Santa Cruz

Una carrera de caballos, motivo de la visita a Tenerife del jeque árabe

El príncipe ha reservado un local de La Noria para cerrar el patrocinio del campeonato Endurance que se celebrará en Canarias

07.10.2015 | 14:57
Una carrera de caballos, motivo de la visita a Tenerife del jeque árabe

Mucho se ha especulado sobre el motivo que ha traído a la Isla a un jeque árabe y sobre el motivo por el que este ha reservado durante una semana un restaurante de la santacrucera calle de La Noria. Parece que ni tiene una novia tinerfeña ni que en principio vaya a comprar la Refinería, según se ha dicho. Fuentes cercanas al príncipe árabe han confirmado a la opinión de tenerife que este ha viajado hasta la Isla fundamentalmente para disfrutar de sus paisajes y para practicar deporte, y también para acordar y cerrar el patrocinio del campeonato Endurace, una carrera de resistencia de caballos, que se celebrará este año en Canarias, en concreto, en el Norte de Tenerife. El evento tendrá lugar el día 24 de este mes.

Asimismo, dichas fuentes indican que el jeque también aprovechará la visita para reunirse con varios empresarios de la Isla y para estudiar la posibilidad de cerrar otros negocios. El lugar elegido para mantener dichos encuentros, según ya adelantó este periódico, es Délicieux, el nuevo restaurante de la santacrucera calle de La Noria. Eso sí, no se ha querido desvelar la identidad del príncipe árabe.

Durante su estancia en la Isla, además de reunirse y de comer en el restaurante de La Noria, el jeque ha aprovechado para montar en bicicleta y para visitar El Teide y Masca, entre otros lugares. Fuentes cercanas al príncipe aseguran que tanto este como la comitiva que le acompaña, formada por 30 personas, son "gente muy deportista".

Tal y como ya ha adelantado la opinión de tenerife, el domingo pasado por la mañana aterrizó en el aeropuerto de Los Rodeos un avión Boeing B-777 de la compañía United Arab Emirates, así como un jet privado. Un poco más tarde, el jaque árabe y su comitiva ocuparon el restaurante de La Noria, en la capital, rodeados de grandes medidas de seguridad. Ese mismo día, el príncipe dejó una propina de 870 euros y reservó el local chicharrero para una semana por más de 15.000 euros. A las reuniones solo asisten hombres y están prohibidos el alcohol, la música y el cerdo. El propietario de Délicieux, Miguel Delgado, asegura que se trata de una persona muy educada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine