayuntamiento de La Laguna aprobó ayer por unanimidad de todos los grupos políticos cursar una petición a la Subdelegación del Gobierno "para reabrir la causa de investigación del asesinato de Antonio González Ramos con el fin de esclarecer los hechos ocurridos en la noche del 29 de octubre de 1975 y exigir las responsabilidades que deriven de esta investigación".

Asimismo, y en virtud de esta moción, que fue presentada en el orden del día como institucional, los líderes políticos laguneros decidieron "honrar la memoriade este luchador por los derechos de los trabajadores realizando un acto de homenenaje el día 29 de octubre, aniversario de su muerte".

El alcalde, José Alberto Díaz, recordó que esta decisión es "la continuación de la que tomó una corporación anterior que decidió dedicarle una calle. "Acabo de hablar con uno de sus hijos y le he confirmado que habrá un acto homenaje en su honor", puntualizó.

La iniciativa partió del grupo nacionalista pero fue el edil de Unid@s se puede, Rubens Ascanio, el encargado de recordar que González "no solo fue un defensor activo de los derechos de los trabajadores, sino que se implicó en la vida de su entorno, reclamando además mejoras en las condiciones de vida de sus convecinos".

Antonio González, como recordó Santiago Pérez, compañero del fallecido enlas filas de Oposición de Izquierda, murió como consecuencia de los golpes recibidos tras ser detenido por la Brigada de Investigació Social, la policía secreta del régimen franquista, que dirigía José Matute Fernández, ya fallecido. "Habíamos realizado un gran acto de propaganda durante un concierto de Los Sabandeños. A mí no me detuvieron porque no tenía responsabilidades laborales pero Antonio tenía que acudir a trabajar", explicó el portavoz de Por Tenerife.

González fue torturado y asesinado a manos de José Matute Fernández en los sótanos de la actual sede de la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz. Matute, que se benefició de la amnistía aprobada en 1977, nunca fue juzgado por este crimen ni por los otros casos de tortura por los que fue denunciado.

"Me emociona hablar de libertad, de la lucha por conseguir la democracia que ahora disfrutamos", explicó el líder popular, el también senador Antonio Alarcó, que indicó que su padre también fue represaliado. No obstante, los populares prefirieron abstenerse en el voto de la enmienda de adición propuesta por Ascanio para unirse a la causa abierta en Argentina por los crímenes franquistas. La propuesta fue aprobada pese a la abstención popular. "En 1978 aprobamos una Constitución que sirvió para dar carpetazo a la que ha sido una de las partes más negras de nuetra historia", explicó.

Perdonar y olvidar

La moción fue leída por Ascanio pero recibió además el apoyo de Ciudadanos y el PSC. Javier Abreu, portavoz de los socialistas, subrayó la importancia de "recordar estos capítulos de nuestra historia, porque una cosa es perdonar y otra muy distinta es olvidar". "Los más jóvenes tienen que saberlo para que no se vuelva a repetir", añadió.

El texto de la moción nacionalista incluyó el relato de los hechos ocurridos y que provocaron el fallecimiento de González. Aparecen recogidos en el sumario del auto de procedimiento, que nunca se llegó a concluir: "Estando Antonio con las muñecas esposadas a la espalda, el inspector Matute le golpeó repetidamente con la mano abierta en el cuello, propinándole rodillazos en el estómago, arrinconándole contra la pared y, una vez derrumbado en el suelo, en posición de cúbito supino, se dejaba caer con las rodillas sobre su caja torácica y boca del estómago".

Las consecuencias de todos esos golpes fueron múltiples para el torturado, como las fracturas en varias costillas y del esternón. Otras lesiones fueron el desgarre del hígado y "hematomas en la celda renal derecha alcanzándole la columna vertebral, en la que se dio una ligera infiltración sanguínea, lo que causó la muerte del señor Antonio González Ramos", explica el informe de la autopsia.

Ascanio, por su parte, aseguró que "esta moción nos genera una gran satisfacción porque es muy importante reivindicar el recuerdo de personas como Antonio González Ramos que murió, únicamente, por defender sus ideales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine