Los empresarios se unen a la lucha de Alonso para exigir el cierre del Anillo

La CEOE dice que el amplio consenso social a favor del trazado deja "poco margen" a los organismos

09.10.2015 | 10:21
Carta que el nacionalista Carlos Alonso envió el pasado viernes a su socio de Gobierno, el socialista Aurelio Abreu.

La Confederación Provincial de Empresarios (CEOE-Tenerife) se sumó ayer al resto de sectores para reclamar de forma urgente el cierre del Anillo insular, una obra de más de 300 millones de euros que el Cabildo está dispuesto a prefinanciar para poder ejecutarla cuanto antes. Como el Estado destinará 15 millones para esta gran red viaria en el próximo año, el uso de esta cuantía ha creado una brecha entre la Corporación insular y la Consejería de Obras Públicas del Ejecutivo autónomo. Mientras el presidente de la Institución tinerfeña, el nacionalista Carlos Alonso, quiere utilizar esos fondos para iniciar ese último tramo de tan elevado coste, que unirá Santiago del Teide y El Tanque mediante un túnel en Erjos, la responsable del área regional, la socialista Ornella Chacón, opta por invertirlos en las actuaciones que se están ejecutando y que aún no se han podido terminar.

La CEOE, al igual que los constructores, la Cámara de Comercio, el Círculo de Empresarios del Sur y la patronal hotelera Ashotel, ha optado por posicionarse a favor del mandatario insular ya que, según destacó ayer la Confederación a través de una nota, la culminación de esta carretera es una demanda histórica del tejido empresarial "que permitirá conectar el norte y el sur de Tenerife y reducirá la congestión de tráfico y la emisión de dióxido de carbono (CO2) en la Isla", además de que "ahorrará tiempo y combustible, facilitará el acceso a los puestos de trabajo que se están creando en el Sur y posibilitará una mejor conexión con el Norte que propiciará mayores y mejores inversiones y empleo, facilitando la conciliación de la vida familiar y laboral".

Los empresarios recuerdan que la priorización y prefinanciación del proyecto por parte del Cabildo, así como la demanda avalada por el Pacto por Tenerife –un documento firmado por las tres fuerzas políticas tradicionales (CC, PSC y PP) en el que se recoge la importancia del cierre del Anillo– y el amplio consenso social de la Isla "dejan poco margen al compromiso de todos los organismos implicados para su inmediata puesta en marcha, sin más dilación".

Según la CEOE, el retraso en las infraestructuras que componen esta gran red viaria genera, como sostiene el Gobierno autónomo, "importantes sobrecostes" por la demora en el Plan de Carreteras de Canarias "debido a la política de recortes del Estado", pero no se debe "olvidar que el cierre del Anillo insular lleva proyectado más de 30 años sin que se logre culminarlo", apunta, para añadir que el tramo entre Santiago del Teide y El Tanque "no debe verse afectado" por esa situación.

Para la Confederación, el progreso de Tenerife, la cohesión social y la competitividad de su economía "deben estar salvaguardadas desde todos los ámbitos públicos como una prioridad necesaria, avalada por el compromiso, manifestado por todos, de recuperar cuanto antes los efectos de la crisis económica y la alta tasa de desempleo".

Los empresarios muestran así su respaldo a Carlos Alonso, que en los últimos días ha optado por aumentar la presión para conseguir que la Consejería de Obras Públicas utilice los fondos para el cierre del Anillo. El presidente insular daba por hecho que los 15 millones iban a usarse para iniciar los trabajos entre los dos municipios norteños, pero la socialista Ornella Chacón ha informado de que la prioridad es acabar las actuaciones de la red que están a medias, un anuncio que no ha gustado nada al mandatario. Desde el pasado viernes, el nacionalista amenaza con romper el pacto que su partido mantiene con la formación de la rosa roja en el Cabildo, lo que podría dañar la alianza que precisamente las dos formaciones mantienen en el Ejecutivo canario.

Ese mismo día envió una carta a su socio de Gobierno y cabeza de lista del PSC en la Corporación insular, Aurelio Abreu, para dejarle claro que la finalización del Anillo forma parte de los acuerdos que ambos firmaron en su alianza.

En la misiva, el presidente de la Institución tinerfeña no solo le recuerda los efectos positivos que supondría la terminación de ese tramo, según él de "capital importancia" para Tenerife, sino que además existen "numerosos pronunciamientos" por parte de esta Corporación a favor de la obra. Aparte de estas resoluciones, subraya que también existe un tratado preelectoral que el Partido Socialista "suscribió" y que además es un "elemento central" de la cohabilitación que rubricaron y del Pacto por Tenerife.

En ese último documento, tal y como recoge la carta, las fuerzas políticas firmantes acuerdan "la declaración de interés general de la obra y la formalización del oportuno convenio entre el Ministerio de Fomento y el Cabildo en un plazo de un año que posibilite su financiación". Ante la postura de la Consejería regional contraria a los deseos de Carlos Alonso, el nacionalista advierte a su socio de que, "antes de que pueda tomar una decisión respecto a la continuidad del acuerdo de gobierno", le gustaría saber cuál es la postura de la formación de izquierdas sobre este asunto, pero no a nivel insular, sino autonómico que "obligue a sus cargos en el Gobierno de Canarias", ya que para él la posición de Ornella Chacón supone "un incumplimiento flagrante" de la alianza suscrita en el Cabildo y del Pacto por Tenerife, "además de un engaño al electorado".

Si el socialista Aurelio Abreu no quiso hacer declaraciones ayer, su socio y presidente insular defendió en la Cadena Ser el porqué de su vehemencia. La cohabitación entre ambos "no es que la rompamos nosotros [CC], sino que está rota si no se cumple". Con estas palabras, Carlos Alonso insistió en que la culminación del Anillo forma parte de ese trato, del Pacto por Tenerife, "obligándose a cumplir los compromisos desde los distintos ámbitos administrativos", y de un acuerdo preelectoral para permitir que esta fase de la red se ejecutara con prefinanciación, y "el que no quiera entenderlo es que no sabe lo que firmó, y lo firmó el PSC, no solo Aurelio Abreu", subrayó.
Defendió que un tramo de este trazado, entre El Tanque y el punto en el que se iniciaría el túnel de Erjos, forma parte del Anexo II del convenio de carreteras (de mayor importancia), así que en su opinión se trata de una "obra prioritaria". Tenerife, de hecho, "tiene el mayor número" de actuaciones "sin empezar" en ese apartado y está "maltratada" en este ámbito, aseveró Carlos Alonso.
La consejera Ornella Chacón informó la pasada semana de que para ella lo más trascendental es sacar los trabajos que están a medias y que la parte más costosa del cierre del Anillo no está en ese Anexo II. Ante esta consideración, sumado a que se trataría de una obra nueva, considera que por delante de esa intervención hay otras más necesarias ya que, además, los retrasos en las ejecuciones están provocando sobrecostes a la Comunidad Autónoma.

En busca del consenso

El presidente del Cabildo, sin embargo, se refugia en su idea de que la lucha por acabar el Anillo ha sido un acuerdo firmado "desde hace meses" por CC y PSC y cree que es un "incumplimiento" que la socialista no quiera destinar los 15 millones al tramo de Erjos. El Estado, según él, le dijo que aportaba esos recursos para comenzar la actuación y ahora la Corporación insular y el Ministerio de Hacienda deberán determinar la plurianualidad para que la Institución tinerfeña prefinancie la obra a partir de 2017 con cargo al convenio de carreteras que Madrid mantiene con el Gobierno regional, sin que suponga "un desequilibrio" para el resto de Islas, aseguró. El motivo es que con esos 15 millones "no hacemos nada", ya que se trata de un proyecto cuyo coste asciende a los 305 millones de euros, recordó.

El nacionalista afirmó que ese pacto rubricado con el PSC se tiene que "cumplir en todos los ámbitos", y para él es "evidente" que su formación en la Comunidad Autónoma, encabezada por el presidente regional, el nacionalista Fernando Clavijo, "apoya la acción". Para Carlos Alonso, la polémica que ha saltado sobre el Anillo ha nacido en Gran Canaria por las reuniones que él ha mantenido con Madrid con el fin de desbloquear fondos para el cierre de la red. Si no hubiera sido por eso, los rifirrafes con la Consejería serían "un tema normal que se ve en un despacho", pero el problema, según él, es que Gran Canaria "ha atizado" el pleito insular y "se ha forzado" al área regional "a tomar esta decisión con escoramiento".

Ante esta situación, el mandatario tinerfeño lo tiene claro. Si Ornella Chacón "se mantiene irreductible, el pacto" en el Cabildo "se rompe y ceso a los consejeros socialistas", sentenció ayer. Para intentar llegar a un acuerdo, está previsto que la socialista y el nacionalista mantengan un encuentro hoy, mientras que está previsto una reunión para mañana entre el presidente de Canarias y Carlos Alonso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine