Santa Cruz

"La zona del Puerto de Enlace al Palmétum será el mejor kilómetro del Atlántico"

"Espero que la ciudad quede abierta al mar durante este mandato", afirma Ricardo Melchior, presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife

05.10.2015 | 11:08
El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior, durante la entrevista en su nuevo despacho.

Ricardo Melchior, de 68 años, expresidente del Cabildo de Tenerife durante cuatro mandatos seguidos y exsenador, es el nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. Su cargo se hizo oficial el pasado jueves con la publicación de su nombramiento en el Boletín Oficial del Estado. Resalta con orgullo que empezó precisamente su carrera profesional en el Puerto, el lugar perfecto para acabarla, asegura. Convencido de que la ciudad debe abrirse al mar y de que sus vecinos "deben amar a su Puerto", el proyecto de Herzog y Meuron se convierte en prioridad en este mandato. La terminal de cruceros, el proyecto para proporcionar gas licuado a los buques o la reparación naval son otros de los planes en los que centrará su atención, según cuenta en una entrevista a la opinión de tenerife.

Entra en una nueva etapa, con nuevos proyectos.
Estoy muy ilusionado. Quien ha estado alguna vez en su vida en la Autoridad Portuaria, vinculado al Puerto, siempre se siente atraído; no te olvidas nunca. Mi primer trabajo fue como director de Capsa en un momento en el que era una empresa muy importante. Tanta actividad tenía que durante los cuatro años que estuve solo disfruté de un día de vacaciones. Era una época, de 1977 a 1981, donde comenzaba la etapa democrática. Teníamos mucha ilusión, muchas expectativas. Fue una escuela de aprendizaje muy grande, donde también hice muy buenos amigos. Después de eso estuve 14 años en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria. Me veo con fuerzas. Si no, no hubiese aceptado el cargo. Para mí es muy ilusionante, porque es regresar ahora, en esta última etapa de mi vida profesional. Nunca me lo había planteado, no se me había pasado por la cabeza. Siempre se te pasan por la cabeza cosas más próximas, como el Congreso o el Senado, pero no la Autoridad Portuaria. Cuando me lo propuso el presidente del Gobierno no lo dudé. Tengo toda la fuerza del mundo, aunque esté cojeando ahora un poco [por el accidente de tráfico que sufrió el pasado mes de abril]. Lo importante es que no te coja la cabeza.

¿Cree que Santa Cruz vive de espaldas al mar?
Creo que Santa Cruz antes vivía más de frente al mar. La gente iba a pasear por el muelle sur; estaba como más vinculada. También es verdad que eran otras épocas, donde no había tanto tráfico de contenedores y no era tan peligroso como hoy en día. Hay cosas que han cambiado, sobre todo en temas de seguridad. Espero que Santa Cruz, que está deseoso de recuperar su relación con el mar, lo consiga.

¿Santa Cruz es capital gracias a su Puerto?
Por supuesto. Y así ha sido en la mayoría de las ciudades de todo el mundo. Después llega un momento en el que el puerto o lo trasladas de sitio o te molesta en la ciudad. Pero esa es una evolución natural. Tenerife necesita que su puerto principal, que es el de Santa Cruz de Tenerife, tenga contacto con el mar y que los ciudadanos aprendan a querer el puerto. El alcalde está entusiasmado con ello.

¿Para cuándo una ciudad abierta al mar totalmente?
Estamos pendientes de reunirnos para sacar adelante el proyecto de Herzog y Meuron. La primera parte la hizo el Cabildo con la Plaza de España; la segunda parte, el Gobierno de Canarias, soterrando el paso de los vehículos; y en la tercera, que es de la Autoridad Portuaria, estamos ya trabajando. Está claro que algo que no se conoce no se defiende con fuerza. Necesitamos que todos defiendan el Puerto porque es inconcebible una isla sin puerto.

¿Hay una fecha para que la ciudad se abra al mar?
Yo espero que la ciudad esté abierta al mar en este mandato. Es un proyecto bonito, muy importante para la Isla, no solo para que los tinerfeños tengan ese contacto con el mar, si no para que sean conscientes de su importancia. Tenemos casi un millón de cruceristas al año, un millón de personas que necesitan un espacio que sea una puerta de entrada a la Isla y que sea atractiva. Eso lo va a tener el proyecto, que también incluye la Dársena de Los Llanos. Ahora toca sentarse para ver qué hacemos dentro del proyecto, qué cambiamos y con qué seguimos adelante. Hay que ver si la marina es la adecuada o no es la adecuada, si hay que modificarla o no. Todo eso se debe hacer. No hay que olvidarse que desde el Puerto de Enlace, donde se celebra el concierto de Navidad, hasta pasado el Palmétum, es todo un litoral que debemos disfrutar todos porque será el mejor kilómetro de todo el Atlántico.

¿En la zona de la terminal de La Candelaria, frente al Cabildo, ya no hay contenedores?
Sí. Se empieza desde el Palmétum, un jardín botánico extraordinario, el Parque Marítimo, el Auditorio, el Castillo Negro y, ahora también, la Dársena de Los Llanos, con su atractivos futuros, donde todo el mundo podrá acceder de forma peatonal, con su marinas, con su restaurantes. La idea es tener una reunión para ver si hay que darle o no un pistoletazo de salida. Es un proyecto muy ilusionante y le podría traer a Santa Cruz y, sobre todo a la isla de Tenerife, unas oportunidades que hoy en día no tienen, como la celebración de congresos. Hay que atraer aquí durante la temporada de invierno muchos veleros importantes, personas que desean pasarse una semana en buques escuelas, incluso ferias náuticas importantes... Esa zona va a ser muy atractiva y va a generar puestos de trabajo duraderos, no solo los de la construcción. Si se presenta una oportunidad de celebrar una gran conferencia del Atlántico, pues se puede celebrar aquí. Es una fortaleza para la ciudad, para la Isla y para Canarias.

¿Hay nuevas empresas interesadas en instalarse en Santa Cruz de Tenerife?
Los que conocemos el Puerto desde hace tiempo sabemos que una parte fundamental son las reparaciones navales. Tenerife se ha quedado sin reparación naval y, por tanto, sin todos los talleres que vivían en torno a esa reparación, talleres que tenían un grado de profesionalidad importante, que demandamos, que queremos que no se pierda. Estamos haciendo un esfuerzo en este sentido.

¿Y hay contactos con otras empresas?
Hay empresas que se quieren instalar pero cuando sea el momento se contará. La fábrica de chocolate va a empezar ya pero no sé fechas porque no depende de nosotros. Tienen sus planes de inversiones, su proyecto y están muy ilusionados.
El Puerto de Las Palmas considera que las subvenciones en este área favorecen a Santa Cruz.
No tiene sentido. Debemos de ser todos competitivos, respetuosos los unos con los otros, mirar hacia delante y mirar juntos, de tal forma que en Canarias existan varios puntos de reparación naval importantes. Debe ser una alternativa para la reparación de buques de todo tipo de tamaños y condición en el centro del Atlántico.

¿Y cuál es la razón de esa lucha?
A mí no se me ocurriría estar pensando en cómo le puedo quitar tráfico a Las Palmas o en que ellos lo puedan hacer con nosotros. Lo que hay que pensar es en cómo le quitamos trafico a Canadá, Escandinavia o África del Sur. Esa es nuestra competencia. Nosotros debemos ofrecer un servicio eficiente, de calidad, con innovación, que es lo que nos hace competitivos. Lo otro es beneficiar a terceros.
Al Puerto llegaron ayer tres nuevas grúas para el tráfico de contenedores. ¿Se está creciendo en este apartado?
Si no tienes grúas, no tienes contenedores. Las grúas que vienen son las Post Panamax; es decir, grúas que te permiten operar con barcos de muchísimos miles de Teus de contenedores. Había cinco grúas y con estas tres ya son ocho. Da seguridad para que vengan aquí todo tipo de contenedores para hacer carga y descarga.

¿Hay tráfico para tanto?
Yo espero que haya tráfico incluso para más. El tráfico no viene de un día para otro, de ahí la labor comercial, de captación.

Con más grúas, ¿será todo más ágil?
Ya se está operando con rapidez. La primera grúa que funcionó en el Puerto, la Tango 80, la monté yo siendo gerente de Capsa. Se dejó colocada el 6 de abril de 1978. Jamás me olvidaré de esa fecha. Quisimos hacerlo todo en un día, con todas las grúas del Puerto. Dejó de prestar servicio hace un año. Esa grúa hacía una media de 25 contenedores por hora. Hoy superan incluso los 35. Se hace más rápido.

¿Para cuándo estará funcionando la terminal de cruceros?
Entrará en funcionamiento en breve, incluso dentro de este año, al menos una parte de ella. Y la segunda parte en el primer trimestre de 2016. Es una nueva imagen que se le da al que llega. Ya ha cambiado y no es mérito mío, pero ya ha cambiado y cambiará más de aquí al concierto de Navidad, con el acceso de miles de personas, que será más cómodo y racional.

¿Hay contactos para atraer nuevas navieras, ya sean cruceros de paso o con escala base en Tenerife?
Lo más importante es que vengan los cruceros, no tanto que sean con escala base, porque que tengan puerto base supone que vienen por el aeropuerto, se meten en el barco y se van. Si llegan en barco, hacen sus excursiones, se bajan... Los cruceros en general, ya no solo en Tenerife y Canarias, sino en España, aumentan todos los años un 13%. La parte que más nos interesa es la de los cruceros de invierno y en ese sentido somos un puerto de primerísima categoría. Seguirá aumentando el número de barcos y seguirá aumentando el número de pasajeros que nos visitan, porque el tamaño de los barcos va aumentando también. Eso hace que nosotros en 2015 recibiremos casi un millón de cruceristas.

¿Qué tiene que hacer Santa Cruz para que los cruceristas se queden en la ciudad?
Santa Cruz tiene un buen alcalde y él sabe lo que tiene que hacer. Yo lógicamente tengo que defender que visiten la Isla, tanto Santa Cruz como La Orotava, La Laguna, el Teide, el Sur, la basílica de Candelaria o el Valle de Güímar. Esa es mi obligación. Pero yo creo que el alcalde está pensando en muchas cosas y bien. Es una persona con unas ideas claras para que el crucerista que venga también consuma en Santa Cruz.

¿Las obras del dique de San Andrés estarán terminadas en el plazo previsto?
Hay que terminarlo cuanto antes. Es un compromiso que han adquirido la Autoridad Portuaria y Santa Cruz, el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, todos juntos, para que no vuelva a ocurrir en San Andrés lo que ha ocurrido. Si la pregunta es cuando estará terminado, yo lo hubiese terminado ayer, porque esa es la necesidad.

¿Ya se ha cerrado el baño la zona de La Hondura y la playa del Parque Marítimo?
No he intervenido en el problema de los residuos en Santa Cruz porque el tratamiento del agua es un problema muy técnico y está intentando solucionarse. Y hay que solucionarlo por completo, en eso está el reto. Las aguas que tienen un contenido, una mezcla con residuos, no deberían ser aptas al baño y se deben cerrar.

¿La Refinería de Cepsa tiene cabida en Santa Cruz?
En este momento lo que hay que intentar conseguir es que la Refinería esté activa, porque son puestos de trabajos lo que se perdería. Hay que hacerlo con las condiciones ambientales necesarias, que las emisiones estén controladas. La Refinería ha salvado muchas personas del hambre en otras épocas y ha generado muchos puestos de trabajos. Ahora ya son menos, pero eso no quiere decir que tiremos la toalla, con las condiciones ambientales controladas siempre, por supuesto, pero no estamos para despreciar puestos de trabajos

A nivel del Puerto, ¿la Refinería es importante?
La Refinería sigue almacenando, lo que no hace es transformar crudo en combustible. Ahora está parada, pero es una actividad portuaria importante, que también genera puestos de trabajo, una importante actividad económica. Y repito, no se puede despreciar ni un solo puesto de trabajo.

¿El proyecto del gas natural licuado ya tiene fecha para su puesta en marcha en el Puerto de Santa Cruz?
Yo espero que en 2016 tengamos ya cosas hechas. Casi todos los grandes buques, en un futuro, usarán como combustible el gas natural licuado. Y ya no solamente el combustible para las centrales de ciclos combinados, que son las que menos contaminan, si no que también desde el punto de vista óptico, porque no necesitan grandes chimeneas. Además, tienen una respuesta mucha más rápida en potencia. Este tipo de gas es, además, el que más se adapta para ser complemento de las energías renovables, que son energías limpias, propias y nadie las puede quitar. El gas natural es absolutamente estratégico para nuestra tierra, para el suministro de los buques Post Panamax, que son prácticamente todos los que usan gas natural licuado, un combustible que, aunque de origen fósil, es mucho más limpio y menos peligroso.

El antiguo muelle de Santa Cruz, que conserva los disparos que se produjeron durante el ataque de Nelson, ¿podrá visitarse como pide la Tertulia de Amigos del 25 de Julio?
Creo que Santa Cruz, todo el litoral de Santa Cruz, ha sido importante para la historia de Tenerife. Cuando estaba en el Senado, le pedí al entonces ministro de Defensa, el señor Bono, traer el cañón Hércules a Tenerife, que se lo llevaron hace 100 años al museo de artillería de Madrid. Y lo conseguí. Defendí que tenía que estar en Tenerife y lo logramos. Todas las fortificaciones de nuestra ciudad forman parte de nuestra historia. Hay que hacerlo y estoy de acuerdo con la Tertulia de Amigos del 25 de Julio. Además, hay que señalizar todo, lo que queda del Castillo de San Cristóbal, cómo se perdió parte del Castillo de San Andrés; darle información a la gente. Tenemos una historia de la que nos tenemos que sentir muy orgullosos, no solo para nosotros, si no también para las personas que nos visitan.

La estación del Jet-Foil sigue cerrada. ¿Hay algún proyecto para ella?
Es un tema que tenemos que discutir. La estación y el buque de La Palma El Correíllo son un tesoro, junto al edificio de los Prácticos, que se está restaurando. Ese entorno es una joya y hay que darle todo el valor del mundo. En este momento hay proyectos pendientes, para una u otro empresa, pero es un lugar extraordinario para la cultura, para el ocio, que no molesta a nadie, que tiene aparcamientos. Tiene todas las características. Solo falta hacerlo.

Se conseguiría más cultura en el Puerto abriéndolo no solo durante el concierto de Navidad.
Yo estoy abierto a hacerlo. El concierto de Navidad ya estamos preparándolo. Va muchísima gente, más de 25.000 personas. Es atractivo para los cruceristas. De hecho, este año ya tenemos confirmada la asistencia de unos 4.000 cruceristas. La gente de los cinco continentes puede ver como aquí se celebra un concierto de Navidad cuando en otras partes del mundo está nevando y aquí, no es que estemos en pantalón corto y camiseta, pero casi. Cuando se va al convierto de Navidad, aunque interpreten obras que no has escuchado nunca, se siente como nuestro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine