La Laguna

Urbanismo suavizará las restricciones en el casco para ayudar a los comerciantes

El Consistorio acuerda con los portavoces de los empresarios permitir la colocación de elementos de ornato en la vía pública y la reforma de la ordenanza que regula la instalación de mesas y sillas

03.10.2015 | 02:00

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna renegociará las normas del Plan Especial del Casco Histórico con los comerciantes de la zona. La edil responsable de este departamento, la nacionalista Candelaria Díaz, se reunió ayer con el gerente de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa del casco de La Laguna (Alapyme), Julián González, para acordar estas modificaciones.
Según el Consistorio lagunero, la intención es "concretar y flexibilizar" las normas que afectan al ornato de las puertas de los establecimientos y la instalación de mesas y sillas en la vía pública. El Ayuntamiento, explicaron, tiene la intención de "apoyar" al pequeño comercio, que lleva años reclamando una norma que especifique qué es lo que se puede poner y cómo hacerlo en la zona afectada por la declaración de Patrimonio por la Unesco.

Pese a que es una vieja aspiración de los pequeños y medianos comerciantes del casco histórico, la situación se desencadenó con una inspección realizada hace unas dos semanas en las principales calles comerciales. Dos técnicos de Urbanismo se personaron en los establecimientos indicando a sus responsables que debían retirar cualquier elemento que estuviera presente en la vía pública. Es habitual que los comercios coloquen pequeños adornos, como plantas decorativas o pequeñas figuras, para atraer a los clientes.

El objetivo ahora es establecer un criterio único sobre estos pequeños adornos que ocupan muy poco espacio público y que sirven de promoción. También se pretende ordenar la proliferación de terrazas y puntualizar aspectos que en su día no fueron recogidos en el Plan Especial.

El portavoz de los comerciantes explicó ayer que agradece "la buena predisposición y la rapidez" que ha tenido la concejal Díaz a este respecto. "Estamos hablando de una situación que no se puede posponer. Hay muchas familias que dependen de esto y es increíble cómo cambian los balances de las cajas registradoras gracias a pequeños adornos que en ningún momento entorpecen ni molestan y que se retiran al cierre", aseguró González. "Somos los primeros interesados en velar y cuidar por nuestro entorno pero no hay uniformidad de criterio y es necesario planificar el desarrollo de la zona, coordinarnos e informar adecuadamente de las normas. El casco debe verse desde un punto de vista global", apostilló.

Hay muchos detalles que pulir en la que será la primera revisión del Plan Parcial del Casco Histórico de La Laguna, aprobado en 2003. Este documento es el encargado de formular los criterios que garantizan "la preservación de los valores históricos, culturales y patrimoniales" que propiciaron su inclusión en la lista de la Unesco y, entre otros muchos aspectos, regula "la corrección de la tendencia a la excesiva concentración de usos terciarios dentro del centro histórico". Afecta a todas las vertientes en la vida de este espacio, incluidos "el sistema de accesibilidad, la circulación viaria y el transporte de zonas y mercancías".

Sobre la mesa de un debate que se abordará "de inmediato" estarán asuntos concretos que hasta ahora no estaban regulados. "Hay temas puntuales, como la posibilidad de colocar cortavientos en las terrazas. Nos hemos acostumbrado a ver calefactores entre las mesas en invierno pero hay calles y zonas donde es necesario instalar cortavientos para evitar que los clientes de las cafeterías se congelen", puntualizó González. Los comerciantes exigirán también que se informe a los solicitantes de licencias "de lo que se puede o no hacer en cada local".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine